Balance del paro transportador en el Meta

Cuando se cumplen 40 días del paro camionero, en el departamento del Meta los productores campesinos de distintos municipios piden las negociaciones lleguen a buen término para terminar con la incertidumbre financiera en la que están sumidos por la imposibilidad de transportar sus productos hasta los mercados más cercanos.

A esta dificultad hay que sumar los estragos que el invierno ha causado en grandes áreas del departamento. En Puerto Rico, por ejemplo, uno de los municipios más afectados por las lluvias, los campesinos están desesperados por la situación en que se encuentran.

Jesús Alberto Leyton, productor de yuca, cuenta que perdió las cuatro hectáreas de las que dependía su sustento económico debido al invierno, es decir, perdió una cosecha de alrededor de noventa toneladas. Aunque el mes programado para sacar el producto era en agosto, dice, él hubiera alcanzado a salvar una parte del cultivo si hubiera habido transporte: “Yo hablé con los comerciantes y ellos me la arrancaban, pero no había turbos para cargar, no dejaban sacar la comida, y debido a eso me vi perjudicado”.

“Se perdió piña, plátano, maracuyá, papaya, de todo se perdió acá”, resume don Jesús. Y agrega: “Al paro camionero si se le culpa, porque debido a eso perdimos la mayoría de la gente aquí en Puerto Rico”. En ese mismo municipio, en la vereda Sausalito, vive José Marcelo Villanueva, productor de piña, que acostumbra a vender la fruta directamente a los transportadores. Don José Marcelo afirma que las actuales circunstancias lo han obligado a vender la piña a 500 pesos el kilo, si tiene suerte, cuando en épocas normales el precio es de entre 800 y 1000 pesos. “La gente la quiere barata, porque dicen que les revientan los vidrios al carro”, dice.

En aprietos económicos también pueden encontrarse los arroceros de la región, que están próximos a empezar a cosechar.  Se calcula que hay sembradas 60 mil hectáreas en todo el departamento, o sea, se espera recolectar unas 330 mil toneladas. Juan Carlos Martínez, representante del sector, explica, debido al alto porcentaje de humedad relativa de los llanos, “estos granos (de arroz) al tener esa humedad son productos altamente perecederos, y se tiene un promedio de 24 horas para llevarlos al proceso industrial y secarlos”.

Pero no es lo único. Martínez dice que hace un llamado a los transportadores para que “entiendan que la cosecha hasta el momento para el agricultor son deudas, inversiones que uno hace con su cédula y un respaldo patrimonial o un fiador, para que le presten o bien sea el dinero para comprar los insumos o los insumos directamente. Entonces uno está cien por ciento endeudado en el momento de la cosecha”.

Responde los camioneros

Ese llamado del sector arrocero ha obtenido una respuesta de parte de los transportadores, quienes, representados por voceros independientes escogidos en los puntos de concentración y provenientes de varios municipios, en una rueda de prensa ofrecida el jueves, afirmaron que ya hay un acuerdo con ese gremio para evitar las grandes pérdidas que se temen. Sin embargo, dijeron que el mayor problema es llevar las cargas a otros departamentos, por los posibles bloqueos que pueda haber.

Frente a las denuncias de violencia, los representantes de los transportadores hicieron énfasis en las intenciones pacíficas de la protesta en el departamento e hicieron énfasis en que las acciones violentas que se han denunciado han sido responsabilidad de “infiltrados”. “Queremos que quede eso claro: que si hay connatos de vandalismo en el departamento del Meta son ajenos al movimiento camionero”, asegura Javier Hernández, un camionero con 44 años de experiencia en el sector del transporte de carga.

Don Javier recuerda que la razón por la cual ha habido 13 paros camioneros en los últimos 15 años ha sido la negación a escuchar sus reclamos, es decir, en palabras de don Javier, “porque el gobierno dejó acumular, los distintos gobierno de turno y los distintos ministerios no nos quisieron escuchar”.

Respecto a las pérdidas de los campesinos, los representantes de los transportadores de carga afirmaron que no “tienen nada en contra de ellos”. Antes bien, resaltaron el apoyo de las asociaciones de productores Dignidad Agropecuaria y Agameta al paro camionero y recordaron: “Nosotros también estamos perdiendo plata”.

DESTACADOS:

Productores opinan:

 “Si el paro sigue, se nos va a fregar el cacao, porque eso se mohosea con estar ahí guardado, entonces va a perder calidad, va a perder todo”: Aurora Martínez, productora de Vista Hermosa.

       “Más pesado para nosotros ha sido el invierno que el paro”: José Avismael, de la Corporación para el Buen Vivir de los Campesinos, de Puerto López. Su asociación ha perdido 20 de las 150 hectáreas de piña que tenían cultivadas. Se sostienen porque tienen transporte propio, del que hacen uso con caravanas de la Policía.

 “Si sigue el paro por ahí cuatro o cinco días, la cantidad no nos cabe dentro del cuarto frío”: Janeth Reina, de la Asociación Damas Leche, de Mesetas. Las asociadas producen alrededor de 70 barras de queso por día, y en una semana no tendrían donde guardarlas.

 Por qué protestan:

El alto precio del combustible y de los peajes, el no pago por parte del Gobierno por concepto de chatarrización de los vehículos de carga y la disminución en ese mismo pago a medida que pasa el tiempo, así como la elaboración de una tarifa base o tabla de fletes, son algunos de los reclamos que han originado el paro. Transportadores también protestan por reducción de vida útil de los automotores a 20 años.