Así se presenta una hoja de vida

Foto: tomada de la Web

Muchas personas no saben cómo hacer una hoja de vida y caen en la típica idea de pedir prestada una a un amigo para elaborarla, aunque no es malo, la manera de hacerla es muy sencilla, solo hay que  tener claro qué aspiraciones laborales  se tienen y a cuáles vacantes se quiere aplicar.

Periódico del Meta trae algunos consejos a la hora de realizar o perfilar una hoja de vida, ya que esta es la carta de presentación al momento de postularse a un cargo laboral.

No existe una forma única para hacer una hoja de vida. Sin embargo, en ocasiones la vacante exige un formato como tal, puede ser Minerva o una plantilla específica, de lo contrario, los diseños son diversos, adaptables y sencillos de encontrar en distintos sitios web.

La foto no es obligatoria, pero es un punto positivo, porque permite al empleador hacerse una idea de quién aspira al cargo.  Si decide presentar una hoja de vida, esta debe denotar seriedad y profesionalismo e ir con fondo blanco.

El nombre debe estar completo y debajo de este su profesión u oficio. La cedula es opcional, pero lo más recomendable es no ponerla por seguridad.

El documento debe incluir su dirección de residencia para generar confianza y que la empresa sepa dónde lo puede localizar en caso de una visita domiciliaria, al igual que el número de celular.

El correo es un tema en el cual todos comenten el error de utilizar nombres poco comunes, como por ejemplo emorxita1997@hotmail.com, este tipo de usuarios no se deben emplear, el correo debe ser profesional como diegohernandezcruz@hotmail.com, este tipo de cosas simples que pueden generar impacto, inclusive lograr la contratación.

El perfil: este debe estar redactado en primera persona de manera detallada y concisa en el cual se describa el quiénes son y a qué campo pertenecen, ¿qué han hecho en su vida laboral (no su experiencia) como, por ejemplo: proyectos, estrategias, cosas que destacar; al final se describe nuestro deber ser y características propias que nos identifiquen como persona y profesional. Un dato curioso es no utilizar más de tres fortalezas, un número menor o mayor puede jugar en nuestra o contra.

En la información personal de nuevo va la cédula, pero esta es opcional, la fecha y lugar de nacimiento que aporta a nuestro perfil, y por último el estado civil que es muy tenido en cuanta en ciertas empresas.

En los estudios realizados, independiente del orden, desde lo más actual a lo más antiguo, o en el sentido contrario, debe existir cronología, esto demuestra orden ante el empleador, los estudios deben además de tener el nombre de la entidad en la que se realizador, el lugar donde se ubica y el año o años entre los que estudio allí. Si tuvieron alguna participación en un semillero de investigación o en un proyecto destacado también pueden agregarlo en esta área.

La experiencia laboral, es un tema que define que tanta propiedad y con qué conocimientos abordaremos el puesto al que aspiramos, por eso es importante saber perfilarla y que responda al cargo, esta debe estar ubicada desde la más reciente a la más antigua y no debe superar preferiblemente los cinco años de vigencia, además que debe incluir algún contacto de su jefe directo, estar firmada o certificada; llevar el cargo que desempeño, el periodo en el que trabajo con fecha de inicio y retiro, funciones detalladas de lo que hizo en la entidad. Debe ser redactada con palabras técnicas y datar sus logros y aportes a la empresa.

Es un error agregar toda la experiencia que se tenga, el objetivo es uno, y el poner cosas diversas no dan coherencia a la hoja de vida. En caso de no tener con la experiencia, es fundamental cumplir con los detalles expuestos anteriormente, saberse perfilar, con estudios, cursos, habilidades que aporten al cargo.

Algo que parece menos importante son las referencias personales, pero estas permiten al empleador analizar con qué personas se relaciona y cómo esas personas pueden en algún momento ser un guía para usted en el trabajo, por lo que anexar referencias que tengan cargos importantes en áreas similares a la cual desea aspirar es una ventaja; un numero ganador son tres referencias, aunque en algunas vacantes ponen el número de referencias que solicitan.

La hoja de vida debe ir firmada, esto denota compromiso y seriedad con la empresa, aunque parece un detalle mínimo, puede que su hoja de vida termine en la basura en caso de no hacerlo.

Los soportes se agregan dependiendo la información compartida anteriormente, como el Rut (depende de los requisitos de la vacante), soportes de estudio, certificados laborales, referencias personales, que en ocasiones se exigen a puño y letra por la persona citada, todo depende de los requisitos pedidos.

Es fundamental que la hoja de vida valla en carpeta de presentación. En cuanto a la impresión, no necesariamente debe ir a color, si la entregan a blanco y negro también es válido.

Con estos pasos tan simples, podremos corregir o hacer una nueva hoja de vida que se perfile más al cargo que se busca ejercer y continuar al segundo paso, la entrevista.