Ricardo Montoya: Los sueños reales de un mago

“Son nuestras elecciones las que muestran lo que somos, mucho más que nuestras habilidades”. La frase es de Harry Potter, tal vez el mago más famoso del cine y es una de las que bien podría definir a Ricardo, un mago llanero que aspira a ser mucho más que los todos los estudiantes del Colegio Hogwarts.   

Su perfil en redes sociales lo define en pocas palabras: “Colombiano, mago internacional, viajero del mundo (…) Sueña en grande”.

Así es Ricardo Montoya, el joven que justamente tomó la elección de cambiar la arquitectura por las ilusiones de la magia. Recuerda que fue un día, siendo niño, que quedó maravillado por un truco que le mostró otro niño de ocho años. Pero solo fue cuando creció que se dedicó a la magia.

“Desde el momento en que observé el truco de magia empecé a buscar en videos en YouTube relacionados y por ahí inicié mi carrera en el mundo de la magia”, dice el llanero

El joven, con 26 años, recuerda que su proceso de ascendencia en el mundo del espectáculo ha sido difícil, sin embargo resalta que cuando se tienen metas y sueños en la vida, no importan los sacrificios que se tengan que hacerse, porque de los mismos saldrán excelentes resultados que se podrán ver a futuro.

En sus ratos libres este artista visita diferentes salas de cines y prepara sus shows de una forma especial. “Pienso que le puede gustar al público, sin salirme de lo que soy yo. El espectáculo debe ser entretenido y que asombre, pues en esto radica la esencia de un mago”, asegura.

Y explica que “el truco es el método para llegar a la ilusión. Y la magia es aquello que logra que esa ilusión, ese momento, dure para toda la vida”.

El joven mago le contó a Periódico del Meta que además de esforzarse en la preparación de sus shows, le gusta el fútbol, deporte con el que soñaba llegar a ser un gran futbolista, sin embargo dejó esa ilusión atrás ya que el ‘bichito’ del espectáculo lo picó.

Explicó que no tiene gustos extraños pero que en sus cumpleaños le encanta comer arroz con pollo y jugo de curaba (nunca pasa esta fecha sin su plato preferido), además resaltó detesta comer cebolla, pimentón, remolacha y brócoli.

Este llanero se ha presentado en diferentes escenarios de la capital del Meta como el Teatro La Vorágine, restaurante-bar Casa Meraki y en tarimas internacionales de Long Beach (California).

Uno de los espacios en el que espera presentarse con su show de magia es Las Vegas, pues dice: “en este escenario se presentan los magos e ilusionistas más maravillosos del mundo y sería un honor para mí llegar a tener un cupo en un espacio en tan respetable”.

Así mismo asegura que le gustaría ganar un premio en la Federación Internacional de Sociedades Mágicas –Firgin-, campeonato en el que se presentan magos de todas las nacionalidades.

“Sería increíble, mundial, ganarme un premio de esta categoría”, sostuvo el ilusionista llanero.

Dentro de sus expectativas está tener un show propio que se iguale a los espectáculos de grandes magos de talla mundial, así como seguir trabajando por el reconocimiento en la tierra que lo vio nacer.

Como exponente de este género artístico le envió un mensaje a los jóvenes llaneros, que sueñan con convertirse un día en grandes ilusionistas o magos: “Luchen por sus sueños, trabajen duro y propónganse cada día más desafíos, porque ahí es donde está el verdadero reto de la vida”.

 

 

DATO VITAL

Ricardo Andrés Montoya Fierro nació el 3 de abril de 1990 en Villavicencio, en el seno de una familia conformada por su hermana, Viviana y sus padres Ricardo Montoya y Martha Fierro. De ellos resalta un consejo que probablemente tuvo mucho que ver con el sueño aquel: “Haga lo que le guste hacer. Y lo que haga, hágalo bien”.  Tiene 26 años, es arquitecto egresado de la Universidad del Meta, cuenta con varios cursos de producción y dirección cinematográfica.