Se ratifica resolución que regula el peso en vehículos del Ariari

La semana pasada, los transportados del Ariari adelantaron un plan tortuga solicitando al Gobierno departamental soluciones respeto a la Resolución 2498 que regularía el peso los vehículos de dos ejes.

A pesar de los requerimientos, el Ministerio de Transporte ratificó que la resolución continúa vigente y que seguirán los controles de peso para los vehículos de carga, no solo en las carreteras del Meta, sino en todo el país, por considerar que representan un riesgo, tanto para la seguridad vial, como para la infraestructura.

La disputa inició el pasado 28 de enero, cuando entró en vigencia la Resolución 2498, la cual estipula que, a partir de ahora, los vehículos detransporte de carga rígidos de dos ejes atravesarán inspecciones de peso. «Los vehículos deberán someterse a las dimensiones y pesos, incluida carrocería y accesorios”, cita la resolución.

Según la modificación a la norma, la nueva legislatura establece que, los vehículos de dos ejes no deberán superar 1.5 toneladas, cuando normalmente eran cargados con 6 o 7 toneladas, esto significa que, cada camioneta, antes de la medida podría transportar 272 cajas de fruta (6 toneladas), pero ahora, tras la implementación, sólo podrá transportar 68 (1.5 toneladas). Por lo tanto, el valor del flete aumenta, desestabilizando los precios e incrementado los costos, pues cada flete oscila en los 3.200 pesos, y su tendencia está al alza.

Y es que el panorama es desolador, ya que, a menor cantidad de carga, mayores los gastos, pues el vehículo consume lo mismo entre cada trayecto, por ejemplo, en un viaje de guayaba de Lejanías a Bogotá, en ACPM el carro gasta 260.000; peajes, 115000; la mano de obra para el cargue y descargue cuesta 120.000; la salida de la central de abastos se aproxima a los 25.000 y el salario del conductor está entre 140.000 y 150.000, lo que da un total de 670.000. Con la totalidad de la carga acostumbrada, los costos son apenas básicos, pero con una reducción en el peso, las ganancias por viaje son de apenas 130.000.

Para los cerca de 600 transportadores del Ariari, la norma perjudica la cadena de producción en todos los municipios cosechadores de maracuyá, yuca, guanábana, papaya, aguacate, limón, entre otros. Es decir que, todos los implicados en la cadena de producción, como comerciantes, transportadores y cultivadores están preocupados, pues la medida, no sólo desestabiliza la economía local, sino que propiciaría el desempleo masivo, pues de cada camión dependen alrededor de 4 personas. Por lo pronto, los transportadores se rehúsan a acatar la normativa, y continúan circulando con cargas de hasta 5 toneladas, hasta que logren una solución concreta a la problemática.

Desde que se implementó la medida se han ejecutado comparendos en la región. El primer día, por ejemplo, fueron multados 8 vehículos en el Ariari, a pesar de que la misma resolución indica que se dará un periodo transitorio de 5 años, “es necesario considerar aspectos económicos y jurídicos que puedan afectar a particulares que de buena fe tomaron decisiones y adquirieron condiciones para operar en el mercado, y, en consecuencia, se requiere un periodo de transición de cinco años con fundamento en el principio de confianza legítima” cita la norma. Teniendo en cuenta esto, Jefree Alba Martínez, vocero de los transportadores del Ariari pasará un recurso de apelación contra los comparendos impuestos por este concepto.

Buscando soluciones que beneficien al gremio, Jefree Alba Martínez, se reunió en días pasados con el Viceministro de infraestructuraManuel Felipe Gutiérrez, quien se confirmó al vocero que no harán modificaciones a la normativa, pues representa un peligro para la seguridad vial y la Infraestructura vial, dada la concentración del peso.

La misma respuesta recibió la representante a la Cámara Jenifer Arias, quien también se reunió con Gutiérrez. Sin embargo, Arias vislumbro una salida que está siendo estudiada por las partes, se espera, en compañía de los técnicos del Ministerio y los transportadores discutir con las empresas fabricantes respeto a las estipulaciones técnicas, para lograr concertar al menos un peso máximo de 5 toneladas.

De lograr llegar a un acuerdo con los fabricantes, el Ministerio de Transporte modificará la normativa, de lo contrario no.

Por lo pronto, se espera socializar las decisiones con todos los transportadores. La reunión aún no tiene fecha, se sabe que se llevará a cabo en Granada, capital del Ariari y que contará con la presencia de los Viceministros de Transporte y de Infraestructura, así como representantes de la Agencia Nacional para la Seguridad Vial.