Indígenas jiw recibieron ayuda humanitaria en el Meta

Los mercados cumplen con los requerimientos dietarios indígenas, según la Unidad de Víctimas.
Según reportó la Unidad para las Víctimas en el departamento del Meta,  esta entidad entregó ayudas humanitarias en especie a unas 400 familias de la comunidad indígena jiw que viven en Mapiripán,  Puerto Concordia y Puerto Gaitán, y a indígenas sikuany del resguardo Puerto Alvira, en Mapiripán.
La ayuda humanitaria comprende alimentos con balance kilocalórico y consumo de proteínas de acuerdo con el equilibrio dietario de las comunidades y elementos de aseo personal, con el propósito de garantizar la atención integral a los indígenas que se encuentran en emergencia especial prolongada.
Para la entrega de la ayuda humanitaria a las más de 1.200 personas de estas comunidades, se llevaron a cabo todos los protocolos dispuestos por el Gobierno Nacional, garantizando que no se vean expuestos a la emergencia sanitaria por Covid-19. Las comunidades indígenas, como medida de autoprotección desde su cosmovisión como pueblo en condición de nomadismo, se trasladaron desde sus lugares de permanencia hacia zonas selváticas de sus territorios.
«La Unidad para las Víctimas hace un llamado especial a las entidades territoriales para que se brinde atención humanitaria desde el componente de habitabilidad para el suministro de elementos básicos que garantice la protección en su movilidad», dijo en un comunicado la entidad.
Esta ayuda humanitaria en especie da cumpliendo al auto 173 de la Corte Constitucional, en el que se adoptan medidas urgentes en materia de atención inmediata y reacción urgente para la protección y prevención al pueblo jiw.
Carlos Pardo Alezones, director de Meta y Llanos de la Unidad para las Víctimas, enfatizó que para las ayudas humanitarias entregadas se ha contado con el apoyo de las alcaldías de Mapiripán, Puerto Concordia y Puerto Gaitán, en la ruta de entrega; no obstante el presupuesto para la adquisición de estos alimentos, está a cargo de la Unidad para las Víctimas.