El próximo jueves habrá nuevo paro de maestros

Foto: tomada de RCN

La Federación Colombiana de Trabajadores de la Educación (Fecode) confirmó que este 9 y el 10 de mayo cerca de  7.000 mil docentes, en todo el departamento, cesarán actividades. La razón: el Magisterio insiste en el incumplimiento de los compromisos pactados el año anterior entre  (Fecode) y el Ministerio de Educación, en cabeza de Yaneth Gigha.

En esta oportunidad, los maestros  dedicarán  48 horas  para exigirle al  Gobierno Nacional que cumpla  los compromisos pactados en junio de 2017, tras un paro que duró 37 días: mejoras salariales,  una bonificación del 6% para este año, y la mejora de la infraestructura y alimentación para colegios que implementen la Jornada Única, entre otros aspectos. 200.000 estudiantes en todo Meta se verán afectados con la medida.

En la capital del Meta se tiene previsto realizar varias actividades, entre estas la concentración, el día 9 de mayo, frente a las instalaciones del operador de salud, MediSalud. Allí, los docentes reclamarán una mejor prestación en el servicio de salud. Además de asambleas en centros urbanos del departamento.

El 10 de mayo, 200 maestros de la región viajarán a Bogotá como delegación en la concentración que se llevará a cabo en la capital colombiana, con maestros locales y de departamentos aledaños como Cundinamarca, Meta, Tolima, Huila, Boyacá, entre otros. Mientras tanto en Villavicencio los demás maestros se concentrarán frente al SENA en el Centro Comercial Viva y desde allí marcharán al centro de la ciudad para terminar en MediSalud.

“El año pasado se firmó un acta con 25 puntos, ninguno se ha cumplido, por el contrario, el Gobierno ha sacado leyes, decretos, resoluciones que van en contravía con lo pactado, no han dicho nada de la salud, del agua potable, del saneamiento básico del pueblo colombiano porque el sistema nacional de participaciones se desvió el año pasado, no sabemos cómo se reparten los recursos, se debía aumentar siete puntos del PIB para inversión social y no se ha cumplido”, declaró Luis Gardenio Escobar, secretario de prensa de Adem.

Los puntos pactados el año pasado incluían el adelantar el proceso de ajuste del decreto 1278, un proyecto de ley para distribuir los recursos de lo antes llamado situado fiscal y así destinarlos a educación y salud, suspender la jornada única hasta que se garantizara las óptimas condiciones para implementarla, “sin embargo se viene imponiendo en varias instituciones donde los estudiantes tienen que aguantar hambre, comprar su almuerzo o llevarlo frío”, afirmó Escobar a periodicodelmeta.com.

El pasado 30 de abril se realizaron asambleas en varios municipios con el objetivo de motivar el paro en Mesetas, San Carlos de Guaroa, Lejanías, Puerto Rico y Puerto Lleras.