En febrero terminarían obras para normalizar suministro de agua en Villavicencio

Arreglos en la bocatoma de Quebrada la Honda, en el acueducto de Villavicencio, sitio conocido como La Garganta.

En siete diferentes puntos de la línea de aducción del sistema de acueducto de Villavicencio se realizan trabajos con el fin de acelerar la normalización del servicio de acueducto en esta capital, dijo el gerente de la
Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Villavicencio (EAAV),
Jaime Jiménez Garavito.

El directivo de la empresa dijo que a los daños producidos por el invierno el año pasado a la línea de captación, se suma ahora el bajo cauce de la Quebrada La Honda que disminuye el caudal de líquido para abastecer la ciudad, pero paradójicamente beneficia los trabajos para rehabilitar la tubería

Lea también: Avanza rehabilitación de la línea aducción del acueducto de Villavicencio

En la bocatoma, hoy los daños están solucionados con personal de la empresa y sin generar contratos particulares para que se pueda retomar el agua desde Quebrada La Honda, sin embargo faltan algunas obras de protección que se ejecutarán durante este verano, ya que los trabajos hidráulicos están solucionados.

Muy cerca está el sitio La Garganta, donde ocurrió la emergencia del 12 de mayo del 2018 y donde fue necesario diseñar y fabricar una gran cantidad de piezas especiales, porque ninguna existía en el mercado; el ciento por ciento de ellas están ubicadas en lo alto de la montaña, llevadas con helicópteros de la Fuerza Aérea Colombiana en varios viajes; actualmente se avanza en el sistema de cimentación del sitio, esperando que el 16 de febrero estén montadas y terminada la ejecución de los trabajos en este punto.

Seguidamente está el sitio Puente Azul, donde se detectó un daño cuya reparación tardará cuatro días; el alto volumen del afluente no lo permitía y ahora con la reducción del cauce, se ejecutará durante la primera semana de febrero, cuando pueda arribar el equipo.


En el río Guatiquía se encuentra el punto Carlos Julio, el más extenso y cuyas obras las ejecuta la Empresa de Servicios Púbicos del Meta, Edesa S.A., mediante gestión realizada por el alcalde Wilmar Barbosa, contrato que demandará costos por 1.280 millones de pesos, donde ya está construida la cimentación, la tubería está en el sitio, trabajos que demorarán unos ocho días para posteriormente recubrir la tubería, obras también programadas para la primera semana de febrero.

En el sitio Acuario ya está instalada la totalidad de la tubería y solo falta hacer las conexiones en los extremos, tarea que demandará ocho días de trabajos que se realizarán a comienzos de febrero.

En El Castrillo, donde la avalancha del río destruyó gran parte de la tubería, a la fecha ha sido imposible identificar la magnitud de os daños por la profundidad en que se encuentra la línea, teniendo en cuenta que es subfluvial, es decir por debajo del afluente y en los últimos días, luego de desviar el afluente porque se redujo su cauce, se busca la tubería que se encuentra a más de ocho metros de profundidad, así se evaluará la cantidad y la magnitud de los daños para ejecutar las reparaciones a que haya lugar y terminarlas el próximo 16 de febrero; sin embargo la situación al momento es incierta.

En el sitio La Ye hubo un desplazamiento en masa de la montaña, lo que ocasionó también la desconexión de un tramo considerable de tubería y por administración directa de la EAAV ya se ubicaron en el sitio dichos implementos para ejecutar los trabajos programados y terminarlos también en la primera semana de febrero.

‘EAAV no está en crisis’

El alcalde de Villavicencio, Wilmar Orlando Barbosa Rozo, reiteró que “no es cierto que exista caos financiero en la Empresa de Acueducto y Alcantarillado (EAAV), ni tampoco que se vaya a privatizar”; por el contrario, la entidad goza hoy de una altísima calificación financiera.

El mandatario local sostuvo que “la firma Fitch Raiting es una empresa líder mundial en servicios de información financiera con operaciones en más de 30 países, que realiza labores de calificación crediticia e investigación sobre riesgo, la cual realizó un estudio para evidenciar la capacidad de endeudamiento de la EAAV, y concluyó que podría llegar a ser de hasta 60.000 millones de pesos, sin correr riesgo financiero. Aunque la posibilidad de endeudamiento sea de esa cifra, a corte de diciembre de 2018 la entidad cerró con 22.000 millones de pesos y en enero, se generarán 13.700 millones de crédito para el plan de pérdidas”.

Tal vez le interesa leer la columna de opinión: ‘Agüita pa’ mi gente’

“Tampoco es cierto que la EAAV tenga deudas pendientes por pagar con una estación de servicio de la ciudad ya que al cierre de diciembre quedaron todas las obligaciones canceladas, tampoco hay maquinaria varada por falta de recursos para su reparación, al contrario, de las múltiples máquinas que tiene la entidad, solo una está en reparación eléctrica, las demás se encuentran en estado mecánico óptimo”, sostuvo el alcalde.