Miraflores le apostó a la TV

Los jóvenes encontraron en la fotografía y la televisión una posibilidad de retratar su propio municipio.

Luego de años de tener la guerra en las calles de su municipio, soportar combates muy cerca de las casas y hasta una toma guerrillera, los habitantes de Miraflores (Guaviare) nunca pensaron que un proyecto con jóvenes podía desarrollarse allí.

A finales de octubre del 2017 se dio inicio a la estrategia Mambrú, que en Miraflores consistió en la creación de una productora de cine y televisión.

Para Egidio Suárez, experto en temas de reintegración de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), “el producto dorado de la iniciativa es la capacidad instalada, la cual busca el apoyo de los entes estatales para que la estrategia se siga fortaleciendo como un entorno protector que lleve a los niños, niñas, adolescentes y jóvenes a hacer conciencia del buen manejo del tiempo libre para cambiar las expectativas de vida y cosechar un futuro mejor”, dijo.

Fueron cerca de 35 niños y jóvenes los que encontraron en la televisión una oportunidad para desarrollar iniciativas de prevención del reclutamiento y con un enfoque artístico y cultural visibilizar la gran riqueza de este municipio: su gente.

“El sueño que tenemos es mostrar la transición de Miraflores, brindar herramientas cinematográficas, tener un canal donde podamos mostrar toda la riqueza cultural de y ser reconocidos como una iniciativa constructora de paz”, dijo Jeison Galán, líder de la plataforma juvenil, miembro de la fundación Wajaaro y participante de Mambrú.

Miraflores queda a 45 minutos en avión de San José del Guaviare, es un lugar bañado por la selva, limita con el río Vaupés y al ser un territorio tan húmedo, casi todos los días sobre las 5 de la tarde, como símbolo de esperanza y resiliencia sale el arcoíris.

La ARN y la Fundación Merani entregaron a los integrantes de Mambrú un computador, dos cámaras profesionales, un video beam, dos video-micrófonos, y dos tarjetas profesionales de memorias FD para fortalecer la iniciativa de cine y televisión.

‘Mambrú no va a la guerra, este es otro cuento’ ha hecho presencia en 36 municipios y 26 departamentos de Colombia, de acuerdo a datos de la ARN y en la misma estrategia se han beneficiado más de 5.000 niños, adolescentes y jóvenes en todo el país.