Agencia Anticorrupción

Por: Juan Pablo Camacho

Economista

La corrupción nos roba 50 billones de pesos al año a los colombianos, la evasión de impuestos 60 billones, con esos 110 billones se podrían construir entre 3.500 y 6.000 colegios públicos o simplemente repartirle a cada colombiano $ 200.000 pesos mensuales, es tan grave que estamos hablando de un poco más de un tercio del presupuesto nacional que se pierde por la ambición de los bandidos y las triquiñuelas de los grandes capitales.

¿Cómo atacar dichas prácticas para tener una sociedad más justa?

El caso Odebrecth ha sido emblema de la corrupción regional que aqueja América Latina. En el caso particular de Colombia, hay un consenso en el imaginario colectivo sobre el punto de inflexión de estas redes corruptas: la época de auge del narcotráfico que introdujo la cultura del “Todo Vale”. En un país con un Gini de 0,517, donde la informalidad, la falta de educación, la zozobra, la violencia y el miedo han formado parte del paisaje de varias generaciones, se ha generado un clima de incertidumbre, de desconfianza hacia los demás.

Por eso es fundamental la creación de la Agencia Nacional de Lucha Contra la Corrupción. La Convención de Naciones Unidas contra la Corrupción resalta la importancia de crear un órgano independiente, con personería jurídica y autónomo encargado de la prevención y lucha contra la corrupción que tenga como funciones principales la implementación de políticas públicas y la facultad investigativa para perseguir hechos de corrupción a nivel nacional y territorial.

La Agencia Nacional de Lucha Contra la Corrupción, debe tener funciones de policía judicial, para recaudar los elementos probatorios suficientes para denunciar, se debe crear el Bloque de Búsqueda Anticorrupción.

Este Bloque de Búsqueda Anticorrupción tendrá facultades para intervenir en licitaciones con empresas de papel, infiltrarse en roscas políticas y procesos de contratación, contará con un presupuesto centralizado para el fácil control del gasto y sus funcionarios tendrán que ser los agentes de inteligencia y contrainteligencia mejor calificados