El sueño hecho realidad de Damaris Barrera

Damaris Barrera, nació en el año 1971 en Cubarral (Meta), su infancia la vivió en el municipio vecino, El Dorado. Hoy es una creyente que disfruta su vida artística a plenitud.

A la edad de cuatro años, ya fantaseaba con ser una gran artista. Su afición la alimentaba con los objetos que la rodeaban en la finca donde transcurrió su niñez. “Mi madre me cuenta que me subía a la mesa del comedor, y me creía la estrella. Le decía a mi hermanito: ‘toque que yo soy la cantante’. Él con una tabla y yo con palos o tusas de maíz, nos creíamos en verdad los músicos”, expresó la llanera.

De niña en compañía de un pequeño radio tarareaba canciones de Claudia de Colombia y de Alci Acosta. La artista a través de estos juegos que aunque infantiles fue materializando un sueño que años más tarde con perseverancia se hizo realidad. Después de sus doce años, ya radicada en Acacías con su familia pasó una época difícil, debía trabajar y estudiar en jornada nocturna.

La intérprete ingresó a la academia ‘Así es Colombia’ de Ofelia Ramos donde inició como pareja de baile, pero su ímpetu, la inclinó a explorar el canto en la academia Manuel Antonio Blanco dirigida por el maestro Emilio Nieves. Después de un par de ensayos con el grupo musical el tallador de artistas reconoció su talento y la alentó con una sola frase: “Damaris usted podría llegar a ser una buena cantante sí se lo propone”.

“Me tomé esas palabras en serio, y empecé a cantar. Mi hermano Humberto Barrera, quien también es músico profesional, me motivaba muchísimo, ahora cuando nos encontramos él toca y yo canto”, afirma la artista, quien siente un profundo agradecimiento con su hermano por su apoyo incondicional.

Años después, la artista se trasladó a Villavicencio, donde su talento abrió puertas y empezó a cosechar reconocimiento. Su voz concursó en los festivales más representativos del folclor llanero, algunos como Festival Internacional del Cacho (Cumaral), Festival de la Canción Llanera (Villavicencio), Festival de la Cosecha (Granada), entre otros, donde obtuvo los primeros lugares en modalidades como voz recia.

Una vez dejó de concursar y obtuvo reconocimiento, compartió escenario con los grandes de la música llanera, Reynaldo Armas, Aries Vigoth, entre otros. La artista admiradora de Celia Cruz tuvo la oportunidad de compartir tarima con cantantes de otros géneros como Joe Arroyo.

Su trayectoria artística ha sumado ya varios trabajos discográficos. El primero fue un LP que lanzó en el año 1995 como solista, se titulaba Llanerísima, cuyo tema principal era “Así yo soy”, una canción que le dio posicionamiento en la música llanera. Su segunda producción musical la realizó con la agrupación femenina “Joropo y Son”, titulado “De película”.

El tercer trabajo fue un CD llamado “Un canto para el Amor” cuando era parte de  “Damas Duo”. Después vinieron algunas producciones de música religiosa católica como “Reconcílianos Señor” donde tuvo la oportunidad de cantar en diferentes géneros musicales. Luego vuelve a grabar como solista en el año 2012, y lanza  “Llanera Piel Canela” en la que dejó ver su faceta de compositora.  

Ahora anuncia su nuevo lanzamiento de su producción “Llanera Piel Canela” -Vol. 2 con su canción “Dormida”, inspiración de la compositora Sandra Torres. La letra tocó el corazón de Damaris desde el primer momento en que la leyó, generándole el compromiso de grabarla.

“Ustedes se identificarán con esta canción, porque quién no ha tenido la pérdida de un ser querido”, expresó la artista, quien confesó que a raíz de la muerte del esposo de la autora nace el tema musical.

La artista destacó este trabajo musical como uno de sus mejores “hijos”, “este tiene  más profesionalismo, y sentimiento. Viene con video musical y formato de cine”, afirmó. Destacó que su nueva producción es 100% metense, incluyendo sus locaciones. El trabajo fue acompañado por el grupo Cuerdas al Galope de Nano Robayo, y el artista Milton Medina.

Damaris espera que “Dormida” llegué a lo más profundo de los corazones de sus seguidores, y se identifiquen ante cualquier momento de dificultad.