1.500 tortugas terecay fueron liberadas en La Macarena

Las playas del río Guayabero, sector Remolino en el municipio de La Macarena, se convirtieron hoy miércoles, en el escenario para la liberación de 1.500 tortugas terecay (Podocnemsis unifilis), las cuales fueron incubadas y criadas en cautiverio, como parte de la estrategia para la conservación de esta especie liderada por Cormacarena y la Defensa Civil de este municipio.

El proyecto que se desarrolla desde hace seis años con el apoyo de la Defensa Civil y las comunidades, consiste en recolectar huevos de tortugas terecay en época de verano en las playas de los ríos Guayabero y Losada, con el fin de brindar protección y garantizar la reproducción de la especie.

Los huevos luego de ser recolectados, son incubados en cubetas de área que simulan las condiciones que tienen en la playa y una vez han eclosionado, las crías son cuidadas durante su etapa de crecimiento la cual tiene un tiempo de entre dos y un año, periodo en el cual Cormacarena trabaja de la mano con las comunidades que son las encargadas de cuidarlas y alimentarlas. A la fecha se han realizado ocho liberaciones en donde 12.000 tortugas han logrado regresado a su hábitat.

Las 1.500 terecay que fueron liberadas en la mañana de hoy en el río Guayabero, sitio donde generalmente se reproducen de forma natural y se observan frecuentemente, tiene una edad aproximada de dos años y se encuentran en las condiciones apropiadas para su supervivencia en el hábitat natural.

Amenazas a la especie

La tortuga terecay (Podocnemsis unifilis), es una especie expuesta a una intensa sobreexplotación de los adultos y huevos en todo el ámbito de su distribución natural. En algunos países su carne y sus huevos son más apetecidos que los de cualquier otra especie de tortuga. Al año son atrapadas miles de tortugas con anzuelos cebados con fruta, en especial durante el invierno cuando la pesca es escasa.

La vistosa coloración de los tortuguillos los convierte en animales muy apreciados para los mercados de mascotas. De acuerdo con la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (IUCN), la Podocnemis unifilis se encuentra en la categoría Vulnerable a nivel global mientras que se le considera En Peligro y En Peligro Crítico en el Orinoco y Amazonas respectivamente.

Cormacarena con el apoyo institucional y de las comunidades, continuará orientando sus esfuerzos en la protección y conservación de esta importante especie, emblemática de la región de los Llanos Orientales.

Publicidad