Menu

    

Emergencia en la vía Acacías por desbordamiento del río Guayuriba

Desde la noche  de este lunes, los habitantes de las veredas Las Mercedes, Cocuy, Vigía, Zuria y aledañas a la rivera del río Negrito se encuentran en crisis por el trasvase del río Guayuriba.

La emergencia sobre la margen izquierda del puente sobre la vía a Acacías, obligó al cierre  de algunas vías sobre el kilómetro 16,  en el sector conocido  como Cemex. Hasta el momento la vía  Acacías- Villavicencio permanece cerrada.  

Los organismos de socorro y las autoridades pertinentes adelantan  labores de ayuda a la población afectada con la colaboración de un helicóptero de la Fuera Aérea colombiana.

Lea también(Fuerza Aérea Colombiana rescata a hombre herido por inundación  del río Guayuriba)

CLICK PARA VER VIDEO RELACIONADO 

El incidente dejó 20 viviendas afectadas. Sin embargo, las autoridades informaron que hasta realizar una evaluación más certera de los acontecimientos se tendrá el número total de damnificados. 

Hasta el momento, no se han reportado emergencias de gravedad. Sim embargo, la oficina de Gestión del Riesgo del municipio y los organismos de socorro recomendaron a los habitantes de las zonas de influencia de Río Negrito evacuar sus viviendas, con el fin de adelantar trabajos de recuperación en la margen izquierda de este afluente hídrico.

Entre tanto, el alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa confirmó,  que  la Oficina de Gestión del Riesgo y la Secretaría de Gestión  Social del municipio adelantarán el censo de las familias afectadas o damnificadas para la obtención y entrega de las ayudas dispuestas para este fin. 

Leer más ...

Guatiquía: ¿ Amenaza fantasma?

El río Guatiquía, principal referente de la ciudad, ha sido sometido a una serie de fenómenos que lo han convertido en un vecino incómodo en invierno. Le explicamos por qué este río no debería ser una amenaza  para Villavicencio.

 

 

 

El río Guatiquía “es lenitivo en las tardes veraneras” y para Villavicencio es uno de sus referentes geográficos. Se trata de un vecino que adorna la ciudad pero que en invierno se convierte en una amenaza, gracias a los procesos de invasión de su cauce. 

 

El afluente presenta un carácter trenzado, es decir el río que viene encajonado de la montaña, al llegar al Piedemonte pierde velocidad y se ensancha generando simultáneamente procesos de agradación (acumulación de sedimentos) y degradación, condiciones dinámicas que generan divagación de margen a margen de acuerdo con las variables climáticas y precipitaciones.

 

Lo anterior, según un informe técnico de Cormacarena, es lo que ocasiona que el río socave e inunde las márgenes, afectando a las comunidades, infraestructura y ocasionando deterioro del medio ambiente (perdida de zonas de ronda) y los recursos naturales.  

 

La degradación de la cuenca del Río Guatiquía y su dinámica fluvial generan aumento en el transporte de sedimentos que son depositados  en la parte media y baja  de la cuenca, donde está la capital del Meta, ocasionando el aumento de la sedimentación, lo cual elevó el lecho del río, influyendo en los niveles de la corriente y por ende en la susceptibilidad a inundaciones sobre los sectores ribereños de la ciudad.

 

Los expertos han determinado que, en cuanto a los procesos de inestabilidad, estos se han agravado por la acción del ser humano (antrópica), especialmente a partir de 1940 cuando se inició la explotación de maderas y la invasión de las rondas de los cauces, con mayor intensidad en la margen derecha del río símbolo de Villavicencio donde se presentan desarrollos subnormales en condiciones sanitarias deficientes, generando contaminación con aguas residuales y basuras.

 

Como medidas de mitigación, durante los años 2002 a 2006 la Gobernación del Meta y otros entes territoriales realizaron jarillones y espolones,  las cuales se vieron constantemente afectados e incluso destruidos por la acción de la corriente. Estas obras no tenían ningún tipo de protección contra la socavación, razón por la que se hizo necesario la realización de un estudio detallado para el diseño de obras hidráulicas de manejo y control de inundaciones, socavación y sedimentación sobre el río Guatiquía, teniendo como base los estudios previos emitidos en años anteriores y así encontrar la solución más apropiada a la problemática generada por el río a su paso por  el casco urbano de la ciudad de Villavicencio.

 

Los diques

 

Los diseños de las obras de protección contra las inundaciones y la socavación, plantearon diques marginales y longitudinales,  con una separación que ocasionara la menor sedimentación o agradación del lecho del Guatiquía desde Puente Abadía hasta Parcelas El Progreso. De esto se estudiaron alternativas de canalización mediante diques marginales con separaciones variables, resultando la más conveniente para un ancho constante de 600 metros, puesto que no interfiere el cauce, y protegería todas las viviendas e infraestructura existentes.

 

La construcción de los diques diseñados, inició a partir del 2007 y culminó en el año 2015, con aportes e inversión de Cormacarena y con el apoyo de la Gobernación del Meta y Ecopetrol y otras entidades del orden nacional

Cormacarena explicó que realiza de manera constante, en especial después de cada creciente,   control y seguimiento al proyecto del dique Guatiquía,  mediante visitas realizadas a los tramos construidos, verificando las condiciones de funcionamiento, en que se encuentran los diques construidos en las márgenes derechas e izquierda, durante la actual vigencia, se han verificado afectaciones, en tres sitios (Bavaria, Santa Helena y Covisan), estas situaciones, se consideran normales,  pues los diques construidos requieren de un mantenimiento preventivo y de recuperación, toda vez que los flujos de corriente que este río produce ocasiona socavación en las obras.

Las inundaciones de mayo

Las precipitaciones  presentadas el  día 12 de mayo de 2017 fueron excepcionales. Sin embargo, a Cormacarena le correspondió emitió, a través de concepto técnico la valoración de las obras, que una vez verificado su adecuado funcionamiento,   se genera parte de tranquilidad para las comunidades del sector de Chorillano, Aldea la Aurora, Aeropuerto Vanguardia y El Cairo Alto en margen izquierda; mientras en margen derecha se encuentra adecuadamente protegidos los sectores de  Villa Suarez, Santa Helena, Villa Fabiola, Calamar, Topacio, Malvinas, Vencedores, Nueva Colombia, El Delirio, entre otros.

“Es necesario informar que a la fecha estas estructuras han controlado el riesgo de inundación en los sectores mencionados, sin desconocer que la concentración de algunos chorros del río Guatiquía  han afectado sitios conocidos como: el sector de Bavaria en la margen izquierda y Covisán - Santa Helena en la margen derecha, por lo que se reiteró y recomendó a la administración municipal, con el apoyo de la gobernación del Meta, adelantar lo antes posible las medidas de mitigación, protección,  recuperación y estabilización  del dique en los sitios afectados, con el fin de que el dique continúe cumpliendo con su objetivo de evitar las inundaciones”, dice uno de los informes.

La Gobernación del Meta y la  Administración Municipal, tienen urgentemente la necesidad de intervenir la margen derecha (entre el Puente Bavaria y el Puente Nuevo), dado a que pese a que la ladera es de buena altura, en los diferentes controles y seguimientos, se han evidenciado fenómenos de remoción en masa, retrogresivos, que pueden generar afectaciones en el sector del caudal oriental.

También es prioritario el cumplimiento realizado por fallo judicial, para que la administración municipal y la gobernación del Meta, realicen  obras que protejan adecuadamente el sector del Cairo Medio y Bajo, en margen izquierda.

Las afectaciones presentadas en los últimos días en el barrio Brisas del Guatiquía, obedecieron a los altos niveles que presentó el cauce del caño Parrado en la desembocadura al río Guatiquía, lo cual provocó pérdidas de vidas, 415 familias afectadas, 20 viviendas destruidas y más de 250 viviendas  con afectaciones de importancia.

Aunque las entidades han evidenciado la necesidad de formular políticas y tomar decisiones en torno al tema de la minería, en especial al diseño minero a ejecutar en cada área concesionada, más aun teniendo en cuenta que el desarrollo minero del país y en especial del departamento, toma  mayor importancia y son mayores los requerimientos en cuanto a volúmenes de material de arrastre, requiriéndose una adecuada identificación de las zonas potenciales situación que ha incrementado el número de solicitudes a lo largo del río Guatiquía.

 

 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here