Naturaleza, diversión y tradición

Las cabalgatas ecológicas son una de las actividades más interesantes, (en el parque se puede disfrutar de cinco diferentes), pues en estas los visitantes pueden disfrutar de un relajante y hermoso paisaje con la flora exótica y nativa de la región.

Tradición e historia se reúnen en un solo escenario: Tiuma Park, un esfuerzo desde el sector privado por fortalecer los parques temáticos en el Llano. Un lugar para conocer.

El lugar abrió sus puertas hace 18 años. Inicialmente se conocía como Hacienda Marsella, un patrimonio dedicado a la ganadería que evolucionó en un reconocido parque temático. Posee un área de 170 hectáreas de bosques y morichales, donde hay diferentes escenarios destinados a la interacción con el ecosistema y las especies de fauna silvestre reproducidas y conservadas.

Allí los turistas pueden encontrar formas de sentirse llanero a través de la práctica del coleo, cabalgatas, ordeño de vacas, carreras de caballos y más. En total son 15 distintas actividades relacionadas con el Llano.

Vladimir Tiuso, gerente de Mercadeo del parque, explica que Tiuma Park fue creado para que turistas y los mismos llaneros conozcan las riquezas del Llano. “Queremos impregnar al mundo de los que son las raíces llaneras desde el canto, el baile, los instrumentos, las faenas que tienen los llaneros y desde diferentes frentes que consideramos que tienen una riqueza en el Llano”, dice.

Las cabalgatas ecológicas son una de las actividades más interesantes, (en el parque se puede disfrutar de cinco diferentes), pues en estas los visitantes pueden disfrutar de un relajante y hermoso paisaje con la flora exótica y nativa de la región.

La primera se denomina el ‘rancho de los parientes. Allí, los turistas pueden visitar un rancho llanero y observar micos en su hábitat natural. De igual forma podrán contemplar nacederos de aguas naturales, que atraviesan el paso de Las Pirañas. El recorrido dura 45 minutos, pero se puede extender por más de una hora.

También se puede disfrutar de la ‘noche de los cocuyos’. Es una cabalgata nocturna en homenaje a un poema del maestro Héctor Paul Vanegas. Se realiza alrededor del parque hasta llegar a un rancho llanero donde los visitantes van a poder experimentar el poema y vivirlo un poco más de cerca bajo la noche llanera. Es una experiencia para los más románticos.

Para los más aventureros la ‘recogida de ganado’ es perfecta. En esta cabalgata se recrea un ritual que se tiene en algunas fincas llaneras: la tradicional recogida de ganado. Allí, los turistas salen sobre las 4:30 de la tarde a recoger el ganado, arrearlo y hacer las actividades tradicionales de un vaquero. El recorrido dura aproximadamente hora y media.

Cabalgatas
En Tiuma Park todo está enfocado hacia el folclor y las tradiciones llaneras, por eso hay otras dos cabalgatas más largas y se han diseñado para los aventureros que quieran vivir con intensidad la experiencia de estar en los Llanos. La primera se denomina ’El amanecer llanero’ y la segunda ‘cabalgata del amanecer’.

’El amanecer llanero’ inicia a las 5:00 de la mañana y termina a las 6:00 de la tarde. Son cabalgatas de más o menos cinco horas. Durante el recorrido se pasa por diferentes ríos, cultivos y hatos ganaderos.

La ‘cabalgata del amanecer’ es una travesía de cuatro horas. Esta contempla la experiencia de vivir lo que hace un vaquero, incluyendo la dormida en un chinchorro, el ordeño, la recogida de ganado, el desayuno y la cena.

Para los amantes de los animales, el parque ofrece recorridos en Buggy gigante (tipo safari) que pasan por cuatro escenarios (equinos, bovino, búfalo y Orinoquia) en los cuales se podrán apreciar chigüiros, dantas, cajuches, búfalos, venados, entre otras especies representativas de los Llanos Orientales. Los animales están en un área de 30.000 metros cuadrados que les permiten libertad total.

Si lo que quiere es sentir adrenalina pura, el parque le ofrece varias alternativas. Una de ellas se desarrolla en el río del Cacique, al interior del parque. Es una historia de aventureros que se transportan en un tractor hasta el salto de La Anaconda, un tobogán de 40 metros que cae en el río del Cacique y atraviesa el afluente hasta llegar al salto de Tarzán, una plataforma con 30 metros de largo en la que los visitantes se movilizan en una tarabita hasta caer a un río. La actividad dura aproximadamente 45 minutos.

Para los más aventureros la misión delta es ideal. Es un canopy a 1.600 pies de altura. Es uno de los más largos del país. El recorrido se realiza sobre cinco puentes ubicados en las instalaciones del parque temático. También se puede practicar El rappel. El descenso se hace desde un moriche llanero o palma llanera a 10 metros de altura. Esta práctica de alto riesgo que cada día gana adeptos, ha sido bien recibida por los aventureros que visitan el parque.