Adiós a la glorieta de la Avenida 40

La glorieta de Villacentro desaparecerá para dar lugar al puente a nivel que hará más ágil el paso por esta zona. La obra se financia con recursos de la Alcaldía.

Puente a nivel en la intersección Villacentro a cambio de la actual glorieta, cero giros a la izquierda y moderno urbanismo en áreas aledañas, entre los cambios en este sector.

Para finales de julio debe quedar terminada una de las obras viales más ambiciosas de los últimos años en Villavicencio: la rehabilitación de la Avenida 40 y sectores aledaños.


Luego de un minucioso estudio, que incluyó tres propuestas de alternativa e involucró a más de 130 personas, el consorcio Intersecciones Viales, responsable de sacar adelante este proyecto, concluyó que para mejorar las condiciones de movilidad en tiempo (de 4.1 a 2.8 minutos) y velocidad (de 17,6 a 27,4 km/h) es necesario reemplazar la actual ‘Glorieta de Villacentro’, construida hace cerca de 20 años, por un puente a nivel.


Este quedará como prolongación de la avenida Circunvalar (quienes viajen por la Avenida 40 tendrán que utilizar el subnivel), brindará continuidad a la ciclorruta y tendrá también retorno en ambos sentidos.
Para Ricardo Andrés González, director de la obra, uno de los aspectos determinantes tiene que ver con que quedó contemplado dentro del diseño final la inclusión al peatón (por este sector transitan más de 10.000 personas al día), pues gracias a pasos controlados por fin podrán atravesar la Avenida 40 sin poner en riesgo la vida, como venía ocurriendo.


“Esta obra costará 25.200 millones de pesos y no solo integra la glorieta, es un proyecto para la movilidad de la ciudad, impactará además vías colaterales como la calle 15, la carrera 40, la carrera 43 y la carrera 37 h que es la salida del Colegio Departamental La Esperanza (sede sordos)”, explicó.


Aunque en principio también se contempló la construcción de un puente elevado o una intersección semaforizada, diferentes razones técnicas y presupuestales conllevaron a que el puente a nivel fuera al final la mejor opción, pese a que el estudio arrojó que se tendrá que recorrer un poco más de distancia (1,2 kilómetros) por las ‘orejas’ viales que habrá que hacer ante la inminente desaparición de la glorieta, y con ella los giros a la izquierda.


Por ejemplo, si usted viene por la calle 15 desde el barrio El Buque y necesita tomar la Avenida 40 hacia el centro, con la entrada en operación de la nueva obra ahora deberá ir hasta el retorno vehicular ubicado en la calle 11, diagonal al Hotel Estelar, y luego tomar el subnivel, o si viene de la Avenida 40 y necesita dirigirse hacia la calle 15, deberá conducir por el subnivel hasta la calle 12 (diagonal a la Kia), llegar hasta la carrera 40 y luego a la calle 15 a la derecha.

DCIM\101MEDIA\DJI_0378.JPG


La carrera 39 (detrás del centro comercial Llanocentro) y la calle 16 (detrás de la sede de la Fiscalía del barrio La Esperanza octava etapa), determinantes para facilitar el tráfico de automotores, podrían cambiar de sentido (a doble vía) pero será la Secretaría de Movilidad la que tome esta decisión o no.


La intervención de corredores aledaños se dará en siete puntos específicos: calle 7 entre avenida 40 y carrera 40; carrera 49 entre calles 11 y 12; carrera 39 entre calles 15 y 20; calle 39 entre carrera 39 y avenida 40; calle 24 entre carrera 39 y 40; calle 16 entre avenida 40 y carrera 37i y carrera 37i entre calles 15 y 16.


Pavimentación o mejoramiento vial, construcción de box coulvert y de nuevos carriles, corrección hidráulica de otros, señalización vial y en algunos tramos traslado y reubicación de redes eléctricas y de telecomunicaciones, hacen parte de las labores complementarias a realizar como corredores emergentes.


La carrera 40, entre la Universidad San Martín y la esquina del centro comercial Primavera Urbana, será otro de los puntos en los que se tendrá que hacer mayor intervención y requerirá cierre vial durante más de dos meses.


El componente de desarrollo urbano será otro de los aspectos fundamentales dentro del proyecto, pues el diseño contempla una solución para utilizar el corredor a pie o en bicicleta. Para minimizar el impacto en la movilidad habitual de la ciudad, la firma contratista tiene planeado realizar los trabajos de mayor impacto durante la noche, con paso controlado, y en tres fases de ejecución.

Cierre parcial de la Carrera 40

Desde este 12 de febrero, y durante 75 días, se hará el cierre total de la carrera 40 sentido norte sur (entre la Universidad San Martín y la esquina del centro comercial Primavera Urbana).
Obras de urbanismo, mejoramiento de la malla vial, reposición de redes de acueducto y alcantarillado, son algunos de los trabajos que requerirán del cierre y el cambio de sentido vial de la calzada que quedará habilitada para el tráfico vehicular.
Otro de los cambios sustanciales que hace parte del proyecto en este punto tiene que ver con los árboles localizados actualmente en el separador, ya que serán reemplazados por especies nativas en ambas aceras.
Concluida esta obra, los transeúntes podrán pasar sin riesgo, pues hoy hay un tramo sin andén que, en ocasiones, obliga al peatón a compartir la vía con los vehículos y los peligros que conlleva. Durante el tiempo que se esté trabajando, los automotores que vengan del sur y vayan con destino al Siete de Agosto, Barzal o Centro, deberán desviar por la calle 15 hasta la carrera 43 (Clínica de Cirugía Ocular) y luego a la calle 26c que desemboca en la carrera 40.