Alcaldías piden mano dura contra expendedores de droga

Los Alcaldes que hacen parte de las Ciudades Capitales de Colombia (Asocapitales), incluida la capital del Meta unieron sus voces para pedirle al Gobierno Nacional la implementación de medidas más contundentes para controlar la oferta de sustancias ilegales en las calles de sus ciudades.

Los mandatarios locales mostraron su preocupación por la facilidad con que menores de edad acceden a drogas y otras sustancias psicoactivas, iniciando su consumo desde los 8 o 9 años de edad, convirtiéndose rápidamente en víctimas o victimarios de múltiples formas de violencia asociadas al tráfico de estupefacientes.

Fenómenos delictivos como el sicariato y la lucha entre bandas, demuestran que el negocio de la droga está en manos de delincuentes de la más alta peligrosidad, que no tienen freno alguno en exterminar a cientos de vidas por mantener su conducta criminal.

A pesar del control de las autoridades, la oferta permanente de sustancias como la cocaína y marihuana a los estudiantes y adolescentes que están en plena estructuración de su personalidad, los convierte en presa fácil de la farmacodependencia, con graves consecuencias para las familias y comunidades de su entorno.

Por todo esto, y con el ánimo de defender la vida, la seguridad, la salud pública y la armonía de nuestras familias colombianas, manifestamos la necesidad urgente de crear legislaciones fuertes que nos permitan contrarrestar desde cada una de nuestras ciudades y de manera decidida y radical, este lucrativo y aberrante negocio.