Menu

                                                                                          

El factor tierra

Es justificado el temor que infunden entre los metenses nuestros caños y ríos en la actual temporada invernal. Con cada aguacero todos empezamos a mirar preocupados estos afluentes a los que, paradójicamente, solo vemos en temporadas de lluvias, pues el resto de épocas les damos la espalda y usamos para botarles escombros, basuras, contaminarlos y talar sus riberas.

El susto más reciente fue con el río Guacavía, en Cumaral, que presentó un derrumbe en la parte alta de su cauce, provocando una alerta de avalancha en los habitantes de los centros poblados y casas cercanas. Igual sucedió con el Ariari que se llevó la bancada de la vía entre Meta y Guaviare a la altura de Fuentedeoro. También con Caño Parrado, en Villavicencio, que acostumbraba a ser tranquilo pero esta vez, sin desbordarse, afectó varios barrios. Antes había sucedido con el Guatiquía, el Ocoa e incluso con quebradas que parecían controladas en los alrededores de la vía al Llano.

El mensaje de la naturaleza es claro: o aprendemos a convivir con ella o se encargará de tomar cartas en el asunto y recuperar de la manera más dolorosa el espacio que por millones de años le ha pertenecido y todos nosotros le usurpamos.

Los seres humanos deberíamos saber ya que nuestro falso confort, nuestra economía, y nuestras actividades no pueden estar supeditadas al abuso de los recursos naturales. Ya lo advirtió el IGAC recientemente “de las más de 3,6 millones de hectáreas que conforman los 15 municipios de La Macarena y el Ariari, el 59% tiene suelos no arables de las clases agrológicas 6 y 7, es decir, con capacidad solo para las actividades agroforestales. Entre tanto, el 21% está conformado por terrenos aptos para la agricultura y el 19% por suelos que deben ser conservados, debido a su importancia ambiental.”

El ICAG advierte que una buena parte del suelo debe protegerse, pero en una coyuntura política actual en la que el reordenamiento de la propiedad de la tierra, se debe tener mucho cuidado porque su tenencia podría generar nuevos odios.    

Es más, la entidad estatal va más allá y advirtió que una futura explotación petrolera podría afectar considerablemente los recursos naturales de ambos territorios del departamento del Meta.

Con estos datos ¿seguirá siendo pertinente hablar del futuro agroindustrial del Ariari? Si la respuesta es ‘sí’, podemos acostumbrarnos a más ríos tratando de reclamar sus cauces y de la tierra vengando su deforestación.  

Leer más ...

Autoridades descartan avalancha en Cumaral

El invierno no da tregua en el Meta. Las intensas lluvias que han caído en los últimos días en el piedemonte llanero han  puesto en alerta roja  a todos los organismos de socorro  y afectado algunos sistemas de acueducto.

Entre estos la Planta de Tratamiento  de agua potable  del municipio de Cumaral, la cual sufrió daños en   la tubería de la línea de aducción, tras un derrumbe  registrado aguas arriba de la bocatoma, el cual elevó  los niveles de turbiedad del río Guacavía, al punto de no permitir la potabilización del agua por las grandes cantidades de lodo.

Mayibe Jaramillo Castro, Coordinadora de Plantas de Tratamiento de Edesa S.A. ESP, aseguró que la planta de potabilización, que se surte del río Guacavía, se encuentra operando con 35 litros por segundo de agua, proveniente de dos fuentes alternas, una de ellas el acueducto de la vereda Caney, que están siendo suministrados a los usuarios de este municipio.

Aseguró que el suministro se normalizará una vez desciendan los niveles de turbiedad del agua, aclarando que también se encuentra operando la planta de tratamiento Monserrate, con la cual disponen de 23 litros por segundo de agua.

La funcionaria indicó que los operarios de la Empresa de Servicios Públicos del Meta, están trabajando para normalizar el suministro del líquido, pero las condiciones difíciles generadas por el derrumbe, han dificultado los trabajos y estos no han podido ingresar al lugar para reparar la tubería.

 

Entre tanto, las autoridades también  reportaron un represamiento del río Guacavía, a la altura de la vereda San Joaquín, en el municipio de Cumaral.  

La creciente, que colocó en estado de alerta a varias poblaciones  ribereñas de este  municipio,  se produjo debido a las fuertes lluvias que se han  presentado durante los últimos días  en las partes altas de la Cordillera oriental, donde nace este afluente hídrico.

 

Organismos de socorro que hacen presencia en el sitio, desestimaron amenaza de avalancha, luego que  elrepresamiento que se presentaba en la parte alta del río Guacavía cediera poco a poco. La información oficial de la Gobernación del Meta indica que "El agua que estaba represada en la parte alta del río Guacavía ya bajó pero no en bombada como se estaba diciendo por lo que la emergencia y la alerta van disminuyendo. El monitoreo continúa y mañana se seguirán realizando los sobrevuelos".

 

Sin embargo, se recomendó a las poblaciones ribereñas de esta municipalidad estar alertas para evacuar la zona en caso de cualquier eventualidad.

 

 

 

Leer más ...

Lluvias afectan servicio de agua en Cumaral

Un derrumbe registrado aguas arriba de la bocatoma del acueducto del municipio de Cumaral, elevó los niveles de turbiedad del río Guacavía, al punto de no permitir la potabilización del agua por las grandes cantidades de lodo.

 Mayibe Jaramillo Castro, coordinadora de Plantas de Tratamiento de Edesa S.A. ESP, señaló que la planta de tratamiento principal de Cumaral está operando pero no en su máxima capacidad, captando agua de una fuente alterna, suministrando 25 litros por segundo a los usuarios.

Aseguró que el suministro se normalizará una vez desciendan los niveles de turbiedad del agua, aclarando que también se encuentra operando la planta de tratamiento Monserrate, con la cual disponen de 20 litros por segundo.

La funcionaria indicó que los operarios de la Empresa de Servicios Públicos del Meta, están trabajando para normalizar el suministro del líquido, pero las condiciones difíciles generadas por el derrumbe, han dificultado los trabajos.

Leer más ...

Fuertes lluvias en Villavicencio provocaron emergencias

Después de más de tres  horas de torrenciales lluvias sobre Villavicencio, las autoridades decretaron la alerta roja por la inminente amenaza de desbordamientos de caños y ríos. 

 
Según un reporte del Cuerpo de Bomberos de la capital del Meta, la principal situación de peligro es Caño Maizaro, en el sector del Siete de Agosto y en general a lo largo del afluente. 
 
También se reportó el caudal del río Guatiquía formó un represamiento con el Caño Parrado que generó que el sistema de alcantarillado  colapsara y  provocó inundaciones en casas del barrio Brisas del Guatiquía, Las Delicias, y La Lambada tres de los más marginales de la ciudad. 
 
Algunos testigos dijeron que las personas salieron desesperadas de sus casas ante las inundaciones, pero pronto las autoridades controlaron la situación. 

Este mismo cuerpo de socorro reportó una vivienda destruida detrás del centro de salud de Servimédicos en El barrio Barzal, donde ya fueron evacuadas 4 personas: Gladys Diaz Jaramillo, Rafael Antonio Romero, Jairo Efraín Arevalo y Martha Zapata. 
Igualmente, en el barrio San José, una familia evacuada.

La Unidad de Gestión del Riesgo de Villavicencio previno a los habitantes de las zonas aledañas de los caños para que estén atentos pues se podrían presentar crecientes súbitas a lo largo de la noche pues en la parte alta de la cordillera también está lloviendo de manera intensa.
 
La concesionaria vial Coviandes, informó que el peaje Naranjal había sido cerrado sobre las 8:30 de la noche, paralizando el tráfico por la vía al Llano, debido al posible de un desbordamiento de una quebrada que pasa por este sector. Sin embargo poco después la situación de tránsito se normalizó.
 
Más tarde se reportó que el caudal del río Contador hizo colapsar el puente antiguo que une a Puente Quetame con Quetame y que las autoridades de Cundinamarca también estaban en máxima alerta.  
 
Al final de la noche. cuando las lluvias cesaron, se bajó la alerta a amarilla y las autoridades y organismos de socorro dijeron que seguían vigilando los caños y ríos que ya habían descendido sus niveles. 
 
 
 
 
Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here