viernes, 14 de junio de 2024
Particulares Pico y placa Viernes 7 y 8

El empresario 10/10 en resurgir


El empresario 10/10 en resurgir 1
Daniel Aranzazu
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Para llegar a la gloria tuvo que escoger entre abandonar comodidades o arriesgar todo y reinventarse.

Por Lina Herrera / Especial Periódico del Meta 

Si hay una palabra con la que Daniel Aranzazu puede describirse es: disciplina. El joven empresario que a sus 30 años logró convertir su emprendimiento de malteadas en una marca reconocida en la ciudad, sigue proyectándose en busca de llegar más allá no solo de manera empresarial, sino como persona.

Para llegar a la cima, tuvo que enfrentar varios tropiezos, de los cuales tuvo que escoger entre aprender de los problemas o desistir. 

Ha sido un proceso exageradamente largo y tortuoso. En redes sociales solo se muestra lo bonito que es, pero no se muestran las piedritas que se encuentran en el camino. Ha sido un proceso muy largo, ha sido un proceso de bastante sacrificio que me ha cobrado temas de salud, temas de mi tranquilidad, mi seguridad, pero ha sido un proceso bonito que me ha ayudado a crecer”, expresó el empresario mientras empezaba a recordar sus pasos que lo llevaron a emprender.

Pese a también ser propietario de una hamburguesería y vivir rodeado de una gran variedad de sabores de malteada, Aranzazu es totalmente ajeno al arte culinario, para sorpresa de muchos no sabe cocinar. Entró al mundo de la cocina sin siquiera estar en su proyecto de vida. Totalmente alejado de los ingredientes y la sazón, su gran pasión son los automóviles. 

Vivió su infancia y adolescencia en Villavicencio, se trasladó a Bogotá para iniciar sus estudios universitarios y allí entró al tecnólogo de mecánica automotriz del cual se graduó y ejerció: 

Fui ascendiendo en el tema de los concesionarios, tan así que alcancé a llegar a ser jefe de concesionario de un taller en Bogotá, exactamente la marca de Renault, pero para poder ser jefe de taller tenía que ser profesional, así que eso me llevó a querer estudiar el tema de marketing, también soy profesional en marketing. Ese es el inicio de Daniel antes de ser comerciante”, explicó.

Sipote Malteada llegó de una manera curiosa a su vida. Para graduarse de la carrera de marketing debía realizar una tesis, Aranzazu se fue por la creación de productos. Para escoger esta bebida como algo innovador se inspiró gracias a las malteadas de El Corral, las cuales considera sus favoritas y cree que son las mejores del mundo.

“Me pegué a esa línea por hacer algo rápido, entonces primer semestre: “cree un producto”, creé una malteada. Segundo semestre: “cree una empresa” entonces monté una empresa de malteadas. Esto me servía porque lo que era misión, visión, marco teórico, era simplemente ajustar todo a lo que venía haciendo. Tercer semestre: “sáquele el presupuesto a un producto” le saqué el presupuesto a la malteada y siempre iba como arrastrando lo que venía viendo en los primeros semestres, tan así que llegué al momento de hacer mi práctica entonces monto un negocio de malteadas. Al momento de exponer mi proyecto, más de 70 inversionistas estaban presentes y tres dicen ‘me interesa tu proyecto, como lo estás montando’ entonces ahí es donde dije si hay gente que realmente está creyendo en mí, que no me conocen, ¿por qué no montarlo?”, narró el joven empresario.

Sin embargo, tras el éxito de su exposición, el hacer totalmente real a Sipote Malteada, le costó un cambio trascendental en su vida. Tuvo que abandonar su comodidad en Bogotá, vender pertenencias como su auto, vivir durante un año en el local de su negocio y recibir económicamente lo que el negocio le dejara, llegando a ganar solo 400 mil pesos mensuales al inicio. 

La ‘cancelación’

Como se sabe, el emprendimiento logró el éxito, pero no se esperaba el momento de la ‘cancelación’ o el rechazo hacia el negocio y hacia su creador. El 2 de mayo del 2021, las redes sociales en Villavicencio empezaron a hablar de Daniel Aranzazu, y no de manera positiva. Señalaban al empresario de haber agredido verbalmente a un grupo de manifestantes en medio del paro nacional.

Cada acción tiene su reacción y siento que la vida se las equilibra, fue un comentario que se hizo y salió totalmente de tono, paso en mi camioneta, paro, hablo con unos amigos, me quedo un rato y al irme les digo ‘pónganse a trabajar en vez de estar perdiendo el tiempo acá’, a mis amigos, es la forma de chancearnos, un joven estaba ahí, publicó en redes que estaba agrediendo a los manifestantes. De ahí se desenvuelve este tema, nunca se me dio la oportunidad de ser escuchado”, recalcó.

Después de ese episodio, Aranzazu recibió amenazas y dos atentados en contra de su vida, disparándole en dos ocasiones saliendo de su negocio. Sin embargo, continuó con su negocio y siguió apostándole a su lado empresarial. 

Hace seis meses decidió darle una segunda oportunidad a 10/10, una hamburguesería que se encontraba mal financieramente, la compró y la reinventó hasta llegar al punto de tener la hamburguesa ganadora del Burger Master 2023 con “la sipotuda”. 

“Fue algo que me ayudó a volver a recuperar mi confianza y lo que soy yo”, puntualizó.

Entérese de toda la información a través del Fan Page de Periódico del Meta

Periódico del Meta en Twitter


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales