Menu

                 

Meta, amenazado por bosques arrasados

La deforestación es causante de emergencias  naturales como avalanchas, remoción en masa e inundaciones. La deforestación es causante de emergencias naturales como avalanchas, remoción en masa e inundaciones. Foto:Periódico del Meta

El Meta es el tercer departamento del país con mayor deforestación, según estadísticas del   Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales-IDEAM, la cual viene originando cambios climáticos que afectan directamente los procesos de riesgos naturales en esta zona del país.    

Muchos colombianos recuerdan la tragedia que se presentó en el municipio de Mocoa el primero de abril de 2017, cuando una avalancha de piedras, agua y lodo arrasó con varios barrios de la capital del Putumayo dejando a su paso más de 300 víctimas mortales. Sin embargo, ante la sorpresa de todos, uno de los barrios que quedó en pie fue El Carmen y gracias a un bosque primario que allí se encontraba y el cual evitó que la tragedia fuese mayor. La siembra de este bosque estuvo a cargo del pediatra Carlos Riascos, quien llevaba 30 años sembrando árboles, durante los cuales plantó alrededor de 5.000.

 

Esa labor de reforestar la aprendió bien Bibiana Coronell, una comerciante de Acacías quien  desde hace varios meses realiza una labor de reforestación en varios puntos de ese municipio, junto a otros habitantes de esta zona.

“Nosotros somos un grupo de unas 200 personas que hacemos parte de Acacías Bendecida, con el cual comenzamos este año a realizar una labor de siembra de árboles en varios puntos de nuestro municipio como la vía a las veredas La Palma, San Cristóbal y Alto Acaciita, también los hemos hecho en las rondas de algunos ríos y en otros sectores del municipio. Hasta el momento hemos logrado sembrar más de 1.000 árboles con la ayuda de la Policía Nacional y de otras instituciones”, manifiesta la activista.

La comerciante manifiesta que el objetivo de esta labor de reforestación es la de enseñarles a los niños y a las familias la importancia de cuidar el medio ambiente, para tener un mejor futuro y evitar riesgos naturales que afecten al municipio.  

Al igual que el médico Carlos Riascos de Mocoa, a Bibiana Coronell también la han criticado por la labor de reforestación que realiza en Acacías, ya que algunas personas consideran que esta actividad la hace con fines políticos o económicos. Los árboles que han sembrado son gracias a donaciones, comprándolos o solicitándolo a entidades del municipio.

Obras como estas ayudan a atenuar desde lo local las altas tasas de deforestación en el Meta. Según datos del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales-IDEAM, entidad encargada de dar a conocer las alertas temprana sobre deforestación en Colombia, este departamento  es el tercer departamento del país con más hectáreas deforestadas en los últimos años, alcanzando una tasa promedio de 18.000 hectáreas anuales, siendo los municipios de Mapiripán, La Macarena, Mesetas, Uribe y Vista Hermosa, los más afectados por este flagelo.

Aunque la deforestación no incide directamente en los fenómenos naturales de riesgos que se presentan en el Meta, si tiene alguna incidencia ya que de alguna forma acelera los procesos, especialmente en aquellos lugares donde se les cambia el uso de los  suelos y procesos como remoción en masa se van a dar con mayor frecuencia y más grande.

Si la deforestación se produce en las partes altas de las montañas, estas pueden llegar a causar deslizamientos de tierra afectando a las personas que habitan cerca de esas zonas.

(Lea también El factor tierra)

No solamente los bosques del Meta se ha visto afectado por la deforestación, también algunas áreas de rondas de los ríos han sufrido este flagelo, lo cual origina que se presenten riesgos como desbordamientos de estos causando inundaciones que afectan directamente a las viviendas que se encuentran en algunos casos dentro del mismo cauce del rio y las que están muy cerca de las rondas de estas fuentes hídricas.

“Antes de que se firmaran los Acuerdos de Paz entre la guerrilla de la Farc y el Gobierno Nacional, históricamente este grupo insurgente había mantenido aislada algunas zonas del sur del departamento, donde estaban las áreas boscosas y los bosques primarios, pero al desaparecer la Farc del Meta, se comenzó a incrementar la deforestación de manera considerable, esto ha hecho que se eleven las alertas para buscar soluciones conjuntas articuladas que nos permitan mitigar estos motores que aceleran la deforestación en esta zona del país”, indicó Miguel Oswaldo Avellaneda Lizcano, Secretario de Medio Ambiente y Recursos Minero Energéticos de la Gobernación del Meta.

El funcionario agregó que se trabaja de manera conjunta con entidades como la Policía Nacional, el Ejército Nacional, la Fuerza Área Colombiana, la Fiscalía, Cormacarena, Parques Nacionales y la Gobernación del Meta, las cuales conforman la Burbuja Ambiental, estrategia que se creó para contrarrestar el problema de la deforestación en el Meta.

“Para aminorar este flagelo en el territorio metense la gobernación del Meta ha venido realizado fuertes campañas de reforestación con la estrategia de Gobernanza Forestal bajo la cual se ha logrado sembrar en el 2017 unos 150.000 árboles en todos los municipios del departamento, esta campaña se realiza conjuntamente con las instituciones educativas, la fuerza pública, las alcaldías municipales, los líderes ambientales y ONG ambientalistas, como un mecanismos de respuesta efectiva para que los habitantes de estos municipios entiendan la importancia de cuidar y proteger nuestros recursos naturales”, explicó Avellaneda Lizcano.

(Lea también Países aliados apoyarán plan contra deforestación)

La Gobernación del Meta en su Plan de Desarrollo 2016-2019, tiene como meta reforestar un total de 100 hectáreas en todos los municipios del departamento durante el cuatrienio.   

En el Quinto Encuentro de la Industria de Agregados, realizado en la ciudad de Cartagena, en el mes de septiembre, la gobernación del Meta firmó el acuerdo de Entendimiento Agua con algunas de las empresas de minería que están con el río Guayuriba y la Corporación Ambiental Cormacarena, para realizar un proceso de recuperación de la ronda de esta fuente hídrica, ya que este es uno de los ríos que en época de invierno presenta grandes inundaciones que termina afectando cultivos productivos y a los habitantes que se encuentran cerca de la ronda de este río.

Lo que se busca con este acuerdo es realizar un proceso de reforestación y restauración en toda la cuenca del Guayuriba para mitigar los efectos que se presentan en la temporada invernal.

Otros lugares donde se puede generar deforestación en el departamento del Meta, son en las rondas de los ríos, la cual de alguna forma incide para que presenten riesgos naturales como inundaciones.

“Los ríos que tienen una ronda con una buena cobertura vegetal no suelen tener una variación significativa en su cauce, debido a que las raíces de los árboles que se encuentran en estas zonas permiten tener un mejor agarre del suelo, y evitan que los cauces se desvíen y provoquen inundaciones que puedan afectar a los habitantes que residen cerca de estos ríos”, manifestó July Andrea Forero, ingeniera Forestal del grupo Biótico de Cormacarena.

La Corporación para el Desarrollo Sostenible del Área de Manejo Especial de La Macarena Cormacarena, ha reforestado desde el año 2012 hasta el 2016 un total de 3.546 hectáreas en todos los municipios del departamento del Meta.

(lea también La mayoría de procesos en Cormacarena es por tala de árboles) 

“La Autoridad Ambiental tiene varios mecanismos para luchar contra la deforestación como son: la medida de reposición en árboles, la cual consiste que por cada árbol talado se debe sembrar mínimo 5, pero cuando es una especie como el cedro, se tiene la autonomía para  solicitar incrementar esa cifra a 10 árboles”, agregó la ingeniera Forestal, July Forero.

La unión de varias causas son las que generan los diferentes procesos de riesgos naturales que se presentan no solo en el departamento del Meta, sino también en el resto del pais, y una de ella es la deforestación, la cual incide directamente en el cambio climático, generando variables climáticas como el fenómeno de la Niña y el Niño los cuales pueden ocurrir en intervalos de 3 a 5 años, pero estos pueden variar y presentarse en un periodo más corto actualmente, debido al calentamiento global que se está presentando en la tierra.

El fenómeno de El Niño puede llegar a tener una duración entre 9 meses a 2 años y causar debilitamiento de los vientos alisios, la temperatura superficial del océano Pacifico se eleva, se presenta mayor nubosidad y se produce abundantes precipitaciones, lo cual genera inundaciones por el aumento de los cauces de las fuentes hídricas.

Durante la Niña la temperatura del océano es fría, se presenta escasez de lluvias, sus condiciones duran entre 9 y 12 meses, pero los episodios pueden durar hasta 2 años. Se produce con menos frecuencia que El Niño. 

volver arriba
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here