martes, 28 de mayo de 2024
Particulares Pico y placa Martes 1 y 2

El seguro regreso de los niños a la presencialidad en sus clases


El seguro regreso de los niños a la presencialidad en sus clases 1
El regreso a las aulas debe estar acompañado de los autocuidados.
RP
Redacción PDM

COMPARTE

Por Jairo Ospino. Epidemiólogo Cruz Roja Meta

Especial Periódico del Meta

Según el Ministerio de Salud, el regreso a las clases seguro que es en julio. Sin embargo, ¿qué tan seguro será?

Mediante resolución 777 de 2021 el MinSalud dio nuevos lineamientos para la reactivación
de varios sectores, entre ellos escuelas y colegios, organizando en el anexo técnico el
regreso a la presencialidad en todas las instituciones del país a partir del próximo 15 de julio.

Esto aplica en educación inicial, básica y media, educación superior y los servicios ofrecidos
por el Instituto Colombiano de Bienestar Familiar.

Al parecer el ingreso de los universitarios no causa gran preocupación a las autoridades de
salud, no así el de los niños: esto es lo que ha encontrado la ciencia en relación con el
Covid infantil.

Un estudio en Estados Unidos puede brindar pistas acerca de qué tan seguro es el regreso
de los menores de edad a las escuelas. EE. UU. cerró la mayoría de sus escuelas entre
marzo y abril de 2020, lo que se asoció con una menor incidencia de Covid-19. En agosto
y septiembre de 2020 las escuelas reabrieron, aunque muchas escuelas continuaron
enseñando de forma remota.

El análisis muestra que la reapertura física de las escuelas fue seguida por una mayor
incidencia de Covid-19 en las edades escolares, especialmente en las escuelas
secundarias. Los condados con reapertura remota no tuvieron una mayor incidencia. Sin embargo también se concluyó que el aprendizaje a distancia puede aumentar las
inequidades y reducir el monitoreo del creciente riesgo de suicidio.

Por otra parte, de acuerdo con una investigación recientemente publicada en Archives of
Disease in Childhood, existe una gran discrepancia en la tasa de casos y el pronóstico entre
los niños y los adultos mayores fundados en mecanismos fisiopatológicos que siguen
siendo desconocidos, tanto que hay un número significativo de menores sin síntomas o con
signos subclínicos que empiezan a sorprender.

Y aunque en un comienzo los niños llegaron a ser considerados como supertransmisores
del virus, estudios comunitarios generalizados hechos en Corea del Sur e Islandia han
encontrado que la infección de esta población en comparación con los adultos es
significativamente menor.

El seguro regreso de los niños a la presencialidad en sus clases 2
Los alumnos deben guardar las precauciones.

Lo mismo ocurrió en un análisis hecho en la ciudad de Vo, en Italia, donde se demostró que
al analizar el 86 por ciento de la población ningún niño menor de 10 años resultó positivo,
en comparación con el 2,6 por ciento de la población general, a pesar que varios infantes
vivían con personas con Covid-19.

En Colombia de todos los casos detectados, hasta el martes los menores de edad
representaban menos del 10 por ciento de los mismos y la franja de niños menores de 10
años representaba solo el 3 por ciento, diez veces menos que la franja por encima de los
50 años.

Las cifras corroboran que los niños se infectan menos, por tanto, contagian menos, por eso
la idea de tenerlos encerrados a cal y canto para evitar la contaminación no es buena.

En estos 16 meses de alejamiento de las aulas educativas, se ha comprobado que la
virtualidad no es un sustituto en el proceso de aprendizaje y socialización que los niños y los adolescentes experimentan en la educación presencial. A lo anterior se añaden los
atrasos de cientos de miles de estudiantes que carecen de los equipos y la conectividad
necesaria que les asegure recibir las clases virtuales de manera adecuada.

En ultimas quienes toman la decisión final de enviar a los hijos al colegio son los padres de
familia.

Para las escuelas y colegios se aconseja:
– Desarrollar protocolos de limpieza y desinfección de todos los entornos.
– En camino a la escuela hacer que los alumnos se sienten en asientos designados del
autobús escolar que estén bien separados entre sí.
– En el transporte escolar, mantener una ventilación adecuada: apertura constante de
ventanas. Si esto no es posible, usar el sistema de aire acondicionado, sin encender el
modo de recirculación de aire. Mantener el silencio en las aulas en lo posible y evitar el
consumo de alimentos.
– Establecer que sean los profesores quienes se cambien de aula, en vez de los alumnos.
– Evitar aglomeraciones a la entrada y salida de las instituciones y a la hora de consumir
y distribuir alimentos. Esto se hará con horarios escalonados.
– Fomentar que el distanciamiento físico sea de al menos un metro en las aulas.
– Hacer clases y actividades en el exterior lo máximo posible.
– Lavado de manos con agua y jabón periódicamente.
– Mantener grupos fijos de niños, niñas y adolescentes.
– Marcar el piso para enseñar a los alumnos dónde colocarse y qué recorridos seguir.
– Niños y niñas menores de 2 años no deben utilizar tapabocas de ningún tipo por riesgo
de asfixia.
– Siempre que sea posible, mantener puertas y ventanas abiertas.
– Uso permanente del tapabocas, preferiblemente quirúrgico.
– Verificar que los alumnos coman dentro de las aulas en vez de hacerlo en el comedor
o la cafetería.


RP
Redacción PDM

Periódico del Meta realiza una reserva expresa de las reproducciones y usos de las obras y otras prestaciones accesibles desde este sitio web a medios de lectura mecánica u otros medios que resulten adecuados a tal fin. Prohibida su reproducción total o parcial, así como su traducción a cualquier idioma sin autorización escrita de su titular.


Entérese de toda la información


Conéctese a nuestras redes sociales