A medias, la modernización de rutas en Villavicencio

El nuevo operador tendría un plazo máximo de cuatro meses para culminar este proceso de implementación de control de flota en los vehículos.

Uno de los proyectos más ambiciosos para modernizar el servicio público de transporte en Villavicencio, se está quedando ‘sin gasolina’ por falta de voluntad y ‘peros’ de las partes involucradas.

Desde junio de 2018, las siete empresas de transporte colectivo de pasajeros (colectivo o busetas) que hay en Villavicencio y la Secretaría de Movilidad del municipio, acordaron un plazo de seis meses, a partir de ese momento, para poner en marcha la modernización y actualización de este transporte público en la capital del Meta.

El acuerdo quedó suscrito en el Decreto 158 expedido por la administración municipal, en el cual se estableció la creación del sistema automático de despacho para los 1.013 buses que prestan el servicio en la ciudad.

El moderno sistema, que se anunció el año anterior, permitiría llevar control absoluto de las rutas, el tiempo y la cantidad de pasajeros que utilizan el servicio público colectivo en la capital del Meta; dejando atrás la utilización de terminales que debían llenarse en papel y en fotocopias.

Este sistema también permitiría que los buses rotaran por las diferentes rutas de la ciudad, lo que generaría, según la Secretaría de Movilidad, un equilibrio en el sector transportador. Además, el sistema de pago también sería electrónico y los recursos de cada uno de los pasajeros irían a una caja única.

El sistema de despacho automático también contaría, de haber entrado en funcionamiento de forma correcta, con un sistema de control de apertura de puertas. Es decir, sólo abriría en los paraderos y los buses tendrían un tablero electrónico y una imagen única (color blanco y el distintivo de Unirutas, la Unión Temporal encargada de generar todos los requerimientos tecnológicos para que esto se hiciera realidad).

Hace más de un año, el 5 de junio del 2018, el entonces secretario de Movilidad de Villavicencio, Iván Baquero, sostuvo que “los empresarios del transporte tienen un mes a partir de hoy para que todos los terminales de la ciudad inicien la implementación del sistema automático de despacho, y un plazo de implementación de seis meses a partir de la activación del sistema automático, para tener alineados a todos los vehículos por el sistema de control de flota”.

Esta orden perentoria a la fecha está avanzando a media marcha y está aún lejos la posibilidad de ver una mejor distribución de rutas en la ciudad.

En este contexto, es importante señalar que bajo este Decreto se estableció la implementación del sistema de control de flota. Este método revelaría en tiempo real la localización de todos y cada uno de los vehículos del sistema en circulación en Villavicencio, reportando de forma permanente a la Secretaría de Movilidad esta información.

Además, otro de los beneficios de este sistema es la mejora en los tiempos de recorrido, teniendo en cuenta que se sabe la ubicación del vehículo y el tiempo estimado de espera en los paraderos; evitando así, los populares calibradores que, según la Secretaria de Movilidad, son hoy quienes controlan los tiempos de distancia de cada bus y esto genera trancones por la competencia entre los conductores.

Sobre estos incumplimientos, Diana Patricia Barón, coordinadora operativa de Unirutas, señaló que “nosotros teníamos un operador tecnológico, pero no nos cumplió. El Decreto tiene unas especificaciones técnicas puntuales y se les dio muchas oportunidades para cumplirlas, estuvimos trabajando con ellos, y con los propietarios, pero realmente el operador nos incumplió, por lo que hace un mes dimos por terminado el contrato con ellos”.

Así las cosas, manifestó que por ahora la idea es realizar una feria tecnológica en la que participen los propietarios y sean ellos quienes escojan el nuevo operador, que se encargará de la modernización de los equipos en los buses.

Agosto será clave para avanzar

La Secretaría de Movilidad de Villavicencio está siendo garante en todo este proceso, precisó Diana Patricia Barón, coordinadora operativa de Unirutas, al tiempo que señaló que esta semana se expidió un documento en el cual se invita a todos los operadores tecnológicos del país a participar en este proceso licitatorio, que estará abierto hasta el próximo 20 de agosto.

“Terminado este plazo, el comité garante, conformado por la Secretaría de Movilidad, propietarios, gerentes de empresas y Unirutas operador tecnológico de Villavicencio, se analizarán las propuestas presentadas por los operadores, y el día 24 de agosto se dará respuesta. Las empresas preseleccionadas tendrán hasta el 29 de agosto para escoger tres buses afiliados a las siete empresas que operan en la ciudad, para instalar la tecnología como prueba piloto”, explicó Diana Barón.

Para el 30 de agosto se llevará a cabo una feria tecnológica en el Hotel Campanario, donde los operadores tecnológicos preseleccionados deberán ubicar un estand, y exhibir las tecnologías que ellos traen y que se requieren para el transporte público en Villavicencio.

Tras este proceso, la coordinadora de Unirutas explicó que el comité deberá reunirse de nuevo y revisar las propuestas de los últimos proponentes, que se deben ajustar a las necesidades contempladas en el Decreto 158 de 2018 y escoger una de esas opciones.

Así las cosas, admitió que el anexo técnico de este Decreto era muy exigente, por lo que era difícil cumplir los requisitos del mismo.

“Con el Secretario de Movilidad y el comité nos sentamos a revisarlo y hubo unas modificaciones a ese anexo del Decreto, entonces va ser un poco más flexible para los operadores que se vayan a presentar ahora en cuento a las exigencias que tenía el anterior”, manifestó la funcionaria.

Por su parte, Wilson Suárez, secretario de Movilidad de Villavicencio, indicó que, pese a que se han presentado muchos tropiezos con el operador, el sistema automático de despacho, anunciado el año pasado, está en operación. No obstante, dijo que hay unos problemas de comunicación en los despachos y otras situaciones particulares que se han presentado con algunos conductores, pero está operativo en la mayoría de los terminales de la ciudad.

“Hemos estado en un acompañamiento con los entes de control, para ver qué podemos hacer con ese plazo, nos han acompañado en una mesa de moralización, representada por los entes de control, y ellos nos han acompañado para ver qué podemos hacer con ese Decreto, si ampliar el plazo, dejarlo así, o declararlo incumplido”, precisó Suárez.

El nuevo operador tendría un plazo máximo de cuatro meses para culminar este proceso de implementación de control de flota en los vehículos.

El funcionario recordó que este es un proyecto de vital importancia para la ciudad y que generaría un cambio social y de cultura ciudadana en Villavicencio.