Última hora
Un menor de edad era cabecilla de un grupo de disidencias de las Farc
jueves, 18 de julio de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

Cruzar las líneas éticas | Editorial


Cruzar las líneas éticas | Editorial 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Se hizo viral esta semana, a raíz del escándalo de los audios de Armando Benedetti, la escena de la serie de televisión House of Cards en donde el protagonista, Frank Underwood, le reclama a Linda Vásquez, jefe de gabinete del presidente de Estados Unidos, la exclusión de su nombre como próximo secretario de Estado.

La alusión fue más que evidente y, sin ánimo de hacer spoiler, luego de conspiraciones y asesinatos, Underwood termina siendo el presidente de Estados Unidos. No creemos que Benedetti llegue a ser mandatario de los colombianos, pero lo cierto es que la ficción y la realidad nos muestran cómo se manejan los hilos del poder y hasta dónde la ambición puede llevar a personas sin escrúpulos.

La ficción como la realidad también nos muestra la peor manera de hacer política y las causas por las cuales la ciudadanía desconfía de quienes participan de ella. La manera en que han sucedido tan rápidamente las escenas de esta película (la de la versión criolla) refleja es que la corrupción no distingue si es de derecha, de izquierda o de centro, todos somos vulnerables a caer en sus redes, si no hay principios ni virtudes en las personas. 

Por eso aquello de “correr las líneas éticas”, famosa frase de un asesor en plena campaña del hoy jefe de Estado, era un mal precedente sobre el manejo del poder, porque evidentemente mientras el presidente puede tener las mejores intenciones, miembros de su equipo cercano, e incluso su hermano e hijo, se han encargado de desvirtuar los posibles buenos propósitos.    

El presidente no puede desestimar lo que está pasando y quienes ayudaron a elegirlo tampoco; el margen de maniobra es limitado y sembrando más discursos de odios entre clases o polarizando, será como tratar de apagar el fuego con gasolina.   

Lo que ocurre es muy grave e incluso las regiones ya empezaron a sentir sus impactos. El lunes pasado, en pleno escándalo, los gobernadores se quedaron plantados esperando la presencia del presidente Gustavo Petro o alguno de sus ministros, para hablar de un tema muy delicado: el deterioro de la seguridad en las regiones. Si no es atendida esta problemática, como ya lo han advertido varias ONG, líderes sociales y los mismos mandatarios departamentales, las elecciones de octubre no serán libres sino condicionadas por los grupos ilegales.   

Mientras tanto en los territorios, muy cerca, también se cocinan alianzas, se hacen acuerdos por debajo de la mesa y se comprometen cargos para ganar o mantener esa cuota de poder que se da desde lo local. Nos corresponde a los ciudadanos estar atentos para vetar en las urnas a quienes intenten “correr las líneas éticas” para acceder al poder. 

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales