¿Qué proponen los candidatos presidenciales para manejar el sistema de regalías?

Los presidenciales repartirían las regalías de esta manera.

Durante una semana, Periódico del Meta consultó a cada uno de los candidatos a la presidencia sobre uno de los temas que más compete al Meta y a los Llanos Orientales: las regalías petroleras.  A pocas horas de las elecciones en Colombia y ahora que el precio del barril del petróleo ronda los 80 dólares, el tema es más importante. ¿Reformarán el sistema? ¿Seguirán los OCAD? Así respondieron los candidatos.

Sergio Fajardo:

El candidato de la Coalición Colombia  plantea que se aumente la participación de los entes territoriales que se ven afectados por la explotación minero energética del 20% al 40%; esto para no afectar  la actual inversión del presupuesto de regalías en ciencia y tecnología.

El Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD) continúa, no se eliminará, por el contrario se evaluará para identificar que está mal y así realizar las respectivas modificaciones, funcionando de la manera por la cual fue definido.

Hoy los colombianos no saben en que se invierten los recursos de regalías, porque estas decisiones se toman a puerta cerrada. La experiencia en la administración de Alcaldías y la Gobernación de Antioquia de manera transparente y abierta con la participación de la ciudadanía, son la forma para hacer el control a estos recursos, por lo que de manera directa se acercará a la gente por medio de reuniones con los diferentes gobernadores, alcaldes, representantes y dirigentes sociales para definir cuanto es el monto aproximado que recibirán los gobiernos locales y en ese mismo espacio, definir cual es el proyecto o la ruta a seguir con esos recursos,  de esta manera la ciudadanía tendrá claro en que se van a invertir el dinero y podrá hacer veeduría de que se está cumpliendo o no con estos criterios. Se realizará al menos una reunión anual con cada gobernador y alcaldes, para verificar que todo se esté ejecutando de manera correcta.

Iván Duque:

El candidato propone una reforma rápida al Sistema General de Regalías, planteando que la fórmula sea 50% para las regiones productoras y 50% para distribuir en el resto del país. Colombia tendrá que aprovechar su potencial de hidrocarburos, previniendo la petróleo-dependencia”, con diversificación productiva y exportadora, fortaleciendo los estándares ambientales y sociales, profundizando la interacción con las comunidades, la protección de acuíferos y dejando resultados visibles y estructurales en las regiones productoras y no productoras.

Para recuperar la confianza de la comunidad en la minería, propone a las regiones medidas audaces, como, por ejemplo, un pago anticipado de regalías o que se puedan activar anticipadamente obras por impuestos, para que la comunidad vea que sí llega la inversión.

El Órgano Colegiado de Administración y Decisión (OCAD) evalúa, viabiliza, aprueba y prioriza los programas y proyectos que serán financiados con recursos del Fondo de Ciencia, Tecnología e Innovación (FCTeI) del Sistema General de Regalías. En el marco del proceso de reforma del sistema, se tendrá que evaluar su eficacia y operación.

Se realizará un mayor control a los recursos provenientes de regalías, despolitizando el Sistema Nacional de Regalías y dándole mayor transparencia. Con la minería se unificarán procesos de formalización y sistemas de información con los que cuenta el sector, con base en un registro único que incluya a los artesanales, pequeños, medianos y grandes. Además, se hará lucha frontal contra la minería criminal, que debe partir de la coordinación interinstitucional de Ministerio de Defensa, el Ministerio de Ambiente, el Ministerio de Minas y los diferentes organismos de control. Así atacará la financiación de grupos criminales y pondrá  al servicio de las comunidades, mediante la extinción de dominio exprés, la maquinaria y los minerales confiscados.

El candidato presidencial del Centro Democrático dijo que a la comunidad del Meta hay que responderle con inversión social, con medidas reales, porque han perdido confianza en el sector y han sido víctimas del discurso populista que trata de posicionar falsos dilemas entre la minería y el medio ambiente.

 

Gustavo Petro:

La Colombia Humana de Gustavo Petro plantea la necesidad de reformar el Sistema General de Regalías con el objetivo de que los departamentos productores de materias minero energéticas tengan mayor incidencia, ya que estos territorios generadores de la riqueza nacional al final de la explotación son los más empobrecidos.

La redistribución del presupuesto y pasar de la economía extractivita a la economía productiva, transformará la dependencia del petróleo para la nación, generando seguridad alimentaria, mayor rentabilidad a la sociedad y las comunidades para trasformar el país.

Los OCAD serán democratizados, continuarán, pero se reformarán, ya que actualmente no están respondiendo a la necesidad de la sociedad, para esto son necesarios los ejercicios de participación ciudadana.

El control de los recursos obtenidos de las regalías necesita entes fiscalizadores autónomos independientes. La corrupción se debe eliminar de la justicia, lo que significará autonomía plena de esta rama, la cual responderá  a sus funciones de manera transparente, contribuyendo a una sociedad democrática, que en conjunto con los entes regionales de control que también serán democratizados, responderán en el ejercicio de la independencia  y autonomía con una participación protagónica de toda la sociedad en su conjunto, para vigilar, controlar y promover la inversión bajo los marcos de la ética.

Humberto De la Calle:

De La Calle afirma que es necesario ajustar el Sistema General de Regalías para corregir sus fallas y lograr una distribución y ejecución justa de los recursos. La reforma que propone se basa en los siguientes puntos:

Preservar el principio de solidaridad en el núcleo del SGR, distribuyendo los recursos en todo el territorio nacional, estos serán repartidos con base a la densidad poblacional, indicadores de pobreza y participación minera.

Los municipios productores de bienes no renovables recibirán un porcentaje mayor al que se estableció con la reforma del 2012, siempre y cuando se ajusten al cumplimiento de metas e indicadores de impacto y eficiencia en el manejo de los recursos.

Los Órganos Colegiados de Administración y Decisión (OCAD) tienen gran potencial para garantizar una planeación eficaz y la ejecución de los proyectos. Sin embargo, es necesario despolitizarlos y convertirlos en órganos de decisión con carácter más técnico.

Impulsará un plan de transferencia de conocimiento técnico para las regiones. Cada departamento contará con las capacidades técnicas para formular y evaluar proyectos de alto nivel de complejidad. Esto permitirá establecer parámetros homogéneos de estructuración de proyectos para todo el país, a fin de incrementar los índices de ejecución de estos recursos.

La ejecución de las regalías dará prioridad a proyectos cuyo impacto sea realmente significativo para el desarrollo de las regiones, jalonando el crecimiento económico de diversos sectores de la economía colombiana. De esta forma, se cambiarán los minerales por desarrollo.

 

Germán Vargas Lleras

El actual Sistema General de Regalías y el Sistema General de Participaciones dificulta la asignación de los recursos de acuerdo a las necesidades, las diferencias en capacidad y entornos de desarrollo de los territorios y regiones del país.

Reformaré el Sistema General de Regalías para que las regiones reciban más recursos y mejoren las inversiones, con esto incrementaremos del 20 a 30 por ciento la participación de los municipios y departamentos productores, además excluiremos de las regalías a los municipios que prohíban la actividad extractiva de minerales y combustibles.

Modificaré el Sistema General de Participaciones (SGP) para incrementar la autonomía y competencias de las Entidades Territoriales. Propiciaremos el crecimiento del Sistema General de Participaciones con el de los ingresos de la Nación, para pasar de 34 billones en 2017 a 70 billones en 2025.

Eliminaré los OCAD municipales porque cuestan 350 mil millones de pesos anualmente y porque se demoran más de un año y cuatro meses para que se puedan ejecutar los proyectos.

Crearé un Sistema Único de Control y Vigilancia de los Recursos Públicos para combatir la corrupción con información y vigilancia eficaz en tiempo real.