miércoles, 28 de febrero de 2024
Particulares Pico y placa Miércoles 3 y 4

Camila, el laboratorio de flores


Camila, el laboratorio de flores 1
Camila lanzó un libro en año pasado sobre prensa botánica en el que explica técnicas.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

“Cúrate mi niña con las hojas de la menta y la hierbabuena, ponle amor al té”, así se siente hablar con Camila, como si se escuchara ‘María la curandera’.

Por: Luissa Fernanda Pérez

“Mi religión es la vida”, esa es la filosofía de Camila Hurtado, quien, a través del arte escondido en las plantas, descubrió un mundo de colores, texturas, olores, contrastes y procesos por explorar.

Camila nació en Popayán, pero creció en Villavicencio. Estudió en diferentes colegios y finalmente hizo su pregrado en Bogotá como profesional en diseño gráfico de la Universidad Jorge Tadeo Lozano.

Fue mamá a temprana edad y trabajó cerca de seis años en Bogotá para distintas editoriales: “diseñé revistas y libros. Paralelamente en el 2016 que fue cuando inició Happy Green Familiy, fue cuando sentí una conexión muy fuerte con las plantas, estaba aburrida de trabajar con empresas y las dinámicas corporativas, quería encontrar esta pasión mía, esa expresión artística mía y trabajar por mis sueños”, explica Hurtado.

Y como si las plantas la hicieran perenne, a esta mujer parece que no le pasaran los años; tiene 36 pero aparenta muchos menos y a lo mejor es por la tranquilidad y serenidad que transmite al hablar sobre lo que le apasiona: las plantas y las flores.

Camila, el laboratorio de flores 2

Soy una mujer espiritual, una persona sensible con todos estos temas y creo firmemente en que todo esto existe. Las plantas son seres vivos que se comunican, de muchas maneras, no hablando, pero si a través de sus olores y de su historia”, asegura.

En el 2016 tuvo ese llamado de las plantas, donde entendió que estas se relacionan en todo el sentido con los seres humanos, han hecho parte de nuestra historia, presentes antes de nuestra existencia, y sanadoras ancestrales de nuestra salud física, mental y espiritual: “este descubrimiento que tuve fue una conexión que no solo sentía yo, si no otras personas a mi alrededor. Ahí nació el gran propósito de mi emprendimiento, que es acercar las personas a las plantas”, dice la diseñadora.

Empezó, fue un emprendimiento de huertas caseras, sembraba aromáticas en plantas pequeñas y se las llevaba a las personas para que las tuvieran en sus casas y pudieran usarlas de especias al cocinar y hacer infusiones, “ahí empecé aprender, como buen emprendimiento que empieza sin una base económica, tuve que volver a trabajar en empresas y paralelamente llevando de la mano a Happy Green Family, cada vez quería estar menos en la ciudad, quería estar en la montaña, entre plantas que tuvieran mucha vegetación y naturaleza”, profundizo Camila.

Camila, el laboratorio de flores 3

Luego de eso intuitivamente, Camila empezó a recolectar flores y las guardaba en libros sin saber que hacer exactamente con ellas: “unos amigos tienen un colectivo de collage, me invitaron la primera clase y a mí me encantó y desde ahí me conecté con esa técnica y se me ocurrió que todas esas flores que tenía prensadas en libros las podía utilizar en sus collages”. 

No vendía cuadros, solamente me parecía una expresión creativa, pero necesitaba estudiar cómo se podían conservar mejor las flores a estudiar sobre botánica, visitar herbarios y hacer dos años de investigación de una manera más profesional”.

La creación de su empresa le ha ayudado en sus procesos personales: “por ejemplo, yo era una persona muy ansiosa y esto me tranquilizaba, me daba paz, me ayudaba a conectarme con lo que yo considero que es realmente importante de la vida porque es importante entender las dinámicas de esta sociedad, que es trabajar, ganar dinero, pero también hay una riqueza que encontramos en cosas muy sencillas, como la naturaleza y todo que la madre tierra tiene para ofrecernos, que nos da calma y clara la mente para que podamos estar más equilibrados, enfrentando esta realidad”, expone esta amante de la botánica.

A lo largo de estos siete años, su fuente de apoyo e inspiración han sido su mamá y su hijo. Su mamá quien le dio el empujoncito para salir del cubo en el que vivía en un paisaje adornado flores, con que las que ha realizado cuadros, bolsos, anillos, collares, compartiendo su talento por medio de talleres y cursos para quien desee aventurarse en el mágico mundo de las flores.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales