El joropódromo trae arte fallero

El arte fallero, una de las técnicas artísticas más utilizadas para la elaboración de esculturas exhibidas durante fiestas y festivales, llega a Villavicencio.


La inauguración del tradicional Joropódromo, una de las actividades de la versión 51 del Torneo Internacional del Joropo que se realizará del 26 de junio al primero de de julio próximos, estará engalanada por seis carrozas que exhibirán igual número de figuras referentes a mitos llaneros, obtenidas de la técnica fallera.

Este arte consiste en moldear el icopor, materia prima de las esculturas, hasta conseguir formas determinadas y coloridas. La técnica llegó a Villavicencio de la mano de Antonio ‘Toni’ Fornés, un hombre que trajo la tradición de su ciudad natal, Valencia (España), para enseñarle a los artistas locales el arte de las Fallas de Valencia.

Estas fiestas, que se realizan en el mes marzo en esa ciudad ibérica, fueron incluidas desde 2016 en la lista de Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad, por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco). Fornés ha diseñado la mayoría de figuras falleras que se exhiben en diferentes festivales del mundo; y ahora, desde abril, desarrolló en Villavicencio un taller con 25 escultores locales en un proyecto formativo para que haya un semillero de escultores falleros en el Meta.

La capacitación es organizada por el Instituto de Cultura del Meta que busca, entre otras cosas, que los artistas y escultores de la región aprendan conocimientos conceptuales y técnicos necesarios para elaborar esculturas de grandes dimensiones con esta técnica. “La idea de este proyecto, que culminó en su primera fase el pasado 11 de mayo, era impartirle parte de mis conocimientos a los artistas y escultores de la región, para que con estos conceptos técnicos se creen piezas de gran valor en la región como las que serán exhibidas durante el próximo Joropódromo”, señaló ‘Toni’, al tiempo que destacó que trabajar con artistas llaneros fue muy enriquecedor para su carrera.


“Estos artistas tienen un curriculum impresionante y la mayoría no había trabajado con el icopor, por lo que fue una experiencia llena de desafíos y gratificaciones”, anotó el artista español.

Para Diego Gutty, artista plástico y quien se encargó de que Toni’ Fornés estuviera al frente del proyecto formativo, es un placer que 15 de los 25 artistas que hicieron parte de ese proyecto formativo puedan exponer sus obras de arte en la apertura de la versión 51 del Torneo Internacional del Joropo, pues además de ser una vitrina turística nacional, servirá para posicionar a los escultores del Llano en este arte que hasta la fecha no se manejaba esta región del país.

“En el Joropódromo se van a presentar seis esculturas de tamaño mediano (de cinco metros de altura). Los mitos que se van a materializar por medio de este arte son: el Silbón, La Llorona, Juan Machete, Juan de los Ríos y Florentino y el Diablo”, dijo Gutty.

El director del Instituto de Cultura del Meta, Luis Horacio Vasco Suárez, indicó que con el proyecto formativo ‘Semillero de Escultores Falleros del Meta’, con el que se capacitó a 25 artistas de la región en este arte, entre abril y mayo, lo que se buscó fue “transferir los conocimientos conceptuales y técnicos necesarios, ciento por ciento gratuitos, para producir esculturas en arte fallero de gran formato a artistas locales, dirigido por un maestro internacional con experiencia en esta habilidad y en la elaboración de escenarios de gran formato en los diferentes festivales del mundo”, señaló el directivo.