Menu

    

Bares, tabernas y discotecas en Villavicencio serán reubicadas de acuerdo al POT

Desde el próximo 28 de junio los bares y discotecas que funcionan en el sector de Balatá y Villa María, en Villavicencio, tendrán que trasladarse a las zonas lúdicas definidas en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT).

Ese día se vencerá el plazo de 18 meses dado a los propietarios de bares, tabernas, discotecas y similares, así como a clubes sociales o cualquier razón social con consumo de licor al interior, ubicados en dicho sector (frente al centro comercial Villacentro), para dar cumplimiento a la normatividad vigente en materia de uso del suelo, que les exige reubicarse en cualquiera de las 12 zonas lúdicas definidas en el Acuerdo 287 del 2015, por medio del cual se adoptó el nuevo Plan de Ordenamiento Territorial (POT), para la capital del Meta.

En razón a lo estipulado Javier Alejandro Ruiz, director de Ordenamiento Territorial, explicó que el POT estableció  un tiempo máximo de 18 meses para que los propietarios de estos establecimientos realizaran  las obras de adecuación, traslado o suspensión de la actividad comercial, de acuerdo con lo dispuesto en la norma.

Sin embargo, en este sector existen cerca de 20 establecimientos nocturnos abiertos al público, a cuyos propietarios y administradores se les han socializado las disposiciones normativas, pero estos no han iniciado los procesos de traslado.

El funcionario aseguró que de no cumplir con lo establecido en el Acuerdo 287, las autoridades competentes tomarán las medidas sancionatorias respectivas, entre las que están el cierre inmediato del establecimiento.

Cabe destacar, que de los 18 meses señalados en el Acuerdo ya  transcurrió la totalidad del tiempo, por eso, la administración municipal  hace  el llamado a los propietarios de estos establecimientos para que inicien oportunamente  los trámites respectivos y  se reubiquen en las zonas establecidas. 

Leer más ...

La Nohora, reubicar no es opción

Con la temporada invernal, los ojos vuelven a este asentamiento que por años ha preocupado a las autoridades en Villavicencio, pero que ninguna alcaldía ha sabido darle solución.

La Nohora, un asentamiento conformado por cerca de 1.600 familias localizadas al sur de Villavicencio, y determinada en el Plan de Ordenamiento Territorial (POT) como una de las zonas que están bajo riesgo y amenaza, por remoción en masa y deslizamientos, tiene sujeta su legalización a los resultados de estudios que realizará la Oficina de Gestión de Riesgo de Desastres (OGRD), explicó Manuel Herrera, secretario de Planeación Municipal.

Juan Carlos Guzmán, jefe de la OGRD, aseguró que sobre el tema  de remoción en masa, y deslizamientos en La Nohora no hay estudios claros sobre su grado de vulnerabilidad de riesgo o amenaza, por esta razón su dependencia realizará un estudio en Villavicencio, desde los límites con Restrepo hasta el puente de La Cuncia, vía Acacías.

“Este estudio cobijará todos los sectores de Vanguardia, Buenavista, Chapinerito, la zona de reserva, Cristo Rey, San José, y La Nohora, para así determinar precisamente esos factores de grado de amenaza, y riesgo que tienen estas zonas”,  explicó Guzmán a Periódico del Meta.

El peso que genera las 1.600 casas (datos aproximados) de La Nohora, hace que se presente un alto riesgo de remoción en masa, por ello, la OGRD de la mano de la Universidad Santo Tomás determinará bajo este estudio la capacidad de carga que puede soportar este terreno.

Un proceso de caracterización también se está llevando a cabo en este asentamiento, el cual va adelantado en un 40%, un elemento básico para determinar afectaciones, contar el número de familias, y cuál es su el tejido social.

Por su parte, Cormacarena ha insistido en que desde el año 2006 hace seguimiento e informa a las autoridades competentes sobre la situación de riesgo que se presentan en este asentamiento subnormal, donde se ha determinado que se encuentra en una situación de alto riesgo por fenómenos de remoción en masa.

 

En la etapa de concertación del POT, y tal como quedó incorporado en el Acuerdo 287 de 2015, el municipio de Villavicencio priorizó entre otros, la elaboración de estudios de detalle para el barrio.  La Autoridad Ambiental dice que estos estudios se deben realizar en el corto plazo para determinar la categorización del riesgo, la mitigación o no del mismo, y el establecimiento de las medidas de intervención, bien sea estructurales o no estructurales, y que en todo caso aporten a la solución de la problemática presentada en dicho sector. 

Con respecto a la microzonificación sísmica, la cual determina la fuerza posible de un sismo, y los efectos que podrían desencadenarse a partir del mismo, es otro de los temas que se estudiarán. Según el Jefe de OGRD existen estudios de Villavicencio que datan de 1989, 1998 y el 2002.

El Secretario de Planeación de la Alcaldía expresó que el sector de La Nohora ha sido muy marcado en términos de riesgo y amenaza en los diferentes estudios que sirvieron de soporte técnico en el POT, los cuales algunos fueron realizados por el Instituto Geográfico Agustín Codazzi (IGAC), y la Financiera del Desarrollo Territorial (Findeter).

Así las cosas, el estudio de microzonificación sísmica de Villavicencio también está pendiente, y se prevé se presente en un mes para mirar la forma de cofinanciarlo. “Tenemos que ver sí lo vamos a sacar por la Unidad de Gestión de Riesgos, por OCAD municipal o departamental, o en conjunto con todos los organismos”, expresó el Jefe de OGRD.

“Lo que esperamos con el Servicio Geológico Colombiano (SGC), es determinar la vulnerabilidad, los riesgos, y las amenazas a las que está sometido Villavicencio”, explicó Guzmán. El estudio será actualizado a escalas menores a las utilizadas en los soportes del POT.

“Los estudios determinarán cuáles son las zonas georeferenciadas que tienen las condiciones de riesgo y amenaza que impedirían su legalización, y ver qué es posible o no, legalizar”, así lo expresó Herrera, quien enfatizó que en La Nohora sí una familia tiene un impedimento para legalizarse por el tema de riesgos y amenazas tendrá que desalojar.

El Secretario aclaró que no habrá reubicaciones. “Puede ser una familia invasora, pero no por ello tiene derecho a una casa, los merecedores son las personas que entran a los planes de vivienda y cumplen con los requisitos que pide el Ministerio”, ratificó.

Se espera que los estudios estén listos y ejecutados al terminar los cuatro años de esta Administración, por ahora las Secretarías de Control Físico y Planeación solicitaron a la comunidad no sobrecargar la montaña construyendo en zonas de humedad y rondas de los ríos.

La comunidad

Héctor Parrado, presidente de la Junta de Acción Comunal de La Nohora, espera, al igual que su comunidad, ser legalizados. No han temido ser desalojados, pese a ser conscientes de que están ubicados cerca al cinturón de la Falla Frontal de la Cordillera Oriental, por eso, desean que los estudios daten su situación real de riesgo sísmico, remoción en masa, y demás amenazas.

“Sí queremos un barrio legalizado debemos entrar dentro de la normatividad”, expresó Parrado, quien ha concientizado a la comunidad para acatar medidas como evitar que sigan socavando o rellenando con lonas el terreno, ocasionando luego derrumbes.

La Nohora carece de redes de aguas lluvias y alcantarillado. El servicio de agua llega a la parte baja del asentamiento a través de un acueducto artesanal, mientras en la alta se suplen con fuentes cercanas, lo que ha ocasionado que se dejen mangueras regando el líquido sin control, aumentando la problemática. 

Las 5 recomendaciones de Cormacarena

Una vez realizada esta verificación, la Corporación, reiteró a la Administración municipal las siguientes recomendaciones:

1. Instalación del sistema de alertas tempranas y monitoreo constante de la zona.

2. Censo y reubicación de las familias localizadas en el área de alto riesgo, teniendo en cuenta la dimensión y la valoración del área que puede ser afectada y la catástrofe generada.

3.  Activar el plan de contingencia en cuanto al riesgo y amenaza por fenómenos de remoción en masa, para el sector de la Nohora.

4. Realizar la limpieza y recuperación de los drenajes de la vía que debido al material desprendido se encuentran obstruidos.

5. Dictar charlas de sensibilización ambiental, a los moradores de este sector, en temas asociados a la gestión del riesgo y protección del medio ambiente.

 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS
Bookmakers bonuses with gbetting.co.uk click here