Videojuego llanero para pasar la cuarentena

Estos son algunos de los personajes que componen la primera parte de este videojuego.

Desde la capital del Meta se combate la deforestación descargando un videojuego, por cuya compra, se aporta para sembrar una plántula en el Amazonas.

Aunque los desarrolladores de videojuegos se esfuerzan por mantener la empresa llanera, deben acudir a otros mercados ante la falta de apoyo a la industria en el departamento.

Por Camilo Gallo|

Animal Fury – Destination es un videojuego desarrollado por la compañía llanera ‘Ignicion Games’ que inició en el año 2006, cuando su fundador, Jorge Hernández, aún era estudiante de la Universidad de los Llanos (Unillanos). Esta es la única desarrolladora de videojuegos tipo industria del Meta.

La compañía de videojuegos durante los últimos años ha venido sufriendo una transformación positiva, en 2017 logró una inversión de un capital privado, lo que les permitió a Jorge y a sus socios, llevar a cabo una versión comercial gratuita pensada en Android y iOS. Fué cuando nació ‘Animal Fury’.

En el juego se cuenta la historia de una comunidad de animales de un bosque que, preocupada porque se están quedando sin agua, decide enviar a tres emisarios en una misión por recuperar la fuente de agua sagrada del bosque, sin embargo, no será una misión fácil, pues un cuervo malvado con sus poderes crea unos ‘Golem’, los cuales le dificultan el éxito de la tarea a los jugadores.

El juego inició con un demo, en el cual, se recreaba una pelea épica entre ‘Cato’, el gato, y un ‘Golem’, ya que la diferencia de tamaños de los personajes proponía una misión imposible.

La versión gratuita obtuvo alrededor de 1.800 descargas en la ‘Play Store’, sin embargo la compañía debía comenzar a monetizar.

En 2019, los desarrolladores llaneros hacen historia al presentarse a una convocatoria llamada ‘Crea Digital’ por parte del Ministerio de Tecnologías de la Información y Comunicaciones (MinTIC) y el Ministerio de Cultura (MinCultura), una convocatoria que, según explica Jorge, fue complicada de ganar ya que se presentaron 140 proyectos de los cuales seleccionaron solo tres. Nunca alguien de Villavicencio había logrado destacar.

Ganando la convocatoria, Ignicion Games obtuvo los recursos para desarrollar el juego, con los cuales se generó empleo para nueve personas que lograron mantener la historia, pero cambiaron el gameplay (la forma de jugar).

Se agregaron nuevos personajes (gato, oso, simio), aumentaron a cinco niveles de pelea con cinco diferentes ‘Golem’, donde cada uno representaba cinco diferentes tipos de contaminación que tiene el mundo: contaminación radioactiva, por plástico, por óxido, por residuos electrónicos, entre otros. Para llegar a esta pelea los jugadores deberán derrotar primero a diferentes personajes secundarios en cada nivel, antes de llegar a la etapa final.

Mientras Jorge y su equipo se encontraban desarrollando la nueva versión, Animal Fury fue nominado a los ‘Prize Awards 2019’ en Los Ángeles – California, en el mes de agosto, y posteriormente nominados a los mismos premios durante el mes de noviembre en Shenzhen – China, donde resultaron finalistas.

Animal Fury, por su temática, tiene un componente de sensibilización ambiental, por lo que se unieron a la iniciativa mundial ‘Saving the Amazon’, una fundación reconocida por su labor de reforestación en las selvas del Vaupés y la Amazonía.

Mediante un convenio logran que ‘Saving the Amazon’ les done en el lugar el bosque Animal Fury, en donde por cada descarga del videojuego, que tiene un valor de 2.99 (dólares), se dona un dólar a la fundación que los recolecta, y al completar 15 descargas se siembra una plántula en el bosque ‘Animal Fury’ en el Amazonas. La fundación trabaja con la población indígena local, quienes son los encargados de sembrar las plántulas.

Saving the Amazon mantiene un registro fotográfico durante seis meses, con la intención de que las personas puedan realizar seguimiento a la plantación. Todos estos componentes se convierten en valor agregado, el cual impulsa a muchas personas del mundo a descargarlo como una forma de apoyar al planeta y divertirse.

Hasta antes de iniciar la pandemia, esta industria de videojuegos llanera estaba invitada a la ‘Game Developers Conference’, la reunión anual más grande de desarrolladores profesionales, en la cual esperaban conseguir los recursos para la segunda parte del juego, con la esperanza de llegar a la consola y el PC, en la que se narre la historia desde la perspectiva de otro de los personajes (Mongo el simio).

Sin embargo, tendrán que esperar que la emergencia sanitaria disminuya en el mundo. Mientras tanto, Jorge afirma que para desarrollar videojuegos se necesita en la región de tres cosas: “uno es que los muchachos realmente quieran aprender; dos, que encuentren dónde estudiar; y tres, que tanto sector público como sector privado apuesten a iniciativas que impulsen la industria de los videojuegos”.

Hernández pidió a los llaneros que en esta cuarentena descarguen el juego, lo disfruten, y de paso, apoyen la reforestación del Amazonas.