Ahora, el derrumbe de la economía

Por: Yéssica Salgado

Analistas económicos coinciden en señalar que la crisis a raíz de la vía al Llano podría aumentar en los próximos meses, por lo que vaticinan un panorama oscuro para productores y transportadores.

La emergencia social que afronta el departamento del Meta por el cierre de la carretera Bogotá-Villavicencio, no es nueva. A lo largo de los años este importante corredor vial, que inició su construcción el 18 de enero de 1995 y que es considerada como la obra vial más cara del país, ya que en ella se han invertido más de un billón de pesos, ha ocasionado estragos en la economía del Meta.  

Según Fenalco Meta, por cada día de cierre de la vía dejan de ingresar al departamento más de $43.000 millones de pesos, de los cuales $18.000 se traducen en pérdidas para los sectores agropecuario, turístico, y transporte, entre otros.

Fenalco calcula que han dejado de ingresar al Meta $800.000 millones, y se han perdido en bienes perecederos y cancelación de servicios más de $360.000 millones de pesos en las últimas semanas.

Estas pérdidas económicas, se suman a las registradas el año anterior donde, según la misma entidad gremial se reportaron pérdidas por 400 millones de pesos,  que se vieron  reflejadas en la poca afluencia de turistas y el reducido crecimiento económico que tuvo la región el año anterior.

La directora del programa de Economía de la Universidad Piloto de Colombia, Lilian Ramírez, dijo que teniendo en cuenta este panorama, los pronósticos en materia económica son negativos, ya que todo apunta a que la inflación en Villavicencio, y el resto de municipios del Meta, se va a disparar durante los próximos meses.

La decana también advirtió que se podría presentar una recesión económica en el departamento, generada por un descenso en la actividad de sectores como el turístico (restaurantes y hoteles), que representan el (6,5%) del aporte al PIB, así como el sector agrícola y ganadero que constituyen el (10,3%) de aporte al PIB, entre otros.  

“Villavicencio y Meta se mueven en temas turísticos, por eso el mayor coletazo se va a sentir en los dos siguientes puentes festivos que se avecinan. Esto va a ser que en el término inmediato la economía de la región entre en una recesión y los precios de todos los productos, incluidos los básicos de la canasta familiar, aumentarán sus precios”, indicó la experta.

Para Javier Fierro, analista económico del Meta, la situación financiera del departamento  empezará a ser preocupante y podría agravarse,  ya que el Meta moviliza diariamente entre los Llanos Orientales y Bogotá cerca de 876,8 toneladas en productos como arroz, carnes de animales e hidrocarburos, que se ven afectados por las largas distancias que tienen que recorrer los trasportadores, y al llegar a sus destinos no son competitivos frente a otros productos que llegan de otras regiones del país en buen estado y a menor precio, lo que representa millonarias pérdidas para los productores y ahonda más en la crisis que vienen viviendo los agricultores desde el año anterior. 

La problemática va a llegar a su punto más álgido, en el momento en el que se triplique el valor de los fletes, ya que trasladar las materias primas desde Bogotá va ser más costoso al igual que sacar los productos del Meta hacia otras partes del país.

Estado de Emergencia

Sobre el Estado de Emergencia que ha exigido el alcalde de Villavicencio, Wilmar Barbosa, la decana de la Universidad Piloto dijo que le parece viable requerir esta medida, ya que con ella se pueden tomar acciones rápidas en articulación con el Gobierno Nacional, que permitan reactivar la economía tanto en Villavicencio como en los demás municipios del Meta.

No obstante, aclaró, que dicha medida no ayudará a subsanar las pérdidas económicas que ha tenido la región hasta ahora, ya que esta solo dirá que el Meta está pasando por un momento complicado, por lo que concluyó que la única solución de fondo a la crisis financiera que vive el departamento y que podría recrudecerse en las próximas semanas, es que se  solucione lo más pronto la crisis de las vía Bogotá-Villavicencio.  

Por su parte, Fernando Salgado, decano de economía de la Universidad de los Llanos, dijo que no le parece viable exigir una declaratoria de Estado de Emergencia al Gobierno Nacional, ya que esta “no servirá de nada”, porque al final la medida no es retroactiva y no aliviará la crisis económica que afrontan los gremios económicos del Meta.  

“Esta declaratoria de emergencia debe ir acompañada de una serie de políticas económicas emitidas por parte del Gobierno Nacional, las cuales le permitan al empresario aliviar sus problemáticas, sino es así no servirá de nada”, dijo el decano.

Frente a esta solicitud, la Ministra del Transporte, Ángela María Orozco, afirmó que por ahora no ve viable la posibilidad de que el Gobierno Nacional declare la emergencia económica, social y ambiental para la región, porque el Gobierno ya ha hecho algunos anuncios de carácter económico para soliviar en parte la crisis de la región por el cierre de la vía a Bogotá.

La ministra también desestimó que sea posible implementar la Ley Páez en la región, tal y como se hizo en el departamento del Cauca y Huila en el año 1.994 cuando se registró el terremoto que provocó la avalancha del rio Páez generando gran destrucción en la región y millonarias pérdidas para la economía.

La propuesta de implementar la Ley Páez para el Meta, es una iniciativa hecha por la asociación Asorinoquia.

¿Qué salidas tiene el Meta para superar la crisis económica?

Para Lilian Ramírez, directora del programa de economía de la Universidad Piloto de Colombia, es necesario aplicar la teoría de la cogestión, que implica hacer un proceso de articulación entre el  Estado y la empresa, así como con los actores afectados con el cierre  la vía, para que a través de ellos se pueda generar  una mesa creativa donde se desarrollen diferentes ideas. Y a través de estas ideas generar propuestas que permitan potencializar la economía de la región en corto plazo.

Así mismo, dijo que es hora de que la gente empiece a incentivar el turismo y la economía internamente. Y para ello, es necesario que diversifiquen los productos que ofrecen a nivel turísticos, es decir, que además del tradicional música llanera y joropo que ofrecen, muestren otro tipo de atracciones.

En este aspecto, Javier Fierro, señaló que se debe disminuir el marco de impuestos y el tema de costos. Adicional a ello, buscar una vía aérea fluida a menor costos, así como generar alianzas con los gremios para crear precios atractivos.

Por su parte, la gobernadora del Meta Marcela Amaya, en diálogo con Mañanas Blu, solicitó la exención temporal del IVA y precios de combustibles diferenciales , teniendo en cuenta la crisis que se vive en la vía al Llano, la cual afectado a siete departamentos de la Oriniquía.

“La exención del IVA es una necesidad, no solo para el Meta, sino para la región del Llano. Hoy hay problema en el departamento para el suministro de combustible. Somos el primer departamento productor de hidrocarburos y pagamos la gasolina y los combustibles más caros del país,” aseguró la Gobernadora del Meta en mañanas Blu.

La Gobernadora también planteó la posibilidad de que se fijen los mismos precios de la frontera. “Desde allí podemos nosotros empezar a controlar el alza de precios y la especulación que se han generado a tan solo una semana de crisis”, precisó la mandataria metense.