Llueven críticas al Plan de Desarrollo del Meta

Caño Cristales abre sus puertas al mundo

No fue una semana fácil para el Plan de Desarrollo Departamental en la Asamblea. El Partido verde se pone al frente de los análisis a fondo.  

Primero fueron los 68 errores que, según el diputado del Partido verde, Oswaldo Avellaneda, halló en el Plan de Desarrollo ‘Hagamos Grande Al Meta’ y que van desde que “las metas que no se pueden cuantificar, y en las que tampoco se  aterrizan cuáles son las necesidades del departamento del Meta”, hasta no tener en cuenta documentos formulados en el año 2019, como el plan de ordenamiento productivo social y rural de la propiedad, entre otros (vea artículo completo en www.periodicodelmeta.com).

Ahora, esta semana, con la presentación de la directora del Instituto de Turismo del Meta (ITM), Mónica Solano, ante la Asamblea del Meta del sector turístico que será la hoja de ruta en los próximos tres años y medio, se evidenció que algo de fondo está ocurriendo con el documento.

El documento y sobre todo las metas presentadas por la directora del ITM recibieron duras críticas de los diputados del Meta.

Avellaneda, nuevamente, fue quién más cuestionamientos le hizo al documento. Según el diputado,  el informe presentado es improvisado, poco coherente y no corresponde a un plan estratégico para impulsar el turismo en el departamento, ya que cada una de las metas de este plan habla es de asesorías, planes, planificaciones y caracterizaciones.

“De todas las presentaciones que han hecho las diferentes dependencias del gobierno departamental, esta es la que más improvisación e incoherencia tiene. Además, las metas presentadas definitivamente  no van acorde con el desarrollo turístico del departamento del Meta”, señaló el diputado del Partido Verde.

Avellaneda también indicó que desde el inicio del documento se presentan una serie de inconsistencias en la descripción del programa, entre estas,  la que señala que “es necesario involucrar a los municipios del departamento en el plan,  los cuales cuentan todos con el POT actualizado”.

Otra de las críticas es que uno de los compromisos que tenía el Gobernador en su Plan de Gobierno estaba encaminado a fortalecer administrativa, técnica y financieramente al Bioparque Los Ocarros , sin embargo, para este compromiso no hay ningún tipo de recurso en este documento.

Por su parte,  el diputado Javier Aranda, dijo que lo mejor que podría pasar es que el Gobierno Nacional aplazara la fecha de aprobación de los Planes de Desarrollo, ya que el único punto justificable en la presentación hecha por la directora del ITM,  es el programa 3502 que habla sobre la elaboración de un estudio de mercado del nuevo perfil del visitante para el destino Meta, que tiene un valor de 400 millones de pesos.

Aranda también señaló que en el documento hay 13 metas que se relacionan con la entrega de documentos y contemplan un total de más de $6.050 millones. Además de seis metas que en su alcance físico son bajas,  mientras la asignación presupuestal es altas por unidad de medida. “Es decir, cuando se trata de capacitar personas el costo personal es bastante alto. Es una tema que hay que replantear totalmente”, explicó el diputado Aranda.

“Es inconcebible lo que presentó el Instituto de Turismo del  Meta en cabeza de la doctora Mónica Solano. Esto no lo podemos permitir, es una desfachatez para el departamento del Meta. Hay que replantear estos recursos tan onerosos que tiene el Instituto de Turismo del Meta”, manifestó el diputado al término de su intervención.

El diputado Arley Gómez, del Partido Verde, dijo por su parte, que  el documento presentado por la directora del ITM, es vergonzoso. “De todas las exposiciones que hemos visto, la más desestructurada  es la que nos presentó la directora del Instituto de Turismo. Con este plan de turismo lo que va hacer es un acto desvergonzado para quitarle la plata al departamento”, advirtió Gómez.

El diputado del Partido Verde también criticó las asesorías planteadas por la Solano por un valor de 150.00 millones de pesos, así como una campaña por valor de $9.000 millones y la creación de una página web por valor de 800 millones de pesos, que podría ser creada por la misma secretaría de prensa de la Gobernación de manera gratuita, según Gómez.