Menu

                                                                                          

7 de Agosto, 198 años del Ejército colombiano

7 de Agosto, 198 años del Ejército colombiano Foto cortesía Ejército

El sábado 7 de agosto de 1819, corrían vientos de libertad sobre los rostros de un puñado de hombres, que bajo las órdenes del General Simón Bolívar, buscaban romper los yugos de esclavitud, a los que estaban sometidos por la corona española.

La batalla se extendió por cerca de dos horas, las hazañas, la valentía y el arrojo de aquellos héroes, le permitieron al Ejército libertador, bañarse en gloria y júbilo inmortal. Los historiadores que presenciaron aquel hecho, cuentan que a pesar que el Ejército libertador, estaba compuesto en su mayoría por campesinos, raizales, indígenas y personas humildes, que no tenían conocimientos sobre el tema de la guerra, si tenían en su corazón el deseo de triunfar y el deseo de ofrendar sus vidas por el de su pueblo.

  Desde entonces, nuestros soldados son hombres herederos de la tenacidad, la valentía y el honor de aquellos que nos enseñaron a luchar y velar por nuestra riqueza más profunda, nuestro pueblo y nuestra gente. Aunque han pasado 198 años, la esencia de nuestro Ejército continúa siendo la misma, el paso del tiempo ha servido para que nuestros soldados adquieran nuevas capacidades, fortaleciéndose cada día más, con el claro propósito de que Colombia tenga un Ejército con Héroes Multimisión.

Una de esas capacidades adquiridas dentro de la trasformación de nuestro Ejército en 198 años, permite que los hombres y mujeres que integran la Cuarta División se acojan a la Dirección de Aplicación de Normas de Transparencia del Ejército Nacional - DANTE, como una organización del orden estratégico, diseñada para sensibilizar y prevenir en temas de transparencia institucional, métodos multi-dinámicos de la lucha contra la corrupción, desarrollando un ambiente ético y el empleo de buenas prácticas en el personal de la Fuerza; todo en busca de contribuir al fortalecimiento de la legitimidad institucional. De esta manera, se vienen generando cambios culturales y pedagógicos enmarcados en la ética y la transparencia, con el firme objetivo de mantener el progreso, la paz y la seguridad del pueblo colombiano.

Con el paso del tiempo, se implementan nuevas doctrinas, que se convierten en la carta de navegación de un Ejército que, bajo el lema de PATRIA, HONOR, LEALTAD, continúa desarrollando operaciones militares, que protegen la soberanía de nuestra nación. Es así como nace la nueva doctrina DAMASCO, la cual se fundamenta en el concepto de Operaciones Terrestres Unificadas y nace como el resultado de la renovación de la Fuerza, un cambio que no se hacía desde hace 100 años y que parte del análisis de los excelentes resultados que se han logrado durante años en operaciones en tierra.

Hoy Damasco representa la conversión de la doctrina, la nueva visión, el despertar y la transformación doctrinal del Ejército Nacional de Colombia, conteniendo sus principios fundamentales, contemplados en 17 manuales que enmarcan los fundamentos del conocimiento y estudio amplio de la guerra que ayudan a progresar una Fuerza Militar ágil y versátil, con la evolución de los principios, tácticas, técnicas, procedimientos, términos y símbolos militares. La doctrina DAMASCO se convierte de esta manera, en la guía para el desarrollo misional de la Cuarta División, buscando siempre sostener una Fuerza dinámica y expectante a los requerimientos que demanda nuestra amada nación.

Así mismo, esta Unidad Operativa Mayor contempla dentro de sus lineamientos, el cumplimiento de la Norma Técnica de Calidad en la Gestión Pública NTCGP:1000 de 2009, dentro del marco de la certificación del Ejército Nacional por ICONTEC. De esta manera, se trabaja continuamente en las generalidades y requisitos mínimos para establecer, documentar, implementar y mantener un Sistema de Gestión de la Calidad dentro de nuestra institución.

Por lo tanto, la constante aplicación de esta norma, nos ha permitido evaluar y dirigir el desempeño de las diferentes áreas que componen la Cuarta División del Ejército Nacional, en términos de calidad y de satisfacción social, de forma sistemática y transparente, de acuerdo con lo establecido en la Ley 872 de 2003. Siendo el principal objetivo, crear y mantener un proceso de calidad, que aporte a la transformación del Ejército, reflejado en los procesos, productos y seguridad ciudadana, siendo manejados en la medida que agregue valor a la gestión.

Todas estas capacidades forjan las bases de una institución Multimisión, que implementa el Plan Estratégico Militar de Estabilización y Consolidación VICTORIA, el cual busca después de 198 años, mantener un Ejército disciplinado, moderno, profesional, afianzado en sus valores, capaz de neutralizar las amenazas internas y externas, contribuyendo a la consolidación de una paz estable y duradera, así como al desarrollo social y económico del país.

Somos una institución para la cual, la principal misión es Colombia, por tal razón nuestras operaciones son conjuntas a través del Plan para el Control Integrado del Territorio Nacional, donde la Cuarta División del Ejército Nacional, la Fuerza Naval del Oriente, Fuerza Aérea (CACOM2) y  la Regional No. 7 de la Policía Nacional, desarrollan capacidades fortalecidas, mediante la ejecución de operaciones coordinadas, que contribuyen al control integrado del territorio que compone el Suroriente Colombiano, focalizando y priorizando las zonas abandonadas por las FARC, mejorando las condiciones de convivencia y seguridad ciudadana.

Mediante la implementación de estos planes, la Cuarta División con 18.000 hombres y mujeres que vestidos de honor, integran la Séptima Brigada, con jurisdicción en el departamento del Meta y parte de Cundinamarca, la Vigésima Segunda Brigada, en el departamento del Guaviare y la Trigésima Primera Brigada, en el departamento del Vaupés; continúan trabajando por el bienestar y seguridad, arrojando cifras contundentes que aportan a la consolidación de la paz y generan una percepción de tranquilidad.

Una de estas estrategias con las que cuenta la Cuarta División, es el programa de Fe en Colombia, creado por el Ejército Nacional, como iniciativa que busca garantizar territorios de paz, mediante herramientas que acercan la institucionalidad a la comunidad, a través de actividades de aproximación que generen bienestar social, focalizando la oferta estatal y privada, como la cooperación internacional, orientando sus esfuerzos al mejoramiento de las condiciones de vida de las poblaciones más vulnerables del Suroriente Colombiano, dentro del marco de la seguridad integral y enmarcado en 18 líneas de acción. De esta manera se han beneficiado más de 170 mil habitantes en los departamentos del Meta, Guaviare y Vaupés, por medio de las siguientes actividades enfocadas a la Acción Integral.

 

 

Capacidades de la Séptima Brigada para el servicio del departamento del Meta

El Ejército vive un proceso de transformación proyectándose al año 2030 como un Ejército multimisión, versátil para enfrentar escenarios nacionales e internacionales y empoderado para asumir nuevos desafíos, con más entrenamiento, mayor capacitación, mejor inteligencia y más tecnología, adaptándose a las nuevas amenazas contra la seguridad y estabilidad democrática, defensa de la soberanía, integridad del territorio y del orden constitucional.

Desde la Séptima Brigada se cumple la transformación con los batallones que la conforman: Batallón de Ingenieros No.7, Batallón de Infantería No.20, Batallón de Infantería No.29, Batallón de Infantería No.21, Batallón de Apoyo y Servicios para el Combate No.7, Batallón Especial Energético y Vial No. 15, Gaula Militar Meta, Gaula Militar Ariari, Fuerzas Especiales Urbanas No. 10,  Batallón de Operaciones Terrestres No. 7,  un trabajo conjunto con las demás Fuerzas Militares, coordinado con la Policía Nacional e interagencial con las entidades del Estado, los gremios y la sociedad civil.

    Es de resaltar el trabajo que vienen desarrollando la agrupación de Fuerzas Especiales Urbanas AFEUR 10, en las operaciones realizadas contra el terrorismo en las ciudades y municipios, mediante técnicas y tácticas de combate urbano, con alta capacidad de movilidad y reacción, logrando el desmantelamiento de organizaciones dedicadas al tráfico y micro tráfico de estupefacientes y delitos contra la extorsión de las bandas delincuenciales y criminales.

Así mismo, se evidencian los resultados operacionales del Gaula Meta y Ariari, garantizando la libertad personal y lucha contra la extorsión y el secuestro, mediante acciones de prevención, inteligencia e investigación y operaciones de rescate, protección de las víctimas y la captura de los responsables que atentan contra la seguridad y el bien común, logrando el desarrollo económico y progreso de la región.

Por otra parte, se han dirigido esfuerzos en el fortalecimiento de la acción integral que ha permitido continuar apoyando a las comunidades más vulnerables contribuyendo con jornadas de apoyo para el desarrollo y articulación de proyectos productivos, mejorando la calidad vida de sus habitantes. Además, llevando la oferta estatal en el esfuerzo de acción unificada lideradas por autoridades civiles, Gobernación y Alcaldías.

 

A su vez la labor efectuada por el Batallón de Desminado Humanitario No. 4 que ha permitido entregar áreas libres de minas antipersonal garantizando a la población civil, la movilidad segura por los entornos y zonas que anteriormente fueron afectadas por el conflicto armado. Como también el trabajo realizado por los Ingenieros Militares que han aportado en el desarrollo y mejoramiento de vías del departamento del Meta.

 

Es así como en lo transcurrido del primer semestre del 2017, se han efectuado 289 operaciones militares de control territorial, seguridad y defensa, integrales y conjuntas, ofensivas y de acción integral, con los siguientes resultados:

volver arriba
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here