domingo, 25 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa : No aplica

Falta de agua, un ‘padecimiento menstrual’


Falta de agua, un ‘padecimiento menstrual’ 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

La limitación en el preciado líquido afecta negativamente el desarrollo de la salud menstrual de las mujeres en la capital metense.

Por Lina Herrera

Los calambres abdominales, el dolor de cabeza, fatiga y cambios en el estado de ánimo, son algunos de los síntomas que padecen las mujeres y niñas durante su menstruación. Sin embargo, sumado a esto, las villavicenses deben enfrentarse a otra dolencia que, aunque no sea física, se convierte en una dificultad durante su periodo menstrual: la falta de agua en su hogar y demás sitios frecuentados.

Entre el 2022 y lo que va del 2023, el acueducto de la capital del Meta ha tenido problemas para garantizar la continuidad del servicio en al menos seis ocasiones, dejando a diferentes sectores de la ciudad sin suministro de agua para realizar actividades diarias y esenciales, entre estas la higiene personal y menstrual para la población femenina.

Según Luz Marina Araque, activista menstrual y fundadora de la Asociación Colombiana de Endometriosis e Infertilidad, el agua potable es fundamental para tener una menstruación sana y digna.

“Hace parte de lo indispensable, de lo mínimo, para tener una correcta higiene. No solamente se trata de los dispositivos para gestionar la menstruación sino de tener un lugar de saneamiento adecuado, acceso a agua potable. De lo contrario, las niñas, jóvenes y mujeres pueden estar en riesgo de desarrollar infecciones vaginales o urinarias de forma recurrente”, manifestó.

En el caso de niñas y adolescentes, la precariedad en el liquido puede conllevar a que tengan dificultades en su educación, debido a que la falta de instalaciones limpias para el cambio de sus elementos menstruales y poder lavarse las manos antes y después de esto, se convierte en un impedimento para asistir a las instituciones educativas.

“Esto impacta no solamente en la salud menstrual, sino que también impacta en el derecho a la educación, en el derecho al libre desarrollo de la personalidad, incluso en el derecho a la salud. Toca un trasfondo de equidad de género porque precisamente niñas, jóvenes y mujeres no están teniendo las mismas oportunidades debido a estas limitantes frente a un hecho biológico completamente natural”, añadió la activista.

Lo anterior lo ratifica el documento titulado ‘La menstruación desde una perspectiva de derechos sexuales y derechos reproductivos’ del Fondo de Población para las Naciones Unidas: “la menstruación está directamente relacionada con la dignidad humana de las mujeres y personas menstruantes, así como con sus derechos sexuales y reproductivos. Estos derechos no son garantizados cuando no se tiene acceso a infraestructura sanitaria adecuada, no se cuenta con insumos para la gestión menstrual, se limita el desarrollo de actividades en el ámbito público y privado”.

Periódico del Meta consultó aleatoriamente a diez mujeres de Villavicencio para conocer su experiencia con el servicio de acueducto al momento de menstruar, seis de ellas expresaron haberse sentido incómodas al no tener cómo efectuar una limpieza en su zona íntima, no poder lavarse las manos al ingresar a un baño, usar agua ‘estancada’ o sucia al bañarse y también el no tener el líquido suficiente para lavar la ropa interior manchada con sangre. Las cuatro restantes pertenecen a sectores con acueducto comunitario.

Por otro lado, elementos como la copa menstrual y el panty reutilizable se han convertido en un medio amigable con el medio ambiente y preferido por el 2,2% y el 1,0% de las mujeres según la encuesta Pulso Social (enero – marzo 2023), realizada por el DANE. Sin embargo, su desinfección y lavado se ve impedido al no tener agua.

Jessica Quevedo, activista menstrual local menciona que: “Si en los colegios y en las casas no hay agua seguramente va a ser problema para gestionar su menstruación al no poder lavar insumos reutilizables”. Además, enfatiza en que la administración municipal debe tener el compromiso de que el agua llegue a todas las personas.

“Creo que en Villavicencio el tema de la salud menstrual es un tema que realmente no le importa a la administración ni a ninguna institución de la ciudad (…) el tema del acueducto nunca se ve desde una perspectiva de en que les afecta a las niñas y mujeres que menstrúan, siempre se trata de que afecta a la comunidad en general pero no a las particularidades que tienen las mujeres que menstrúan”. Tanto Araque como Quevedo coinciden en que desde la institucionalidad se debe garantizar el derecho a una salud menstrual digna.

En entrevista con Viviana Palacios, secretaria de la Mujer de Villavicencio, explicó que en colegios se desarrollan semilleros sobre dignidad menstrual. Sin embargo, mencionándole la inestabilidad del acueducto municipal y su afectación a las mujeres durante su menstruación, la funcionaría respondió que no se está promoviendo algo al respecto ya que no es parte de sus competencias: “eso lo tiene que hacer obviamente el acueducto”.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales