Menu

                                                                                          

En marcha control del transporte intermunicipal entre Villavicencio y municipios vecinos

Con el fin de organizar y controlar la prestación del servicio de transporte público intermunicipal entre Villavicencio y los municipios de Acacías, Restrepo y Cumaral, el Gobierno municipal puso en marcha las medidas adoptadas mediante el Decreto 266 de 2017, expedido bajo los lineamientos de la normatividad vigente del Ministerio de Transporte.

Tras un trabajo articulado entre la Secretaría de Movilidad y la Terminal de Transporte, y con el visto bueno de las autoridades involucradas, quedó definida el área de influencia de la Terminal de Transporte de Villavicencio y las rutas por las cuales los vehículos que prestan el servicio intermunicipal, deben movilizarse tanto para llegar como para salir de la ciudad, las cuales tendrán puntos específicos para el abordaje de pasajeros. Además, se determinó como el único punto de llegada y salida la Terminal, tal como lo establece el Ministerio de Transporte.

El gerente de la Terminal de Transporte de Villavicencio, Alcides Socarrás, dijo que con la aplicación del Decreto 266 se espera igualmente erradicar los parqueaderos ubicados en los barrios Villa Julia, El Emporio y Barzal, que son actualmente sitios de salida y llegada de los vehículos de transporte público intermunicipal que cubren las rutas a los municipios de Acacías, Restrepo y Cumaral.

Por su parte, Wilson Suárez, director de Planeación y Prospectiva de la Secretaría de Movilidad, afirmó que las nuevas medidas aportarán para organizar el transporte público en la ciudad, mejorar la movilidad y hacer más seguro el abordaje de los pasajeros.

El origen de las medidas

El gerente Socarrás recordó que a raíz de una acción de cumplimiento interpuesta en el año 2013 con el fin de hacer cumplir el Decreto 209 de 2012 -que determinó que el único sitio de abordaje y descenso permitido era la Terminal de Transporte y definió las rutas por los cuatro corredores de entrada y salida de Villavicencio-, se dio un primer fallo en ese sentido en el 2014, que a su vez fue apelado y posteriormente, a finales del mismo año, se produjo uno de segunda instancia ratificando la obligación de cumplirlo; que al no producirse generó dos incidentes de desacato en el transcurso del 2015 en contra del Alcalde y el Secretario de Movilidad de ese entonces.

Socarrás afirmó que el tema fue dilatado ante el Juzgado respectivo, hasta que al asumir la actual administración municipal, las mismas personas de la Terminal que en el 2013 interpusieron la acción de cumplimiento nuevamente impulsaron el tema.

“Durante el 2016 realizamos dos reuniones con el Veedor que representa a esas personas, se involucró a los transportadores y trabajamos en el tema, llegando a un punto de encuentro para modificar el Decreto 209, pero como está enmarcado en una acción judicial, fue necesario hacer una sinergia entre estos, el Juzgado y las diferentes entidades (Personería, Procuraduría, etc.), para enterarlos del trabajo a realizar dentro del marco normativo existente”, dijo el Gerente de la Terminal. No obstante, el Gobierno municipal empezó imponer sanciones y a hacer cumplir dichas medidas.

Agregó que esto originó la inquietud de los transportadores de Acacías, Restrepo y Cumaral, quienes al sentirse afectados pidieron la intervención de los respectivos alcaldes, a quienes se les explicó el cumplimiento de la acción judicial y que la intención no era perjudicar ni a los transportadores ni a los habitantes de esos tres municipios vecinos, a los cuales el Gobierno ‘Unidos Podemos’ valora como parte de la fuerza productiva de la capital y a otros que diariamente le aportan a la ciudad porque vienen a hacer trámites y diligencias.

 

Así son las rutas de salida e ingreso entre Villavicencio y Acacías

A través del Decreto 266 de 2017, la Alcaldía de Villavicencio definió las rutas por las cuales deben transitar los vehículos taxis Tipo A (capacidad hasta nueve pasajeros) que prestan el servicio de transporte público intermunicipal entre esta ciudad y el municipio de Acacías, tanto para llegar como para salir de la capital metense.

Ambas rutas cuentan con puntos específicos o paraderos, para que los ciudadanos puedan abordar los vehículos.

El gerente de la Terminal de Transporte, Alcides Socarrás, confirmó que estos paraderos ya están siendo socializados entre los pasajeros habituales y que internamente se viene trabajando en el tema operativo con las empresas transportadoras, con el fin de coordinar el despacho de dichas rutas.

 

Villavicencio – Acacías (Taxis tipo A)

Sale de la Terminal de Transporte, sigue por el anillo vial hasta llegar al parque Los Fundadores. Toma enseguida la carrera 40, pasando por Torres de San Juan, el barrio Villa María y la Clínica Somos, en donde hay un paradero autorizado.

De allí continúa por el barrio Siete de Agosto, baja por la sede de la DIAN, en donde hay un segundo paradero. Prosigue por la calle 32 hasta llegar a la Cooperativa de Transportadores del Meta (Cootransmeta), en donde está otro paradero; se pasa por la estación de servicio La Vorágine para conectar con la avenida 40, pasa frente a Unicentro, la Cámara de Comercio, en donde hay un nuevo paradero; continuar por la avenida 40, el hotel Estelar (otro paradero) y las instalaciones del Sena, en donde está el último paradero, para luego tomar rumbo al municipio de Acacías.

 

Acacías – Villavicencio (taxis tipo A)

Los vehículos que vienen de Acacías ingresan por el parque Los Fundadores para tomar la carrera 40 y llegar al primer paradero en la esquina contraria a la entrada del Sena. Luego se sigue por Torres de San Juan, el barrio Villa María, la Clínica Somos, en donde hay un segundo paradero; y continuar por el Siete de Agosto hasta la sede de la DIAN, en donde hay otro paradero.El recorrido sigue por la calle 32 hasta llegar a Cootransmeta (paradero), pasar por la estación La Vorágine y llegar al parque del Petróleo, contiguo al puente elevado del Maizaro, en donde hay un nuevo paradero.

 

Se continúa por la carrera 33 o salida hacia el municipio de Puerto López, permitiéndose un nuevo paradero frente a los colegios (Normal Superior y Nacionalizado Femenino), pasar por el puente elevado de Postobón y Makro, en donde está el último paradero, y de ahí llegar a la glorieta de la Séptima Brigada y conectar con el anillo vial para arribar finalmente a la Terminal de Transporte.

 

Estas son las rutas de salida e ingreso entre Villavicencio, Restrepo y Cumaral

El Decreto 266 de 2017 expedido por la Alcaldía de Villavicencio, también definió las rutas por las cuales deben transitar los vehículos taxis Tipo A (hasta nueve pasajeros) y las busetas Tipo B (capacidad mayor a nueve pasajeros) que prestan el servicio de transporte público intermunicipal entre esta ciudad y los municipios de Restrepo y Cumaral, tanto para llegar como para salir de la capital metense.

Estas rutas igualmente cuentan con puntos específicos o paraderos, para que los ciudadanos puedan abordar los vehículos.

Villavicencio – Restrepo - Cumaral (Para camperos y taxis Tipo A)

Los vehículos salen de la Terminal de Transporte, conectan con la avenida a Catama y frente a Tiendas Olímpica está el primer paradero. Continúan y frente al colegio Cofrem hay otro paradero, sigue hasta la estación de servicio contiguo al cementerio central, en donde hay un tercer paradero.

La ruta prosigue por la avenida del Llano hasta la glorieta de La Grama, en donde hay un nuevo paradero; baja nuevamente por la avenida del Llano con otro paradero a la altura del barrio El Emporio, para seguir y en el monumento al coleo conectar con el puente sobre el rìo Guatiquía para tomar rumbo hacia el municipio de Restrepo y luego Cumaral..

 

Villavicencio – Cumaral (busetas tipo B)

La salida es desde la Terminal de Transporte, conectar con la avenida a Catama y encontrar el primer paradero frente a la Tienda Olímpica, luego el segundo abordaje frente al colegio Cofrem, continuar y pasar por la estación de servicio contiguo al cementerio central, en donde hay otro paradero; luego se gira por la carrera 24B hasta el Llano y sus Hayacas (paradero), subir a los barrios Villa Julia (paradero), El Emporio (paradero) y conectar con la avenida del Llano (paradero) para llegar al puente sobre el rìo Guatiquía y enrumbarse hacia el municipio de Cumaral.

Cumaral-Restrepo–Villavicencio (Camperos, taxis tipo A y busetas tipo B)

Los vehículos ingresan a Villavicencio por el puente sobre el río Guatiquía y al conectar con la avenida del Llano se tiene el primer paradero. Siguen por la avenida hasta un segundo paradero frente al barrio El Triángulo, continúa hasta la glorieta de La Grama y bajan por la carrera 30 en donde está una sede de la Fiscalía, llegar al semáforo y girar a la izquierda por la Contraloría Municipal, en donde hay un nuevo paradero.

De allí los vehículos ingresan por frente a la antigua sede del Invías, pasar por El Emporio hasta conectar con la avenida del Llano y en la calle 37, antes del concesionario Vehicolda, sube hasta la Institución Educativa Marco Fidel Suárez, en donde hay un paradero.

Posteriormente, se llega hasta el semáforo del colegio Francisco José de Caldas y se conecta con la avenida Catama, seguir hasta el colegio Cofrem (paradero), la Tienda Olímpica, frente a la cual está el último paradero, el CAI Catama y concluir el recorrido en la Terminal del Transporte.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Leer más ...

Víctima LGBTI recibió restitución de predio en Lejanías

Amparando el derecho a la dignidad humana, el libre desarrollo de la personalidad, la identidad sexual y de género, se dio cumplimiento en favor de una víctima con identidad transgénero, compensada económicamente por un predio despojado .

Luego de que un fallo inédito ordenara la compensación por un predio del municipio Lejanías, en Meta, en favor de una víctima del conflicto con identidad transgénero, la Unidad de Restitución de Tierras informó que dio cumplimiento a esta sentencia mediante el pago monetario equivalente al inmueble y la atención a las demás disposiciones emitidas por la justicia en el veredicto inicial. 

Adicional al pago realizado, entre las acciones coordinadas por la Unidad de Restitución de Tierras en cumplimiento del especial fallo, estuvo la gestión ante la Registraduría Nacional del Estado Civil para que finalmente fuera cambiado de femenino a masculino el tipo de género que figuraba en el documento de identidad de la persona restituida. Esto último se efectuó teniendo en cuenta el reconocimiento hecho durante el proceso del derecho al libre desarrollo de la personalidad, del cual a su vez se desprende el derecho a la identidad personal.

Los beneficios ordenados para esta víctima del conflicto, cuya orientación sexual no fue impedimento para el accionar de la justicia en el marco de la Ley 1448, se extendieron hasta su núcleo familiar, el cual fue vinculado a programas de formación y capacitación gratuitos ofertados por el SENA, así como a líneas de apoyo estatal para la superación de la pobreza.

Este caso sienta un precedente dentro del proceso de restitución de tierras, por cuanto, como reza el fallo proferido.

“Dentro del denominado sector LGBTI es justamente la población transgénero la que afronta mayores obstáculos para el reconocimiento de su identidad y el goce efectivo de sus derechos, y constituyen las víctimas más vulnerables y sistemáticas de la comunidad LGBTI, razón por la cual el máximo Tribunal de la Jurisdicción Constitucional ha señalado que se trata de una población en condiciones de debilidad manifiesta y en esa medida gozan de especial protección constitucional”.

De igual forma, cabe señalar que la sentencia proferida reconoció también en el actual ocupante del predio el principio de enfoque diferencial, a raíz de que es una persona de la tercera edad e igualmente víctima del conflicto en estado de vulnerabilidad, por lo cual se decretó que, a través de la alcaldía del municipio, le sea titulado el inmueble y se garanticen sus derechos y los de su familia.  

 

Leer más ...

Agua sí, petróleo también

A pesar de los relativamente bajos consumos de agua del sector de hidrocarburos y a pesar de su alto desempeño en materia de tratamiento de las aguas tratadas, este sector es tal vez el más regulado, monitoreado y vigilado del país, tanto por las autoridades ambientales como por las comunidades. Esta situación afortunada ha generado para Ecopetrol los incentivos necesarios para mejorar continuamente  su desempeño en relación con el consumo y el tratamiento del agua. Gracias a esto, los cerca de 400.000 accionistas pueden tener hoy la tranquilad de tener su dinero y su confianza puestas en una empresa que no solo no deteriora los recursos hídricos sino que, por el contrario, contribuye a su restauración. 

A manera de ilustración sobre la regulación y control a la que está sujeta la industria, vale anotar, por ejemplo, que el desarrollo de nuestros proyectos requiere del conocimiento de la dinámica de las aguas subterráneas y superficiales de tal manera que sea posible diseñar las acciones de prevención y mitigación necesarias para asegurar que nuestra actividad  no afecta la disponibilidad de agua para sectores como el agrícola y el doméstico. Nuestros proyectos incluyen programas permanentes de monitoreo de los parámetros de calidad de agua.  Adicionalmente, la normatividad nos exige que una suma equivalente al 1% del valor de nuestros proyectos se destine a la conservación de las cuencas, incluyendo la implementación de proyectos productivos para las comunidades. Estos proyectos deben ser sostenibles y deben contribuir a la generación de ingresos a las familias.

Cada vez parece más claro que la gestión del agua es un asunto territorial, no es asunto que se deba gestionar proyecto por proyecto o municipio por municipio. La gestión territorial del agua es un asunto que requiere de la gestión solidaria de las empresas, el Estado y las comunidades. El compromiso de Ecopetrol es el de contribuir a encontrar caminos y a desarrollar estrategias coordinadas que conduzcan a la conservación de la oferta y la calidad del agua en las regiones.

Para lograr ese propósito, es necesario que las comunidades, las instituciones relevantes de gobierno y las empresas, cuenten con una base de información compartida y suficiente sobre las realidades de la oferta, la demanda y la calidad los recursos hídricos; sobre sus potencialidades y limitaciones. Es sobre esa base de información que se puede sostener un diálogo que conduzca a soluciones equitativas que efectivamente contribuyan a la conservación de los recursos hídricos y al mejoramiento de los niveles de bienestar social.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here