El Meta será el primero en implementar proyecto para la paz y el desarrollo

Cerca de 12.000 millones de pesos es el aporte que la Unión Europea hará al proyecto Mascapaz-La Macarena, que busca contribuir a la paz y el bienestar de la población en el marco del cumplimiento de los acuerdos.

 

El objetivo es promover el desarrollo integral sostenible y el fortalecimiento institucional en los territorios afectados por el conflicto armado. Las intervenciones que se realizarán en el marco de esta subvención, a firmarse en el mes de abril, le apunta a los siguientes componentes:

 

Desarrollo económico local, que busca mejorar la productividad y la promoción de territorio con procesos asociativos y el mejoramiento de infraestructura. Incluye el mejoramiento de infraestructura y la construcción del puente colgante de Santa Helena

 

Medio ambiente y ordenamiento territorial, con el fin de apoyar el proceso de ordenamiento territorial y ambiental de las áreas priorizadas, fortaleciendo la participación e inclusión de actores.

 

Desarrollo Social y Cultura, se va fortalecer la cultura de paz por medio del diálogo entre actores multinivel, favoreciendo la inclusión de grupos vulnerables, mujeres rurales y minorías étnicas.

 

Gobernanza: Generación y fortalecimiento de capacidades asociativas, colectivas y empresas culturales para mejorar el arraigo.

 

Cada componente tiene unas acciones específicas que fueron construidas con la participación de la comunidad, las alcaldías y los diferentes sectores de los municipios beneficiados, Vista Hermosa, Mesetas, San Juan de Arama y Puerto Rico.

 

El Meta es el primer Departamento, de los cuatro beneficiados con este macroproyecto (Chocó, Valle del Cauca y Cauca) que va a recibir los recursos del Fondo Fiduciario de la Unión Europea para la Paz en Colombia, que se lanzó a finales del 2016, con un aporte total de 11 millones de euros, de los cuales 4 millones son para Mascapaz.

 

El Fondo es parte del apoyo financiero que la UE ha preparado para respaldar a Colombia en la nueva era sin conflicto con las Farc.

 

El instituto Sinchi es el gestor del proyecto, en el que participan los gobiernos locales, Cordepaz, organizaciones de productores y comunitarias, Cormacarena, PNN Orinoquia, Corpoamen, el Observatorio del Territorio de Unillanos, la Zona de Reserva Campesina Agroguejar – Cafre y la gobernación del Meta.

 

Los componentes y las acciones a realizar dentro del proyecto ya fueron socializadas a la Unión Europea, que manifestó su gran expectativa frente a las iniciativas propuestas, destacando el papel que las comunidades han cumplido en esta fase de preparación.