Construirán un edificio ‘biointeligente’ en Villavicencio

El edificio estará ubicado en la Calle 34A con Carrera 34, del barrio Barzal.

Con una inversión cercana a los 60.000 millones de pesos, un grupo de empresarios le apunta a tener el primer edificio certificado ambientalmente en la ciudad.

Aunque por lo general no es fácil ejecutar proyectos de construcción amigables con el medio ambiente, pues requieren inicialmente de diseños arquitectónicos especiales y materiales más costosos, la inversión empieza a recuperarse al cabo de un par de años en el ahorro de servicios públicos, entre otros factores.

A esto le apostó un grupo de inversionistas que, en unas tres semanas, empezará a construir el Edificio Potenza, en el barrio Barzal de Villavicencio (cerca al Parque de Los Estudiantes) y el cual buscará obtener la Certificación LEED (Leadership in Energy & Environmental Design, por sus siglas en inglés), un sistema de certificación para edificios sostenibles, desarrollado por el Consejo de la Construcción Verde de Estados Unidos.

Según Sandra Janneth Rodríguez Rivera, gerente del proyecto, la inversión será cercana a los 60.000 millones de pesos e involucrará un área de 26.000 metros cuadrados, lo cual dimensiona el alcance de este edificio que renovará el paisaje urbano en el área céntrica de la ciudad.

“La idea inicial era poder ofrecer las oficinas administrativas al grupo Llanogás, Bioagrícola del Llano, Gases de Cusiana, Inversiones Alex, Acciones Empresariales e Inversiones Apache, quienes ocuparán la primera torre. Para la segunda torre, las oficinas estarán destinadas a instituciones que deseen tener sus sedes allí y ofrecer un ambiente fresco, natural y diferente a sus clientes y empleados”, explicó Rodríguez Rivera a Periódico del Meta.

El proyecto empezó hace cinco años con el desarrollo arquitectónico del proyecto y el trámite de las primeras licencias, lo cual administrativamente no fue fácil, menos aún en una ciudad que discutía el Plan de Ordenamiento Territorial.

“Se presentaron tropiezos pero desde el comienzo creímos que este proyecto valía la pena y la ciudad merece este edificio que también impacta desde lo social”, admite la gerente del proyecto.

Entre otras características, la construcción tendrá un sistema de manejo de aguas lluvias para ser utilizadas en riegos de zonas verdes y baños, terraza verde transitable para visitantes, sistema de ahorro de aires acondicionados, dos torres de 10 y cinco pisos respectivamente, cuatro ascensores panorámicos, locales comerciales y un auditorio para 500 personas.

Sandra Janneth Rodríguez aclaró que la altura de 10 niveles de una de las torres no estará dentro del cono de aproximación del aeropuerto Vanguardia y que en este aspecto ya están certificados por la Aeronáutica Civil que dio vía libre al proyecto del edificio.

La ejecutiva agregó que la construcción está programada para 36 meses y en el 2022 estará lista para ser inaugurada empezando, anunciando que ya el 68 por ciento de las oficinas está ocupado “Frente a otras ciudades, en lugares céntricos, y con proyectos tan vanguardistas y ecoamigables como este, el precio por metro cuadrado es económico”, puntualizó la gerente, quien agregó que este es un voto de confianza en la ciudad, en momentos en que pasa por problemas con la vía al Llano.