jueves, 13 de junio de 2024
Particulares Pico y placa Jueves 5 y 6

Cubarral, potencia en turismo medio ambiental


Cubarral, potencia en turismo medio ambiental 1
RP
Redacción PDM

COMPARTE

El 2018 acabó de dejar al descubierto la potencialidad de este municipio para el turismo ecológico y de aventura, que además involucra a la comunidad.  Aquí les mostramos apenas dos.

La primera impresión al llegar al sector de Perroloco, en el municipio de Cubarral, y encontrarse parado frente a formaciones rocosas, donde confluyen todos los sonidos de la naturaleza, es de un lugar cálido, lleno de secretos, donde se encuentran experiencias inolvidables. Se llega a ese sitio viajando 15 minutos en carro desde el casco urbano. Allí, se esconde uno de los escenarios mejor guardados para los amantes de los deportes extremos y de aventura: el Ariari.

El miedo, o más bien las ansias de superarlo, es la primera sensación. El ruido incesante del agua golpeando contra las rocas y los remolinos sobre el centro y la orilla del río producen vértigo. Pero la adrenalina alimenta el deseo de encontrar nuevas experiencias.

Las aguas blancas del Ariari siempre se han dejado navegar. Pero aquí, en Perroloco, se crea el raudal más rápido Del Río.

“Por eso, hoy vamos hacer un tramo desde más abajo”, dice Edison Vargas, guía certificado por la IRF (International Rafting Federation), que ya es todo un ídolo en Cubarral y sus alrededores. Fue el que llevó el rafting a la región y puso a disfrutar a propios y turistas de la “agresividad” de las aguas, la adrenalina y la aventura extrema.

A eso de las 9:00 de la mañana, el equipo de aventureros, todos principiantes, está listo. Una charla de seguridad y maniobras, por si se caen al río, antecede la jornada. Armados con chaleco, casco y remo, ayudan a transportar la balsa, de cinco metros por dos, hasta la orilla del río.

Una vez la balsa está en el agua, Edison imparte las instrucciones. “ Si se salen del bote, mantengan posición de nado”. “Nunca suelten el remo”. “Agárrense de la cuerda de gallina”. “No pierdan la calma”. “Sigan las instrucciones del guía”. Y “por encima de todo, disfruten”.

Ya no hay forma de volver atrás. Sus ocupantes comienzan a ser arrastrados por el caudal y no queda tiempo para el miedo. El sol está en su máxima temperatura, pero no importa. La sed de aventura es más fuerte.

Los nervios se disiparon. El paisaje que bordea el río apenas se percibe. Todos responden a una sola voz: la del guía. “Remen, remen, remen”, se escucha. La tripulación dedica todas sus energías a sortear con éxito las corrientes y los vacíos que hay en cada caída. Ni siquiera hay tiempo para posar ante la cámara Gopro que graba la aventura.

Es un tramo de 10 kilómetros hasta el puente La Amistad. La experiencia es única y salvaje, pero segura. El descenso en rápidos de clase I y III (para principiantes) es suficiente para saber qué se siente. Para dejarse bañar por las olas, alcanzar el éxtasis y quedar sin aliento.

Después de varios kilómetros de aventura, de pasar rápidos y superar la “agresividad” de las aguas, la travesía termina. La satisfacción por el reto superado es total.

Las aves

El vuelo, coloridos plumajes y el canto de algunas aves endémicas de los Llanos Orientales, es lo que ofrece el aviturismo en el municipio de Cubarral a los “pajareros“ interesados en observar e identificar aves en su hábitat natural.

Y es que en este paraíso natural, ubicado apenas a 60 kilómetros de Villavicencio, se encuentra un pulmón de reserva conocido como Aguas Claras. Allí, el turista puede observar a lo largo de 2.5 kilómetros de extensión gallitos de roca, gansos del orinoco, el guamuco, la pava hedionda, el trogón, el paragüero, patos e íbices, entre otras especies, que crean un espectáculo de formas y colores que contrastan con el verde del Llano y que le permiten al viajero estimular los sentidos.   

Otro lugar por descubrir para los aficionados al avistamiento de aves es la reserva Las Palmeras, ubicada a 1.600 metros sobre el nivel del mar. En este sitio, rodeado de espesa vegetación, maleza, arroyuelos y algunas cascadas se podrá avistar el Loro Orejiamarillo, que en estos momentos se encuentra amenazado y está en un proceso de protección que adelantan Cormacarena, la Universidad Distrital y la fundación Cañón del Guatiquía.

Elvis Felipe Quintero Quintero, estudiante de tecnología en guianza turística y un reconocido pajarero del Meta, manifestó que aunque en Cubarral el aviturismo está apenas despegando, algunas empresas dedicadas al ecoturismo ya lo ofrecen entre sus servicios.

Una de esas empresas es Travesía Aventura, que opera en el municipio de Cubarral. Desde el 2012, con la ayuda  del Gobierno municipal y dedicados a la conservación y el turismo sostenible, esta empresa  intensificó la atención a los turistas interesados por esta actividad, que se desarolla desde tempranas horas de la mañana.

“Por lo general, el avistamiento de aves se hace desde muy temprano. La idea es aprovechar los rayos del sol para observar las aves, escuchar sus cantos y deleitarse con sus hermosos colores.”, señaló, Elvis Quintero Quintero.

Este joven, oriundo de Tebaida, Quindío, ha tenido la oportunidad de ver revolotear las aves durante los últimos años. Ha reportado cerca de 400 en Cubarral. Antes lo hacía por curiosidad, ahora lo hace porque es una pasión de la que vive. 

“Las salidas para el avistamiento de aves se hacen con un grupo de mínimo cuatro personas. Sólo requieren el uso de binoculares, cámara fotográfica, una actitud positiva y las ganas de vivir una experiencia inolvidable en este paraíso natural”, explica.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales