Edición de mujer

Nuevamente tenemos la satisfacción de presentar esta edición especial en la que las mujeres son protagonistas absolutas de cada una de las páginas. Un esfuerzo de contenido editorial que hace Periódico del Meta y varias empresas, entidades y personas que se unieron para apoyar y que realizamos con mucho gusto pues cada vez con mayor entusiasmo confirmamos con historias y testimonios las capacidades que tienen ellas para sobreponerse y triunfar.


Como ha sido costumbre para el Día de la Mujer, el interés de este medio es entregar una edición impresa en el que las ellas sean la única fuente de información, pero además esta vez quisimos que estuviera lleno de ejemplos de resiliencia desde la más humilde hasta ejemplos de ejecutivas; también crónicas que son reflejo del trabajo diario que en una sociedad machista no son valorados y en los que muchas veces los mismos medios de comunicación pasamos por alto.


Claro, también abordamos el problema del acoso sexual y el feminicidio como expresiones de una sociedad decadente en la que la mujer sigue siendo tratada como un objeto o de pertenencia de alguien en particular. El caso de la joven Julieth Castañeda, quien apareció muerta en la antigua vía a Bogotá a principios de este año, y cómo su exnovio, un salvaje depredador, terminó matándola creyéndose dueño de ella y su entorno, son clara muestra de que muchos hombres están creciendo en medio de ambientes absolutamente primitivos en el que la opinión de las mujeres sencillamente no cuenta.


El pronto esclarecimiento de este aberrante suceso, por parte de la Fiscalía y la Policía, ofrecen luces de esperanza sobre la justicia y esperaríamos que otros asesinatos de mujeres puedan ser resueltos con la misma celeridad.


Si bien es cierto Colombia y en particular nuestra región han dado pasos importantes para cerrar la brecha de inequidades, aún falta mucho por hacer. La promulgación de políticas públicas y la creación de presupuestos públicos transversales al género, son pasos muy importantes pero no suficientes para pensamientos machistas.


Sin embargo consideramos que ese cambio de pensamiento debe empezar en casa, desde la crianza tanto de niños como de niñas, pues es en el hogar donde nace la necesidad de la igualdad y de ratificar cada día su importancia.


La visión que solo ellas pueden tener, en medio de las virtudes y defectos que como seres humanos poseen, ha ayudado a la construcción de estas páginas que hoy publicamos con orgullo y en las que buscamos no solo reflejar las capacidades de lucha de las mujeres sino la manera en que desde el periodismo podemos visibilizar más el esfuerzo que hacen.