Controles para erradicar mataderos ilegales de carne de cerdo

Daza Daza también aseguró que en los próximos días, junto con el Invima, se iniciarán operativos por toda la ciudad para descubrir y erradicar los mataderos clandestinos de porcinos

Comerciantes de carne de cerdo y lechonerías tendrán que cumplir con todas las normas vigentes para la venta de este alimento o de lo contrario serán sancionados o sus negocios clausurados.

Así lo dio a conocer el director de Salud Ambiental de la Secretaría Local de Salud, Alejandro Daza Daza, tras confirmar que desde la semana anterior se ha logrado avanzar en el propósito de que los comerciantes de carne y los preparadores y vendedores de lechona se pongan al día con la documentación requerida para el funcionamiento de los locales comerciales y además hagan uso de las buenas prácticas en la manipulación y preparación de alimentos.

El funcionario indicó que luego de un encuentro realizado ayer lunes con propietarios de lechonerías, se acordó que todos asistirán la semana próxima al curso de manipulación de alimentos dedicado especialmente a este tipo de productos, además de agendar visitas a los locales para emitir el concepto sanitario requerido para que puedan seguir comercializando la lechona.

Daza también aseguró que en los próximos días, junto con el Invima, se iniciarán operativos por toda la ciudad para descubrir y erradicar los mataderos clandestinos de porcinos, pues se han detectado formas totalmente anti-sanitarias de sacrificio, además de poner en circulación carne de animales enfermos, la cual puede traer graves consecuencias para la salud humana.

Finalmente, dijo que el propósito de la administración municipal es evitarle inconvenientes a los comerciantes, pues en caso de intoxicaciones o enfermedades transmitidas por alimentos, ellos son los responsables de comercializar carne procedente de mataderos clandestinos, al igual que garantizarle a la comunidad, que la carne de cerdo o la lechona esté libre de cualquier tipo de patógenos que puedan poner en peligro el bienestar de toda la familia.

Por su parte Luis Alexander Laguna, preparador y vendedor de lechona, quien asistió al encuentro convocado por la Secretaría de Salud de Villavicencio, dijo que los comerciantes estuvieron de acuerdo con los operativos para verificar la procedencia de los porcinos sacrificados, que no sean robados y que la carne esté en buenas condiciones y hayan sido sacrificados legalmente. Agradeció también el compromiso de la administración de brindarles la capacitación y los talleres para ofrecer un producto en óptimas condiciones.