Dos alcaldes del Meta fueron reconocidos por su compromiso con la niñez

foto: tomada de la Web

Hoy se llevó a cabo la premiación de Alcaldes y Gobernadores Pilos del país, concurso que realiza la Corporación Juego y Niñez. En el Meta fueron galardonados  los alcaldes de Villavicencio, Wilmar Barbosa y Cabuyaro, Luis Felipe Piñeros Rojas, por poner en marcha acciones encaminadas a mejorar el desarrollo integral de las niñas y los niños de su municipio.  

 Ellos abrieron espacios de juego y participación para ellos, incluyendo a los de zonas alejadas; crearon programas sostenibles; fortalecieron los entornos protectores para la niñez y promovieron la corresponsabilidad de estado, familia y sociedad, a través de la articulación interinstitucional”, señaló en un comunicado el jurado técnico de la Corporación Juego y Niñez, organización que desde hace seis años realiza el concurso “Gobernador y Alcalde más Pilo”.

El concurso, donde se destacaron ocho Alcaldes y dos Gobernadores del país, busca, entre otras cosas, motivar a los mandatarios de Colombia a dar espacios de participación a niñas y niños, y a crear de manera permanente y sostenible programas en pro de su desarrollo integral.

“El reconocimiento busca destacar a los gobernantes municipales y departamentales que le dieron un sentido amplio al homenaje de los niños y las niñas de sus territorios y que incorporaron el juego como un derecho que debe promoverse y garantizarse con una oferta de calidad y pertinencia”, señaló Ruth Camelo, directora ejecutiva de la Corporación Juego y Niñez.

Los criterios de selección estuvieron enmarcados en los cuatro hitos que propuso la Brújula 2018, guía para hacer la celebración:

  • La articulación entre diferentes dependencias de la alcaldía o gobernación para generar espacios de juego.
  • La voz y la participación de los niños  y las  niñas  en la celebración.
  • El papel de los adultos en la celebración.
  • La inclusión en la  celebración  de los  niños  y las niñas  de todos los territorios.

El reconocimiento fue entregado en el tercer y último día del VII Encuentro Internacional de Juego, Educación y Ludotecas: Entornos Protectores para la Infancia, que tuvo como eje las políticas públicas, lo cual le dio sentido al reconocimiento.  El encuentro fue convocado por Corporación Juego y Niñez, en alianza con la Universidad Minuto de Dios (Uniminuto).