Tragedia en el Güejar deja en vilo el turismo en Mesetas

Una persona ahogada dejó la emergencia del domingo en el río Güejar.

La muerte de un turista ayer domingo tras la emergencia de una de las balsas de la empresa Safari, que realiza recorridos por el río Güejar en Mesetas, obligó a la suspensión temporal de las actividades de ecoturismo en esta zona del departamento del Meta.

Sobre las 2:00 de la tarde se reportó la desaparición de una balsa con nueve u ocho personas a bordo, turistas y guías que realizaban el tradicional recorrido por las aguas de este afluente, símbolo del turismo renaciente del sur del Meta. Al parecer la balsa se volteó en uno de los sectores de aguas turbulentas o rápidos que habitualmente son navegables pero son más riesgosas en época de invierno.

De inmediato se activó el plan de contingencia de las empresas, desplazando personal con capacidad de rescate también de los operadores de servicios turísticos, para hacer un barrido por todo el cañón del río Güejar, informó Everardo Álvarez, coordinador municipal para la Gestión del Riesgo.

Horas después, casi sobre las cuatro de la tarde, las autoridades reportaron la aparición de dos menores y los dos guías, quienes fueron arrastrados por la corriente pero  llegaron con vida al sitio denominado La Recebera. Luego, apareció el cuerpo ahogado de un hombre de unos 27 años de edad y más tarde se supo que las demás personas de la balsa estaban sanas y salvas. Hasta ahora los organismos de socorro no han confirmado si eran 8 o 9 las personas que iban en la balsa.

El cuerpo fue rescatado ayer mismo.

Este lunes  la alcaldía de Mesetas anunció que ante la tragedia y mientras se aclara la emergencia, se prohíben todos los descensos por rafting en el río Güejar y se permita verificar y garantizar las condiciones en las que se están desarrollando las operaciones turísticas en ese sitio.

Fuentes cercanas al turismo de aventura, han denunciado que ha habido desorden en el control a los operadores en Mesetas, porque si bien algunas empresas son responsables, otros  lo único que hacen es comprar las balsas, pero no buscan capacitarse en guianza y primeros auxilios y se lanzan río abajo sin conocer las amenazas que tiene.