Menu

                 

Actual reforma electoral no convence a la MOE

Para los miembros de la Misión Electoral Especial (MEE)*, el actual proyecto de reforma política, que cursa vía Fast Track en el Congreso, no hace ni más moderno el sistema electoral ni ayuda a ampliar la democracia territorial para que esta sea más inclusiva. Al contrario, en áreas como la arquitectura del sistema electoral, la representatividad territorial, el seguimiento a la financiación de las campañas y la ampliación de espacios de participación política de la mujer, retrocede frente a lo propuesto por la MEE en abril de este año.

Según el grupo de expertos de la MEE, la actual reforma que debate el Congreso no es clara en los problemas que busca resolver, ha venido perdiendo coherencia y, en la medida que tras cada debate se improvisan fórmulas de artículos, se ha tornado contradictoria e ineficaz. De manera específica se refirieron sobre cinco (5) temas:

Sobre la arquitectura nacional electoral

Según Salvador Romero Ballivián, experto internacional en asuntos electorales y ex presidente de la Autoridad Electoral de Bolivia, “Desde la última década del siglo XX se impuso en América Latina una tendencia a conformar órganos electorales independientes, autónomos y profesionalizados. La evidencia indica que instituciones con esas características elevan la confianza ciudadana en los procesos electorales, garantizan imparcialidad a los actores políticos y, en el largo plazo, inciden positivamente sobre la calidad de la democracia. Progresivamente se abandonó la composición partidista del árbitro electoral”.

Añadió que la propuesta planteada por la MEE se encaminaba en la dirección correcta y que el proyecto en actual discusión no resuelve el conflicto entre las funciones administrativas de los consejeros electorales y las de los jueces responsables de la justicia electoral.

Para Alejandra Barrios Cabrera, directora nacional de la Misión de Observación Electoral MOE, “lamentablemente, Colombia está perdiendo la oportunidad de darle autonomía, independencia e imparcialidad al Consejo Nacional Electoral –CNE-. Estos son requisitos esenciales para la credibilidad de la institución que debe arbitrar los procesos electorales, para la transparencia y equidad de los comicios, y para garantizar condiciones de igualdad a las organizaciones políticas que participan en la contienda electoral.”

La directora de la MOE añadió que, “ni la nominación, ni la elección de los miembros del CNE debe quedar en manos del Congreso de la República. No avanzar en este sentido sería hacer reformas cosméticas e intrascendentes”.

Finalmente Alejandra Barrios se refirió a la evidente intervención del Consejo de Estado en la redacción y trámite de la reforma ante las ramas ejecutiva y legislativa en detrimento del principio de separación de poderes, dada la afectación directa de sus atribuciones.

Sobre Financiación de campañas

Según Elisabeth Ungar, en materia de financiación de la política esta reforma no establece medidas para romper la relación entre ilegalidad, corrupción y política. En tal sentido destaca tres aspectos que se deberían tener en cuenta, “En primer lugar, se requiere contar con una autoridad electoral que tenga la capacidad técnica, la independencia y autonomía política y presupuestal para hacer control y vigilancia integral de las campañas; en segundo lugar, es necesario dejar de intentar controlar las campañas desde Bogotá. Por ello hay que garantizar la presencia territorial de la autoridad electoral; y por último, y no menos importante, es evidente que tanto la autoridad electoral nacional como sus delegadas departamentales deben contar con la independencia y autonomía propias de instituciones no partidizadas.”

Sobre ampliación de la democracia y representatividad territorial

Sobre la profundización de la democracia territorial, Juan Carlos Rodríguez Raga, profesor de Ciencia Política y codirector del Observatorio de la Democracia de la Universidad de los Andes, indicó que, “los elementos que pretendían subsanar el reconocido déficit de representación que tiene buena parte del territorio nacional en el Congreso, especialmente relevantes en el escenario de posconflicto y de construcción de paz territorial que prevé el acuerdo alcanzado entre el gobierno y las Farc, quedaron completamente por fuera de la reforma. En una coyuntura en la que los partidos políticos y el Congreso han alcanzado el nivel más alto de desprestigio en la historia reciente del país, esta negligencia desconoce uno de los mayores retos hoy en Colombia cual es mejorar la calidad de la representación y de la rendición de cuentas de los elegidos, y envía el peligroso mensaje de una institucionalidad desconectada de la opinión y las expectativas de los ciudadanos.”

Sobre la democracia interna de los partidos y la ampliación de la participación equitativa de la Mujer

Para Jorge Enrique Guzmán, asesor de PNUD y facilitador de procesos electorales en varios países del mundo, la propuesta de la MEE de fortalecer la democracia interna de los partidos políticos en la toma de decisiones claves como: dirigencia, candidatos, propuestas del partido, presupuesto, régimen interno y rendición de cuentas, mediante la adopción de criterios mínimos de inclusión por población, por territorio y por tendencias internas, se desconoce totalmente en la actual propuesta.

Al mismo tiempo afirmó que, “pese a que de manera reiterada organizaciones internacionales y nacionales les han señalado a las diferentes bancadas del Congreso la urgente necesidad de incorporar principios y reglas claras que disminuyan la brecha de representación política de la mujer, el Congreso ha sido reacio a incorporar estas recomendaciones.” Recordó que Colombia se ubica como uno de los países más atrasados de Latinoamérica y del mundo al ocupar el puesto 105 de 190 en el Ranking de Participación Política de la Mujer.

Lo que se rescata

Los expertos de la MEE coinciden en que uno de los pocos temas que acertadamente se han mantenido en el texto de la reforma política que actualmente cursa en el Congreso, es el del registro de afiliados. “Avanzar hacia partidos de afiliados definitivamente contribuye al fortalecimiento y democratización interna de las organizaciones políticas, permitiendo a su vez que la conformación de listas cerradas sea el resultado de consultas internas y no de decisiones arbitrarias. Las medidas anteriormente señaladas también permitirán mejorar la calidad del control sobre la financiación de las campañas políticas”.    

La Misión Electoral Especial – MEE – estuvo conformada por la Misión de Observación Electoral- MOE, los expertos Alberto Yepes* –Magistrado de la Sección Quinta del Consejo de Estado-; Salvador Romero Ballivián –experto internacional en asuntos electorales y ex Presidente de la Autoridad Electoral de Bolivia-; Elizabeth Ungar –Ex directora de Transparencia Colombia-; Juan Carlos Rodríguez Raga –profesor de Ciencia Política y codirector del Observatorio de la Democracia de la Universidad de Los Andes– y Jorge Enrique Guzmán –asesor de PNUD y facilitador de procesos electorales en varios países del mundo-.

Leer más ...

Mediante Reforma Política, partidos grandes pretenden eliminar partidos locales

Para la Misión de Observación Electoral MOE y Transparencia por Colombia, temas como la previsible desaparición de partidos políticos locales debido a las barreras que se imponen y la forma en que se elegirían miembros del Consejo Nacional Electoral, no soluciona su incapacidad para aplicar medidas de lucha contra la financiación irregular e ilegal y van en contravía del espíritu inicial de la reforma.

•             La reforma establece unos requisitos muy elevados para la consolidación de nuevas organizaciones de alcance nacional.

•             Reforma no garantiza, ni independencia, ni neutralidad, del Consejo Nacional Electoral

•             Sin una autoridad técnica e independiente que investigue los temas de financiación, el proyecto no será efectivo. 

Leer más ...

‘Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia’: así se llamará el partido político de las Farc

El nombre, revelado por Iván Márquez desde la zona veredal de Pondores, se conoce previo al congreso constitutivo del movimiento político, en el que se definirán los cuadros directivos y los aspirantes a cargos de elección popular.

En el marco del evento simbólico de extracción de los últimos contenedores con las armas de las Farc, este martes esa organización confirmó cuál será el nombre con el que, de ahora en adelante, se conocerán en la arena política: ‘Fuerza Alternativa Revolucionaria de Colombia’, denominación que reúne las mismas siglas con las que fue identificado el movimiento subversivo durante más de cinco décadas.

“No queremos romper los vínculos con nuestro pasado. Hemos sido y seguiremos siendo una organización revolucionaria. Queremos ser la voz de los excluidos, de los sin voz, de los que viven en la miseria, la voz de la gente honesta y buena de Colombia”, argumentó Iván Márquez, jefe de las Farc, durante el evento que se desarrolla en Fonseca, La Guajira, donde hasta hoy funcionó la zona veredal de Pondores. (Lea también: Fin a la dejación de armas y a las zonas veredales)

El acto de este martes, en el que también participa el presidente Juan Manuel Santos, cierra un ciclo que empezó el 23 de junio de 2016, cuando el Gobierno y la insurgencia pactaron el cese bilateral del fuego,que se mantuvo hasta hoy y que constituye el cierre definitivo del conflicto armado entre el Estado y las Farc. En esa línea, Iván Márquez destacó que con el acto en Pondores termina el proceso de verificación tanto del cese al fuego como la dejación de armas. Ahora, declaró, la ONU tendrá la tarea de vigilar la reincorporación de las Farc a la vida económica, política y social del país.

"Se va a verificar el asunto de la seguridad de las comunidades que habitan los territorios. Nosotros queremos que la implementación de los acuerdos de paz no se vaya a quedar inconclusa como las zonas verdales. Creemos en la palabra del señor presidente (…) Le hemos cumplido al país y vamos a cumplir cuando seamos Gobierno y lo decimos haciendo al mismo tiempo un homenaje a los milicianos recientemente asesinados. Me refiero a Norbey Téllez, quien estaba certificado por la Oficina del Alto Comisionado de Paz y por Naciones Unidas”, expresó el jefe de las Farc.

En referencia a la Unión Patriótica, movimiento político de izquierda que fue silenciado por las balas al término de un proceso de paz, Iván Márquez manifestó que las Farc no quieren que haya “más destrucción de alternativas políticas” e instó al Gobierno a hacer una manifestación de responsabilidad y suscribir un compromiso mutuo de no más guerra.

“No queremos que nunca más se repita esta historia de guerra. Queremos invitar al Gobierno a que nos pongamos de acuerdo para elegir un día en el que hagamos una manifestación de responsabilidad y nos comprometamos a que un nunca más haya guerra, para que podamos –sobre ese compromiso– construir de manera firme el edificio de la paz, que es el que tenemos destinado para las futuras generaciones”, precisó Márquez.

El nuevo nombre con el que será identificado el movimiento político se conoce previo al congreso constitutivo del partido de las Farc –que se realizará entre el 27 y el 31 de agosto– en el que excombatientes y sus jefes se darán cita para definir los aspirantes a cargos de elección popular y los cuadros políticos del movimiento, que ahora se medirá en las urnas, en igualdad de condiciones, con los demás, para alcanzar curules en el Congreso y representar sus intereses.

Por ahora, los 61 miembros del Estado Mayor Central de las Farc están construyendo las tesis políticas que llevarán a la discusión en el congreso del partido. Este pleno es el primero que el movimiento realiza, en 53 años de existencia, sin la amenaza de la persecución militar, y al mismo tiempo será el último de esta organización, ya que a partir de la última semana de agosto nacerá la nueva organización legal y sus militantes se regirán por un nuevo reglamento.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here