“Es ignorancia que nos comparen con las empresas de la Costa”: gerente Emsa

El abogado Carlos Rojas Hernández completó nueve meses en la gerencia de la EMSA, convencido de que bajo su administración podrá darle mejor servicio a los usuarios, que es lo que exigen a gritos.

El gerente de la EMSA, aunque admite que hay falencias en la prestación del servicio que están ya en rumbo de ser corregidas, también es claro en afirmar que es una infamia que la comparen con Electricaribe.

 

La Electrificadora del Meta (EMSA) es tal vez una de las empresas a la que más critican los usuarios en el departamento, debido a la interrupción constante del servicio, al punto que algunos han llegado a compararla con Electricaribe. Y esta es una de los reproches que más molesta al gerente de la empresa, Carlos Alfonso Rojas Hernández (C.R.), quien incluso conoce de cerca la empresa costeña y dice que es injusto compararla con la del Meta.

Periódico del Meta (PDM) invitó al directivo, que lleva apenas nueve meses en el cargo, para que explique las razones de esos incómodos cortes, pero también qué se hace para disminuirlos y la proyección que tiene la empresa.

PDM: ¿Se envejeció la infraestructura de la EMSA?

C.R.: En un principio, la EMSA previó cubrir los Niveles Superiores de Atención (que era el sector petrolero y agroindustrial) y ahora estamos concentrados en mejorar el Nivel de Distribución Local para lo cual se requiere hacer inversiones que ya se están atendiendo.

PDM: ¿De cuánto es la inversión?

C.R.: Está previsto un presupuesto de 100.000 millones de pesos orientados a mejorar esas redes de distribución.

PDM: ¿Pero por qué llueve o hace viento y casi inmediatamente se va la luz?

C.R. Hemos insistido en que el Nivel de Distribución Local es muy frágil porque está al aire libre y es vulnerable a los cambios climáticos. Cualquier elemento que tenga contacto con estos cables, provoca el aislamiento de la red.

PDM: ¿Eso quiere decir que por estos días de invierno y vientos será peor?

C.R.: Los últimos días se han presentado vendavales que han causado algunas desconexiones de varios circuitos. Pero conscientes de eso estamos orientados a hacer remodelaciones en las redes. No lo podemos hacer en su totalidad porque la inversión sería multimillonaria. Vamos a atender los casos más prioritarios.

PDM: ¿Cuáles serán esos trabajos?

C.R. Planes de mantenimiento, podas, equipos de reconectadores para intervenir en el menor tiempo posible y reanudar el servicio. Estamos remodelando redes y potencializado algunas subestaciones como la de Caños Negros, Esmeralda y Restrepo, con el fin de evitar la salida frecuente de algunos circuitos que son los más vulnerables.

PDM: Hay redes demasiado antiguas

C.R.: Hemos encontrado subestaciones de más de 30 años, redes igual de antiguas. Por eso nos toca priorizar las inversiones.

PDM: ¿En el pasado faltó inversión en modernizar las redes y las subestaciones?

C.R.: No quiero hacer juicos de valor sobre eso. La lógica económica indicaba que en el momento se necesitaba suplir la necesidad del boom petrolero y atender los clientes de hidrocarburos principalmente. Los gerentes vieron que las inversiones debían orientarse en ese sentido.

PDM: Cuando empiezan ese mejoramiento de infraestructura.

C.R.: De hecho ya empezamos con el tramo Suria-Puerto López que empezó funcionar en noviembre pasado. Iniciaremos pronto con la línea Puerto López-Puerto Gaitán y se remodelarán varias hacia el rio Meta y otras a Acacías.

PDM. ¿En cuánto tiempo la gente va a sentir que mejorará el servicio?

C.R.: En el primer trimestre del 2019. Todos estos procesos de inversión son lentos porque requieren seguir unas pautas administrativas. Por eso les pedimos paciencia a los usuarios y mientras tanto tenemos medidas de choque.

PDM. ¿Tienen pensado construir subestaciones nuevas?

C.R.: Con una inversión superior de 38.000 millones de  pesos vamos a repontencializar dos subestaciones antiguas. En Suria se construirá una subestación que servirá de punto de conexión adicional con la red nacional, ya que ahorita solo tenemos La Reforma y con Suria II podríamos suplir esa falencia y los flujos de energía. Se construirá también la subestación Catama en la que se invertirán 40.000 millones.

PDM: ¿Tiene solidez financiera para hacer esas inversiones?

C.R. Esta es una empresa que tiene solidez financiera, que vende unos $500.000 millones al año y con utilidades aproximadas entre 40.000 y 50.000 millones de pesos. Este año, uno de nuestros logros, fue que la Junta Directiva nos dejara 50% de las utilidades para canalizarlos a esas inversiones.

PDM: ¿Le duele que comparen a la EMSA con Electricaribe?

C.R.: No me duele, me molesta de sobremanera porque es un acto de ignorancia en el conocimiento de las empresas y del sistema de distribución. Pero me molesta más cuando es usada esa comparación para sacar réditos políticos. Electricaribe nunca ha dado utilidades, nosotros nos acercamos a los $50.000 millones; EMSA tiene un ebitda​ de $120.000 millones, mientras ellos no se acercan a ese tema. La cartera aquí es máximo del 2,3 por ciento, mientras que allá en algunos lugares la morosidad es del 50 por ciento.

PDM: Con esas cifras debe ser una de las mejores empresas del Meta…

C.R.: Estamos dentro del ranking de las 500 mejores empresas del país, ocupando el puesto 254 según la revista Dinero. Es la única del departamento que aparece en ese listado. Llevo 13 años trabajando en el sector y le puedo hablar con certeza que no estamos ni cerca de parecernos a las empresas de la costa.

PDM: Sin embargo todo se puede mejorar…

C.R.: No quiero disfrazar mi obligación como gerente de buscar mejorar la prestación del servicio, pero estamos comprometidos en eso y, aunque es un camino lento, vamos a optimizarlo.

PDM: ¿Se garantiza el servicio para la Altillanura y ese desarrollo agroindustrial?

C.R. Las inversiones que se pretenden hacer nos deja proyectados a 20 años. Buscamos fortalecer las relaciones comerciales de venta de energías con esos proyectos de desarrollo.

PDM: ¿Qué le puede decir a los clientes? 

C.R. Nuestro trabajo se debe a los clientes, infortunadamente la solución total requiere inversiones millonarias. No estamos sentados esperando a que todo pase, estamos trabajando de manera puntual los problemas. Día a día trabajamos para mejorar la calidad.