A disfrutar la noche de velitas sin pólvora

Juliana Pungiluppi, directora general del ICBF

Durante los primeros días de diciembre se han registrado 13 casos de menores de edad lesionados con pólvora.

Desde Riohacha y en vísperas de la noche de velitas, la Directora General del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar (ICBF), Juliana Pungiluppi, invitó a los padres de familia a tener mucha precaución y a seguir con la tendencia decreciente en el número de casos de niños, niñas y adolescentes lesionados por la manipulación de pólvora.

“Utilicemos tradiciones que no involucren pólvora porque lo mejor en estas fiestas es no perder nada. La mejor tradición es compartir con los niñas, niños y adolescentes, generarles momentos de amor y mantenerlos alejados de la pólvora”, aseguró la Directora General.

Juliana Pungiluppi destacó que en el mismo periodo de vigilancia epidemiológica del año anterior y cuando han transcurrido seis días del diciembre, se redujo en un 48% el número de menores de edad lesionados, al pasar de 25 a 13 casos.

La Directora General del ICBF hizo un llamado a las familias, las autoridades territoriales y la ciudadanía a no bajar la guardia. “Todos sin excepción debemos proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes y evitar que la pólvora arruine sus vidas”, aseguró.

Según el último reporte del Instituto Nacional de Salud (INS), de los 13 casos de niños, niñas y adolescentes lesionados con pólvora, 4 se presentaron en el departamento de Sucre, 3 en Valle del Cauca, 2 en Antioquia, 2 en Córdoba y 2 en Atlántico.

En su recorrido por La Guajira, la Directora General destacó que el ICBF trabaja en articulación con todas las entidades que hacen parte del Sistema Nacional de Bienestar Familiar (SNBF) y en las 33 regionales del Instituto, desarrollando procesos pedagógicos y preventivos para que las familias de Colombia vivan una #FiestaSinPólvora.

Finalmente, les insistió a los padres de familia y adultos responsables sobre la necesidad de tomar acciones oportunas cuando se presente un caso de menores de edad lesionados con pólvora. “Los niños tienen tratamiento preferencial en todos los centros de salud del país”, puntualizó.