No solo el voto

La Alianza por la Democracia, el Desarrollo y la Construcción de Paz, de la cual hace parte Periódico del Meta, invitó esta semana a la ciudadanía a continuar ejerciendo su participación, más allá del voto, ahora en el proceso de empalme de las administraciones locales y la Gobernación.

Una convocatoria sana que vale la pena acoger para que en las diferentes etapas sean tenidas en cuenta las comunidades, los gremios y las organizaciones cívicas tanto por los mandatarios salientes como por los entrantes.

Lo ideal es que ahora, como en la construcción del Plan de Desarrollo, se puedan constituir diferentes espacios de diálogo con la ciudadanía según los temas de interés de los grupos beneficiados o afectados. De alguna manera se deben incluir las recomendaciones que se entregan a los nuevos mandatarios, para de esta forma tener desde ya una mayor legitimidad a la que ya le otorga el haber sido elegido popularmente.

Sin embargo, esto que parece tan complejo en una sociedad que a duras penas participa con el voto, tiene que ser incentivado por las asociaciones cívicas y los líderes de opinión. Para el caso del Plan de Desarrollo, debemos preocuparnos por las fechas y lugares donde se adelantarán las mesas de discusión sobre lo que debe quedar en el dicho plan. Recuerde que por importante que sea una iniciativa de la comunidad, sino queda consignado en el documento, difícilmente podrá hacerse realidad.

Por ejemplo, deberíamos tener acceso transparente y libre al informe de gestión que entregan los mandatarios salientes para evaluar los logros y los pendientes. Este informe es muy importante para diseñar las rutas a seguir. Deberíamos preocuparnos por saber quiénes conforman los consejos territoriales de planeación, recuerde que esa instancia revisa y conceptúa sobre el Proyecto del Plan de desarrollo que regirá durante los siguientes cuatro años.

Así como lo hicieron en campaña al ser candidatos, los nuevos gobernantes deberían aprovechar las herramientas digitales para dar a conocer en detalle los avances de los empalmes, avances, además de promover las discusiones constructivas.

La participación ciudadana en estas instancias debería ser tan importante como el día de las elecciones, pues es en estos momentos de empalme y de construcción de los planes que finalmente se deciden asuntos puntuales sobre el bienestar de las personas. Olvidamos pronto que si se es honesto, el 27 de octubre se votó por un programa de gobierno, una propuesta, unas ideas que ahora empiezan a ser reales.

¿Y usted qué hará en los siguientes cuatro años para participar más y quejarse menos de los gobernantes?