Empujón a la vía Arimena-Carreño

Foto: tomada de la web

Gracias a la gestión de la Asociación Empresarial para el Desarrollo de la Orinoquia (Asorinoquia), directivos de esta agremiación empresarial tuvieron la oportunidad de reunirse con la vicepresidente Martha Lucía Ramírez, con el fin de entablar diálogos sobre la vía Puente Arimena – Puerto Carreño.

“Asorinoquia, junto con la Fundación ProPacífico, realizamos una presentación sobre la situación actual del proyecto, que tiene cinco tramos, de los cuales el 1 y el 5 solamente requieren inversiones en obras de mejoramiento.

La condición actual de la vía es deplorable y casi intransitable, debido al paso de vehículos pesados y maquinaria agrícola, empeorada por muchos años de inviernos sin intervención”, dijo Clara Serrano Castillo, Directora de la entidad. De estos tres tramos, el segundo se encuentra en ejecución de Estudios en Fase 3, que serán entregados al finalizar este año 2020.

Sin embargo, los tramos 3 y 4 requieren viabilidad de la Agencia Nacional de Licencias Ambientales para iniciar estudios en Fase 3. Los empresarios expresaron que dadas las actuales condiciones de la vía, se tiene muy bajo aprovechamiento de grandes extensiones aptas para actividades agropecuarias.

Según expusieron, el Vichada solamente aprovecha alrededor del uno por ciento e incluso el Meta, con mejor infraestructura, utiliza sólo el 12% de su potencial, que son muy bajos comparados, por ejemplo, con el Valle del Cauca que está alrededor del 50%.

“De acuerdo al estudio Beneficio-Costo que está llevando a cabo la Fundación Propacífico en alianza con la Financiera de Desarrollo Nacional (FDN), se estima que con la construcción de la vía se generaría una reducción en los costos de transporte, potenciando el incremento de la frontera agrícola nacional en 784.000 hectáreas en el escenario más conservador, y en cuatro millones de hectáreas en el escenario optimista, y permitirá que el país pueda sustituir importaciones en varios productos agropecuarios.

Actualmente Colombia importa 15 millones de toneladas al año, entre materias primas y productos terminados”, expresó la representante gremial. Por otra parte, en el mencionado estudio se estima que cuando la zona alcance su máximo potencial de producción, se generarán 250.000 empleos.

Estos argumentos fueron escuchados por Marta Lucía Ramírez, quien además dijo estar muy enterada de la situación y se comprometió a continuar buscando la financiación para el proyecto, en distintas fuentes de recursos, diferentes a las convencionales.

Fuentes cercanas a la ANI manifestaron que su presidente, Manuel Felipe Gutiérrez, también está muy comprometido con el desarrollo del proyecto. “La vicepresidente se comprometió con la creación de una Gerencia para todo el proyecto “Conexión Pacífico – Orinoquia. Esperamos que muy pronto nuestras solicitudes sean atendidas, para bien de la región y el país”, puntualizó la dirigente.