Con apoyo a proyectos productivos, conmemoraron Día de las Víctimas

La Dirección Territorial Meta de la Unidad de Restitución de Tierras ha alcanzado al día de hoy la restitución de alrededor de 50.000 hectáreas de tierra, beneficiando a cerca de 700 víctimas en esta parte del país.

Un homenaje se rindió este lunes a quienes fueron afectados por el conflicto, durante la conmemoración del Día Nacional de la Memoria y la Solidaridad con las Víctimas.

En Villavicencio, por parte de la Unidad de Restitución de Tierras, el evento principal consistió en un conversatorio ante cerca de 100 personas, en su mayoría víctimas de despojo o abandono forzado de tierras, que han hecho parte del proceso de restitución y hoy son testigos de la transformación de zonas completas del campo a través de la implementación de la Ley 1448, la paz, la seguridad y la inversión económica en territorios antes dominados por la violencia.
Entre los representantes de las víctimas que fueron escuchadas como protagonistas de la jornada, estuvo Fabio Alexander Peña, quien no dejó pasar la ocasión para mantener vivo el recuerdo de todos aquellos que sufrieron lo cruento de la guerra.

“Estas celebraciones siempre se las dedico a las víctimas y en especial a mi mamá, asesinada por paramilitares en 1998, siendo yo un niño. El proceso de restitución de tierras ha sido el mejor homenaje que he podido darle, ya que el sueño de ella siempre fue dejarnos algo de tierra y hoy, gracias a la Unidad de Restitución de Tierras, podemos decir que es una realidad. Estoy orgulloso de recuperar la finca de mi familia y es un honor que la muerte de mi mamá no haya sido en vano”, comenta Fabio con voz temblorosa pero con la convicción que otorga la justicia.

Junto al de Fabio, el testimonio que más aplausos arrancó a la audiencia fue el de Héctor Martínez, quien precisamente el 9 de abril de 2013 tuvo que abandonar su predio en Cumaral, Meta, por presiones de grupos de autodefensas, y desde entonces se vio extrañando a la distancia contar con un mejor futuro para él y su familia.

Ese anhelo se cumple desde el 2015, cuando Héctor fue notificado de la sentencia de restitución por la que hoy, al igual que cientos de familias en Meta, disfruta de los beneficios de haber recuperado su patrimonio con oportunidades de salir adelante nuevamente como campesino. Hoy Héctor cuenta con la propiedad del terreno, adelanta un proyecto productivo en ganadería de doble propósito, asiste a ruedas de negocios y prepara la venta de sus productos a una reconocida cadena de almacén.

Su historia de vida, en la que sobresale haberse esforzado por sacar adelante estudios de bachillerato y como técnico en atención a la primera infancia, es un ejemplo para las víctimas del Meta y la región.

La jornada fue cerrada por parte de la URT con un acto simbólico de reconocimiento a las víctimas del conflicto y la adjudicación de $138´680.000 para proyectos productivos a familias beneficiadas de los municipios de Puerto Lleras, El Dorado y Villavicencio.

“Seguiremos trabajando hasta que la última víctima de despojo o abandono forzado de tierras en Meta y las zonas que tenemos a cargo recuperen sus tierras y rehagan sus vidas”, expreso la directora de la URT en Meta, Diana Esmeralda Herrera.
La Dirección Territorial Meta de la Unidad de Restitución de Tierras ha alcanzado al día de hoy la restitución de alrededor de 50.000 hectáreas de tierra, beneficiando a cerca de 700 víctimas en esta parte del país.