Menu

    

Muchas veces desplazada, pero nunca derrotada

Blanca Yoli Real González, una llanera de temple, trabajadora, alegre, soñadora y segura de sí misma ha demostrado que la perseverancia es su mejor aliada para cumplir sus metas y apoyar a los sobrevivientes del conflicto armado.

 

En 1998, Blanca tenía una vida normal de ama de casa al lado de su esposo y de sus cuatro hijos, en el caserío de Puerto Alvira, en Meta. Su familia vivía de las labores del campo y ella, en su tiempo libre, apoyaba a su comunidad.

El mundo cambió para esta mujer el 4 de mayo de 1998. Entonces, 200 paramilitares incursionaron en Puerto Alvira y asesinaron a 35 personas. Dijeron que por orden de Carlos y Vicente Castaño, líderes de las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc).

Las Auc y el Frente 44 de las Farc se disputaban en ese entonces el dominio de las tierras. En Puerto Alvira vivían 2.500 personas, que resultaron desplazadas. Solo decidieron regresar cuando llegó la Defensoría del Pueblo.

Con el ánimo de superar la adversidad y el dolor, la comunidad trabajó arduamente para arreglar sus viviendas, continuar con sus vidas y tratar de olvidar la masacre.

Por cuatro años, todo parecía haber vuelto a la normalidad. Pero el 26 de abril de 2002, cuando Blanca Yoli trabajaba como presidenta de la Asociación de Padres de Familia en la institución educativa Divino Niño Jesús, guerrilleros de las FARC incursionaron en el casco urbano. Y volvió la presión armada sobre la comunidad.

Los rebeldes exigieron a la comunidad abandonar el lugar y les dieron un plazo de cinco minutos para hacerlo. De nuevo marcharon masivamente río abajo. Quien no obedeciera, sería declarado como objetivo militar.

Llegaron días muy difíciles. Blanca, y su familia, tuvieron que buscar apoyo y vivienda en diferentes municipios del Meta, hasta llegar a Mocuare, población donde encontraron a gran parte de la comunidad de Puerto Alvira.

En Mocuare, Blanca y su familia se ubicaron en una casa por cuatro meses, pero por enfrentamientos entre las tropas del Ejército y las FARC, tuvieron que salir también de allí.

Entonces, el destino les deparó el Guainía, donde vivieron por pocos días en las poblaciones de Güerima y Caño Negro. Finalmente, se quedaron en el municipio de Inírida.

Sin dejarse derrumbar por lo padecido, allí iniciaron una nueva vida. Blanca organizó la Fundación de Desplazados Nueva Esperanza de Paz (Asodepaz) e hizo parte de la Mesa de Fortalecimiento Nacional de Población Desplazada.

Entonces, empezó a buscar proyectos de generación de ingresos para la población desplazada hasta que recibió amenazas y tuvo que irse, una vez más, de su lugar de residencia. Su nuevo destino fue el municipio de Puerto Carreño, capital del departamento de Vichada.

Para Blanca no fue fácil volver a empezar, pero el amor por su familia la llenó de fortaleza y de ganas de vivir. En Puerto Carreño organizó una fundación de mujeres víctimas del conflicto armado, en la que conoció otras historias de vida, y luchó por un mejor futuro para sus hijos.

Actualmente, esta mujer emprendedora y su familia residen en Puerto Carreño, en donde trabaja por las personas afectadas por el conflicto armado, y es la representante del enfoque de mujer a nivel nacional de la Mesa de Participación Efectiva de Víctimas.

Para Blanca Yoli no ha sido fácil olvidar su pasado, aunque cree en la paz y confía en que el haber perdonado le sirvió para dejar atrás la angustia que vivía a causa de la violencia.

Hoy vive tranquila y asegura que al perdonar ha podido obtener una mejor calidad de vida. “Con la ayuda de mi familia y el trabajo social que realizo día a día mitigo el dolor que padecí y lucho para tener más estabilidad económica buscando brindar un mejor futuro a mi familia”, reflexionó.

 

 

Leer más ...

Se implementarán 50 Bosques de Paz en todo el país

En Manizales, Chinchiná y Villamaría se establecerán Bosques de Paz, según lo anunció el Presidente Juan Manuel Santos durante su visita a la capital caldense para dar por terminada la fase de atención de la emergencia ocurrida como consecuencia de las fuertes lluvias y empieza la fase de estabilización y de recuperación. 
 
“Con el Ministerio de Ambiente tenemos el programa de ‘Bosques de Paz’, que ayuda no solamente a recordar nuestras víctimas de la violencia, sino sobre todo ayuda a reforestar. En el caso de departamentos como Caldas, en el caso de Manizales, esos bosques también ayudan a mitigar los riesgos de los deslizamientos”, anunció el Presidente desde Manizales.
 
Desde el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, a través de Corpocaldas y Findeter se van a establecer en el departamento de Caldas tres Bosques de Paz: “el primero en Manizales, otro en Villa María, que son bosques que van a servir de protección ambiental y en Chinchiná. El Bosque de Paz es un escenario de conservación ambiental y también de reconciliación y memoria viva de las víctimas y ese va a ser un ejercicio muy importante para esta región”, explicó el ministro de Ambiente Luis Gilberto Murillo Urrutia durante su visita a la región.  
 
Esto hace parte de la iniciativa del Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible que busca implementar 50 bosques en todo el territorio nacional, como un modelo de gestión sostenible que busca integrar la conservación in situ de la biodiversidad, con la gestión de alternativas de proyectos productivos en beneficio de las comunidades organizadas y de la educación ambiental a través de los guardianes de paz y ambiente, constituyéndose así en monumento vivo de paz y memoria histórica de las víctimas del conflicto armado en el marco de la construcción de una paz estable y duradera.
Leer más ...

El Meta será el primero en implementar proyecto para la paz y el desarrollo

Cerca de 12.000 millones de pesos es el aporte que la Unión Europea hará al proyecto Mascapaz-La Macarena, que busca contribuir a la paz y el bienestar de la población en el marco del cumplimiento de los acuerdos.

 

El objetivo es promover el desarrollo integral sostenible y el fortalecimiento institucional en los territorios afectados por el conflicto armado. Las intervenciones que se realizarán en el marco de esta subvención, a firmarse en el mes de abril, le apunta a los siguientes componentes:

 

Desarrollo económico local, que busca mejorar la productividad y la promoción de territorio con procesos asociativos y el mejoramiento de infraestructura. Incluye el mejoramiento de infraestructura y la construcción del puente colgante de Santa Helena

 

Medio ambiente y ordenamiento territorial, con el fin de apoyar el proceso de ordenamiento territorial y ambiental de las áreas priorizadas, fortaleciendo la participación e inclusión de actores.

 

Desarrollo Social y Cultura, se va fortalecer la cultura de paz por medio del diálogo entre actores multinivel, favoreciendo la inclusión de grupos vulnerables, mujeres rurales y minorías étnicas.

 

Gobernanza: Generación y fortalecimiento de capacidades asociativas, colectivas y empresas culturales para mejorar el arraigo.

 

Cada componente tiene unas acciones específicas que fueron construidas con la participación de la comunidad, las alcaldías y los diferentes sectores de los municipios beneficiados, Vista Hermosa, Mesetas, San Juan de Arama y Puerto Rico.

 

El Meta es el primer Departamento, de los cuatro beneficiados con este macroproyecto (Chocó, Valle del Cauca y Cauca) que va a recibir los recursos del Fondo Fiduciario de la Unión Europea para la Paz en Colombia, que se lanzó a finales del 2016, con un aporte total de 11 millones de euros, de los cuales 4 millones son para Mascapaz.

 

El Fondo es parte del apoyo financiero que la UE ha preparado para respaldar a Colombia en la nueva era sin conflicto con las Farc.

 

El instituto Sinchi es el gestor del proyecto, en el que participan los gobiernos locales, Cordepaz, organizaciones de productores y comunitarias, Cormacarena, PNN Orinoquia, Corpoamen, el Observatorio del Territorio de Unillanos, la Zona de Reserva Campesina Agroguejar – Cafre y la gobernación del Meta.

 

Los componentes y las acciones a realizar dentro del proyecto ya fueron socializadas a la Unión Europea, que manifestó su gran expectativa frente a las iniciativas propuestas, destacando el papel que las comunidades han cumplido en esta fase de preparación.

 

 

Leer más ...

Jornadas de reflexión juvenil llegarán a 9 regiones

 El viernes 7 de febrero de 2003 a las 8:05 de la noche un carro bomba estalló en el parqueadero de un club del norte de Bogotá dejando la lamentable estela de 36 muertos y más de 200 heridos. Las autodenominadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) mostraban su rostro más despiadado.
Este hecho instó precisamente a que se creara la Fundación El Nogal con “el fin de enseñar, incentivar, promover y fomentar el desarrollo y ejercicio de los valores fundamentales que deben inspirar a los ciudadanos, en aras de contribuir al cambio y al mejoramiento de nuestra sociedad, al apoyo de las víctimas de la violencia y al fomento de la Responsabilidad Social Empresarial e Individual”.

Y en cumplimiento de este fin es que la Fundación El Nogal creó la iniciativa “Nacimos pa’ semilla respaldado por el programa ACDI/VOCA de la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Por sus siglas en inglés: USAID/United States Agency for International Development); la Red Universitaria para la Paz (RedUniPaz) y el portal digital las2orillas.com para promover la reflexión y el emprendimiento en torno a las citadas temáticas a través de una estrategia pedagógica y comunicacional.

“Nacimos pa’semilla” se desarrollará en nueve encuentros regionales que buscan  movilizar a los jóvenes en torno a la paz y a la reconciliación.

“El tema es movilizar jóvenes a nivel nacional para que conozcan lo que ha sido el premio Fundación El Nogal que es una iniciativa que ha alcanzado 24 departamentos y tiene una base de datos de 330 iniciativas en construcción de paz de jóvenes de todo el territorio”, explicó el líder de proyectos de la Fundación El Nogal, Mauricio Mesa Pulido.

Las jornadas pedagógicas duran medio día y contarán con la presencia de altos representantes de los gobiernos locales, destacadas instituciones de educación superior y otras entidades que trabajan con la juventud.

En las mismas se conocerán experiencias como la del ex integrante de las autodenominadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia-Ejército del Pueblo (Farc-Ep), Sabas Emilio Duque, y jóvenes que han sido víctimas del conflicto armado en zonas como  Tame y Arauca (Arauca); Florencia y San Vicente del Caguán (Caquetá); Quibdó y Bojayá (Chocó).

“Lo que buscará precisamente este evento es movilizar a esos jóvenes que no han participado del premio, que son un poco ajenos al conflicto armado, a las múltiples formas de violencia que tenemos aquí en Colombia para que emprendan  iniciativas, ideas y proyectos asociados a la construcción de paz”, puntualizó Mesa Pulido.

Los eventos se realizarán en Bogotá (10 de marzo); Medellín (24 de marzo); Villavicencio (31 de marzo); Cali (5 de abril); Florencia (26 de abril); Cartagena (10 de mayo); Ibagué (17 de mayo); Arauca (16 de agosto) y Quibdó (30 de agosto).

Toda esta convocatoria se realiza en redes sociales como una acción conjunta apoyada en el mundo digital a través de la pagina www.premiofundacionelnogal.com en donde los jóvenes puede participar en estos premios bienales que se iniciaron en 2014, prosiguieron en 2016 y tendrá otra realización en 2018.

Algunos de los temas  se darán a conocer en la mencionada página digital y la redacción y publicación de artículos se podrá hacer en el portal de “Nacimos pa’ Semilla” enlace  las www.las2orillas.co/NacimosPaSemilla.

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here