Asma, un reto ante las olas de pandemia

La presencia de antecedentes familiares y personales de alergias pueden hacer sospechar el asma.

El asma es una enfermad crónica que afecta a personas de todas las edades, en la cual se produce una inflamación y obstrucción de los bronquios al interior de los pulmones, luego de la exposición a cambios bruscos de temperatura, el polen, los ácaros, las infecciones
virales, el polvo doméstico, el humo del tabaco y los irritantes químicos, entre otros.

“Se caracteriza por síntomas persistentes o ataques recurrentes de falta de aire (disnea), sibilancias o ruidos en el pecho, cuya gravedad y frecuencia varían de una persona a otra.

Es la enfermedad crónica más común entre los niños”, explicó Nubia Bautista, subdirectora (e) de Enfermedades No Transmisibles del Ministerio de Salud y Protección Social. Si bien esta enfermedad no tiene un tratamiento curativo, se puede controlar de manera muy efectiva recibiendo manejo con medicamentos inhalados, lo cual permite llevar una vida normal, sin limitaciones. Adicionalmente, es importante educar al paciente para evitar los posibles desencadenantes de una crisis de asma, “y por eso la recomendación principal
es consultar a los servicios de salud ante la sospecha o síntomas de esta enfermedad, para así mejorar la oportunidad en el diagnóstico y el acceso al tratamiento adecuado”,
aseguró Bautista.

También lea:  9 señales de una enfermedad renal

Retos frente a la pandemia covid-19 En la pandemia por covid- 19 las personas con asma son una de las poblaciones más vulnerables, dado que tienen una mayor probabilidad de complicaciones y muerte por la infección en comparación con la población general,
especialmente si la enfermedad no está bajo control.

Es indispensable identificar los síntomas y signos que pueden hacer sospechar de esta enfermedad, tales como tos frecuente sin presentar infecciones respiratorias, silbidos en el pecho, disnea (ahogo), sensación de opresión en el pecho, los cuales se empeoran en
las noches o en las madrugadas, con el esfuerzo físico, con los cambios bruscos de temperatura o exposición a polvo, fragancias, emociones fuertes o sustos, entre otros.

“Invitamos a las Entidades Territoriales a fortalecer la implementación de acciones para
promover los estilos de vida saludables, mantener el control del consumo de tabaco, y mejorar la atención integral y oportuna en salud, a partir de las directrices brindadas por el Ministerio de Salud y Protección Social para la prevención y tratamiento de esta enfermedad”, aseguró Bautista. Asimismo, las Entidades Administradoras de Planes de Beneficios –EAPB, deben garantizar el diagnóstico oportuno, tratamiento farmacológico y no farmacológico para las personas con esta enfermedad con el fin de evitar complicaciones.

Le recomendamos:  5 cosas para hacer (en su mente) si tiene covid

Características

Hay varios mecanismos por los cuales se produce el asma, dentro de los cuales el principal factor es la predisposición a reaccionar de manera exagerada a diferentes desencadenantes
dentro de los que se encuentran la exposición a alérgenos como los ácaros del polvo doméstico, presente en las camas, alfombras y muebles, la caspa de los animales de compañía, los pólenes o los hongos, la contaminación, el humo del tabaco y los irritantes químicos en el lugar de trabajo, así como la obesidad.

El asma está presente en todos los países, independiente de su grado de desarrollo, sin embargo, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) más del 80% de las muertes por asma tiene lugar en países de ingresos bajos y medio-bajos. Las enfermedades crónicas de las vías respiratorias inferiores, incluida el asma, son la tercera causa de muerte en el país, solo en 2019 murieron 29,7 personas por cada 100.000 habitantes por esta causa.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter