Cuídese, el dengue regresó

Las autoridades de salud continuarán con su labor de prevención y promoción, concientizando a las familias de combatir en cada casa la aparición del mosquito transmisor

La muerte de cuatro niños en el Meta, al parecer por dengue grave, sumado a la falta de prevención para eliminar los criaderos de los zancudos, generó de nuevo una alarma por dengue grave en Villavicencio y el departamento.

El Instituto Nacional de Salud confirmó que el fallecimiento de dos menores de edad, registrados en Villavicencio en las tres últimas semanas, fueron consecuencia de dengue grave. Ahora las autoridades han prendido las alarmas por el número de casos que sí han llegado a los puestos de salud.

Pese a lo anterior, el secretario de Salud del municipio, Jorge Hernán Mojica Molinares, descartó que al menos en la capital del Meta existiera un brote o epidemia de dengue hemorrágico.

“Tenemos un aumento de casos en sectores como La Madrid en donde se registran 35 personas afectadas por dengue, pero allí tenemos controlada la situación en 80% y en los próximos días estaremos llegando con fumigación por todo este barrio”, aseguró.

Por su parte Hilda Mateus, coordinadora del programa de Enfermedades Transmitidas por Vectores (ETV), confirmó que en la actualidad hay 462 casos de dengue en Villavicencio, de los cuales siete son dengue grave. Adicionalmente en el Hospital Departamental de Villavicencio se registraron las muertes de dos personas por dengue, una procedente de Mapiripán y otra de Puerto Concordia. En este mismo hospital se encuentra una menor de edad en cuidados intensivos procedente de Acacías.

“El dengue requiere de un especial cuidado en niños porque la enfermedad evoluciona rápidamente”, aseguró Hilda Mateus.

Agregó que, en Villavicencio, en el sector de La Madrid se visita casa por casa eliminando los criaderos del zancudo transmisor de la enfermedad, pero “se presenta un problema en las casas que están abandonadas o no están ocupadas, por cuanto no se puede ingresar a limpiar los tanques y eliminar los criaderos”, advirtió.

José Joaquín Pardo, epidemiólogo de la Secretaría de Salud de Villavicencio indicó que esta ciudad es hiperendémica para enfermedades como el dengue, sika y chikunguña, las cuales pueden ser muy incapacitantes y provocar graves consecuencias en mujeres embarazadas y personas comprometidas inmunológicamente.

“La mejor forma de evitar contagiarse de dengue y otras enfermedades transmitidas por vectores, es acabar con los criaderos de los zancudos, que se pueden encontrar en los patios de las casas o en los parques donde se encuentran elementos que pueden almacenar agua”, indicó el funcionario.

Algunas de las medidas que se deben adoptar para eliminar los criaderos de Mosquitos son: cambiar frecuentemente el agua de los bebederos de los animales y los floreros; tapar recipientes en los que almacene agua; eliminar basura y llantas de cualquier tipo en desuso; utilizar repelentes en áreas descubiertas del cuerpo, usar camisas manga larga y pantalones largos; usar toldillos o mosquiteros especialmente con personas enfermas y con los menores de edad; lavar frecuentemente los tanques especialmente debajo del fregadero; perforar las llantas en los parques infantiles y rellenar con tierra cualquier agujero para evitar que almacenen agua; organizar brigadas con los vecinos del sector para recoger inservibles en los lotes baldíos que afecten a todo el barrio.