38.868 hogares en el Meta que no tienen ayuda social recibirán apoyo en dinero

Cinco mil millones de pesos están destinados para pequeñas empresas.

El Gobierno Nacional está entregando un ingreso solidario a tres millones de hogares que no hacen parte de los programas de transferencias monetarias del Estado y se encuentran en situación de pobreza, pobreza extrema y vulnerabilidad. La medida tiene el propósito de mitigar los impactos derivados de la emergencia causada por el Covid-19.

Los beneficiarios del Programa Ingreso Solidario fueron focalizados por el Departamento
Nacional de Planeación (DNP) a partir de la información actualizada de la base de Sisbén
IV, registros de la encuesta Sisbén III y el cruce de información sobre personas favorecidas
de otros programas sociales.
Los hogares beneficiarios reciben una transferencia monetaria por $160.000 durante el mes
de abril. “El ingreso solidario busca mitigar los impactos de la emergencia sobre la población que aún no es beneficiaria de ningún programa de transferencias monetarias del Estado, muchos de estos hogares no tienen un trabajo formal o viven del día a día”, explicó Luis Alberto Rodríguez, director del Departamento Nacional de Planeación (DNP).

Para cumplir con este esfuerzo sin precedentes y en tiempo récord, el gobierno de Iván
Duque contó con el acompañamiento de las entidades financieras, las centrales de riesgos
y las empresas de telefonía celular, siempre respetando la confidencialidad y con cuidadoso
manejo de la privacidad de la información de los hogares mediante números de celular y
datos de ubicación.

El Ministerio de Hacienda y Crédito Público implementó el esquema de distribución de los
recursos a las entidades financieras. Se han establecido dos metodologías para los beneficiarios del ingreso solidario: en una primera etapa, quienes ya tienen cuenta en una
entidad financiera, reciben una comunicación, y luego la transferencia de los recursos.

En la región de los Llanos los departamentos con el mayor número de hogares beneficiarios
en la región Llanos son: Meta con alrededor de 39.00, Casanare con más de 15.000 hogares y Arauca con más de 8.000 familias.

Primera etapa por departamentos
En Meta se benefician 29 municipios, para un total de 38.868 hogares. La distribución de
los 10 municipios con más hogares favorecidos es la siguiente: Villavicencio con más de
19.000 hogares, Acacías con más de 3.000 familias, Granada con más de 2.600 hogares,
Puerto Gaitán con alrededor de 2.400 familias, San Martín con más de 1.300 hogares,
Puerto López con más de 1.200 familias, Castilla La Nueva con más de 1.150 hogares,
Cumaral con alrededor de 890 familias, Restrepo con más de 840 hogares y Guamal con
más de 580 familias.
En Casanare se benefician 19 municipios, para más de 15.800 familias. La distribución de
los 10 municipios con más hogares favorecidos es la siguiente: El Yopal con más de 5.100
familias, Aguazul con más de 1.950 hogares, Villanueva con más de 1.400 de familias, Paz
de Ariporo con 1.350 hogares, Tauramena con más de 1.200 familias, Monterrey con más
de 910 hogares, Maní con más de 810 familias, Trinidad con 570 hogares, Orocué con 520
familias y Pore con más de 410 hogares.
En Arauca se benefician siete municipios. La distribución de los municipios con hogares
favorecidos es la siguiente: Arauca con más de 3.400 familias, Saravena con cerca de 1.930 hogares, Tame con más de 1.400 familias, Arauquita con más de 960 hogares, Fortul con 550 familias, Puerto Rondón con 110 hogares y Cravo Norte con más de 80 familias.
En Guaviare se benefician cuatro municipios. La distribución es la siguiente: San José del
Guaviare con más de 820 familias, El Retorno con cerca de 250 hogares, Calamar con más
de 190 familias y Miraflores con más de 70 familias.
En Vichada también se benefician cuatro municipios. La distribución es la siguiente: Puerto Carreño con más de 340 hogares, Cumaribo con más de 290 familias, La Primavera con cerca de 260 hogares y Santa Rosalía con más de 110 familias.
En Vaupés se benefician tres municipios. La distribución es la siguiente: Mitú con cerca de
170 hogares, Carurú con más de 30 familias y Taraira con 5 hogares.
Finalmente, en Guainía se beneficia el municipio de Puerto Inírida con más de 480 hogares.

En una segunda etapa, para las familias que no están bancarizadas, se hará la apertura
de un producto financiero por medio del teléfono móvil con un proceso simplificado y digital.
Estos canales digitales permiten hacer pagos a terceros, ahorrar o transferir montos a
familiares o amigos sin salir de casa para evitar al máximo aglomeraciones.

En una tercera etapa, para cubrir los hogares con los que no haya sido posible hacer la
apertura de un producto digital, se formalizará un giro a través del Banco Agrario u otras
entidades que ofrezcan condiciones adecuadas y seguras para la entrega de estos recursos

Los abonos
El abono se efectuará a través de los siguientes servicios y entidades financieras: AVVilas
(Cuenta Digital), Bancolombia (Nequi y Bancolombia a la Mano), Davivienda (Daviplata) y
Movii (Movii).
El trabajo de identificación se materializó conjuntamente entre el Gobierno y la Asociación
de la Industria Móvil de Colombia (Asomóvil), que congrega a tres operadores móviles:
Claro, Tigo-UNE y Movistar y con las centrales de información crediticia TransUnion y
Experian.
“Con el ingreso solidario el Estado protege a quienes más lo necesitan en tiempos de crisis
para preservar la salud de todos, uniendo esfuerzos para que la población vulnerable del
país sea cobijada inmediatamente y pueda cumplir con el aislamiento preventivo
obligatorio”, reiteró el director del DNP.
Es importante resaltar que no es necesario participar de bonos, sorteos o inscripciones de
ningún tipo. El único canal autorizado para verificar si se es o no beneficiario del ingreso
solidario y comprobar la entidad financiera en la que recibirá el depósito es la página
ingresosolidario.dnp.gov.co