Damnificados por invierno en Guamal, protestan y mantienen cerrada vía de acceso al municipio

Desde hace varias semanas la comunidad de esta zona del Meta pide ayuda al gobierno para superar la crisis que vive el municipio del Guamal por cuenta del invierno.

Una tensa situación se vive en el municipio de Guamal.  Desde tempranas horas de la mañana de este lunes, habitantes de las veredas El Carmen, La Isla, Montecristo Bajo, Montecristo Alto, San Miguel y Pio XII, realizan una protesta sobre el puente del río Guamal por la crisis invernal que vive el municipio.

Guamal se encuentra en calamidad pública desde el pasado tres de mayo. Y aunque el Gobierno local ha intervenido para mitigar los estragos que dejan las fuertes precipitaciones  de las últimas semanas, son más de 300 las familias que se encuentran damnificadas y cientos los cultivos arrasados en esta zona.

Jorge Rojas, habitante de la vereda San Miguel, una de las más afectadas con la ola invernal, señaló que el detonante de la protesta es la falta de obras de prevención para contener las aguas del río Gumal, que en temporada de invierno inundan diferentes sectores rurales del municipio.

También es producto del temor que reina entre los habitantes de las veredas ubicados a las orillas de los caños Negros y caño Camelias, de que la emergencia invernal que  azota el municipio supere a la del año anterior y arrase con miles de cultivos.

“La falta de apoyo del gobierno departamental y los organismos que tienen el deber de atender la emergencia, así como un plan para enfrentar un fenómeno invernal como el que afronta el municipio, han elevado la crisis de centenares de familias de la zona”, señaló Rojas.

La situación es crítica. En la madrugada de este lunes se presentó una creciente súbita del río Guamal, que afectó a cinco veredas del municipio.  De acuerdo con los organismos de gestión del riesgo del municipio, son 50 viviendas afectadas, cuatro familias rescatadas y seis fincas inundadas.

Tras las protestas el Alcalde de Guamal, Cristóbal Lozano Caicedo, el Comandante del Departamento de Policía Meta, Nicolás Zapata, delegados de Cormacarena, del Cuerpo de Bomberos Voluntarios de Guamal y representantes de la comunidad afectada se reunieron con el fin de llegar a unos acuerdos que permitan que bloqueos como el registrado en la mañana en la vía principal entre Acacías y Guamal no se vuelvan a presentar.

Por el momento la protesta de la comunidad mantiene el paso suspendido hacia el Ariari. Las autoridades buscan conciliar para no tener que hacer uso de la fuerza pública debido a la obligación de mantener el orden público en el departamento del Meta.

Luego de analizar la situación con los organismos de socorro, el alcalde de Guamal hizo un llamado a la comunidad.

“De nuevo, le pedimos a la comunidad que tomen las medidas de precaución y que atiendan las recomendaciones de los organismos de socorro ante el aumento de las lluvias. Con el desbordamiento de los ríos se mantiene un riesgo latente de inundaciones y es necesario proteger la vida de los ciudadanos” puntualizó el mandatario municipal.