martes, 25 de junio de 2024
Particulares Pico y placa Martes 1 y 2

Clamar por justicia | Editorial


Clamar por justicia | Editorial 1
La Iglesia católica ha sido cuestionada por encubrir a los sacerdotes abusadores sexuales.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Una de las instituciones que durante años se ganó el respeto de los colombianos fue la iglesia católica. En los municipios más recónditos hay un cura con el cual la comunidad puede conversar y se convirtieron en garantes de procesos sociales y mediadores de conflictos.

Fueron parte fundamental de los acercamientos entre Estado y grupos delincuenciales, incluso con los narcotraficantes en la época de Pablo Escobar, y con la guerrilla en episodios recientes de la historia nacional.

Sin embargo, los cientos de casos de abuso sexual registrados en diferentes lugares del mundo y el plan sistemático para encubrir a los culpables, hizo que entre los feligreses la credibilidad de esta institución fuera minada.

En el caso del Meta, Guaviare y los Llanos Orientales, donde el periodista Juan Pablo Barrientos valientemente ha seguido escarbando archivos para buscar casos de sacerdotes abusadores, el dolor puede ser mayor entre los creyentes católicos.

Por ejemplo, hasta el año pasado, al padre José Leonardo Santamaría, capturado por orden de la Fiscalía en una investigación por presuntos actos de abuso sexual contra un menor de edad, lo defendieron sus vecinos católicos de la comunidad parroquial en Granada, donde es ampliamente conocido. 

Le interesa: Jóvenes sin miedo a la muerte | Editorial

El mismo Barrientos ha sido amenazado de muerte tras la investigación que originó ‘Este es el cordero de dios’, libro que habla de los casos de pederastia en esta región de la Orinoquia. 

Mientras tanto, Cristina Tovar, la madre del menor de 14 años del que habría abusado Santamaría, quien a duras penas terminó unos años de primaria y se rebusca como vendedora ambulante, ha tenido que vivir una pesadilla para buscar justicia. Más de 5 meses tuvo que esperar para que la Fiscalía General emitiera una orden de captura contra el hombre que habría abusado sexualmente de su hijo.

Lamentablemente estas actuaciones de los curas y sus encubridores empañan lo que sacerdotes buenos y entregados a su fe realizan en iglesias alejadas con comunidades abandonadas y a veces enfrentando amenazas por tomar posiciones en defensa de los más vulnerables. 

Las convicciones que tenemos por una doctrina religiosa, una ideología política o una institución, no deberían cegarnos ante realidades evidentes y avalar actos fraudulentos o deshonrosos simplemente porque son afines a nuestros pensamientos.

Como lo dice Juan Pablo Barrientos, no se trata de destruir a una institución como la Iglesia, que seguramente continuará por muchos siglos más, sino de clamar por justicia para las víctimas, que debería ser el punto central de esto, ya que fueron vidas destruidas. 

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales